EL PAPEL DE ZAPATERO

La otra trifulca

La otra trifulca

· Por Violeta Yangüela ([email protected])

By Violeta Yangüela
martes 25 de septiembre de 2018, 09:10h
José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del gobierno español, ha sido el protagonista en el intento internacional de resolver la crisis de Venezuela a través del diálogo. El ex jefe del gobierno de España en visita reciente a Venezuela ha expresado que la intensificación en el crecimiento de la migración de Venezuela a otros países tiene mucho que ver con las sanciones impuestas por Estados Unidos y que han sido respaldadas por algunos países. La reacción a esas declaraciones no podía faltar.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro le da un consejo y le dice que “no sea imbécil”. Para Almagro Zapatero presenta el tope de la imbecilidad y el coordinador del grupo de trabajo de la OEA para la crisis de los emigrantes le responde a Zapatero que “es un pronunciamiento inmoral en contra de un pueblo que huye porque la dictadura le bloquea comida y medicinas. Es una burla a las familias que están separadas de sus presos políticos y exiliados y que la única causa del éxodo masivo es la dictadura de Nicolás Maduro”.

La Secretaria de Estado de Comunicación del Gobierno español le responde a Almagro y dice que se puede discrepar pero no perder el respeto y entrar en el terreno de insultos personales. Y más aún cuando se trata de un ex presidente del Gobierno de España.

Según el ministro de Exteriores de España, Zapatero se encuentra en Venezuela a título “exclusivamente personal”.

Decía Hugo Chávez y su Plan de la Patria que para el 2019 Venezuela debía ser una potencia económica. El resultado ha sido que el Plan de la Patria ha convertido a Venezuela en un país que exporta la miseria de sus millones de ciudadanos y esa “exportación” ha ocasionado una crisis en los países fronterizos.

Según los que llevan las cuentas, más de tres millones de venezolanos han abandonado su país y el 87% de la población vive en la pobreza con el 61% en la pobreza extrema, el 55% de los niños menores de cinco años sufren de malnutrición y desnutrición y el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica para el 2018 una inflación en Venezuela de un millón por ciento.

Las declaraciones y las frases de los responsables de la debacle venezolana no tienen desperdicios.

Para Nicolás Maduro todo es un montaje del imperialismo y de la prensa y para la vicepresidente Delcy Rodríguez “en Venezuela no hay crisis humanitaria, hay amor”.

Parecería ser que Almagro tendrá que agregar algunos en la lista de la imbecilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios