www.elmundofinanciero.com

LA VERDAD POR DELANTE

¡Es el separatismo, estúpido!

· Por Enrique Calvet, eurodiputado

lunes 04 de marzo de 2019, 08:43h
Enrique Calvet es eurodiputado.
Enrique Calvet es eurodiputado.
Habrán Uds. oído paladinamente que lo vergonzoso es que los políticos no se ocupen de la sanidad, la educación, el paro...y atiendan al problema del secesionismo. Esa dura acusación llega a su punto de extrema ridiculez cuando se achaca como terrible pecado a los separatistas racistas “à la manière Torra” de no atender su gestión cotidiana, por mucho que les regalemos dinero de nuestros impuestos vía FLA (porque nadie del planeta les va a prestar ni un tomín).

Pues esa es la fea manera de engañar de la que nos ocupamos esta semana.

Los graves problemas estructurales que asuelan España, y cuyas consecuencias padecemos cotidianamente (paro diferencial, endeudamiento exponencial, desigualdades crecientes, pobreza, desastroso modelo(s) antieducativo(s), invierno demográfico, retraso energético y tecnológico, etc.)

No pueden ser abarcados ni resueltos mínimamente si antes no se ha solucionado el problema esencial de crear España como un proyecto colectivo que de manera solidaria nos envuelve a todos.

No se puede pretender jugar bien al futbol si no se ha reconstruido el campo después del último terremoto.

Por eso en las próximas elecciones nos jugamos no mucho, sino todo. Pero no es baladí el engaño, de ocuparse de unos aspectos u otros cuando no somos capaces de cerrar pseudoembajadas en el exterior. Porque es una manera de banalizar absolutamente el mal y de seguir siendo cómplice indirecto del mayo problema que ataca la convivencia en España.

Poner el problema del secesionismo, sea en la región que sea, a la altura de problemas de gestión es equivocarse y equivocar. Lo primero es la raíz de lo que nos permite trabajar para mejorar muestra convivencia, si esta no existe, no habrá manera de mejorar nada. Por lo tanto, no caigamos en el engaño de preocuparnos por lo periférico y resolvamos de un a vez cumpliendo con el Estado de derecho lo esencial. Nuestra libertad y prosperidad depende de ser conscientes de que hay hoy en España algo mucho más transcendental que la gestión: la democracia de ciudadanos, libres, iguales y solidarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
1 comentarios