www.elmundofinanciero.com

ENCARRILANDO TU VIDA

Esperanza Abades, la excelencia de la mejor vidente de España

Esperanza Abades, la excelencia de la mejor vidente de España

· Como tarotista y como persona con la vocación de ayudar a los demás resulta muy satisfactorio ver cómo finalmente se atreven a ver un poco más allá y logran salir del bucle en el que se encuentran

miércoles 08 de mayo de 2019, 09:54h
Vivimos en una era en la que prácticamente no tenemos tiempo para pensar, sino para actuar. Las prisas y las obligaciones se apoderan de nuestro día a día, y a veces llegamos a olvidar quiénes somos o lo que estamos buscando. Tener la oportunidad de conversar con Esperanza Abades, una de las mejores tarotistas de España, ayuda a darse cuenta de que es posible vivir de otra manera. Que la vida no tiene por qué ser una tragedia, ni tampoco una lucha; solo debemos ser capaces de ver la realidad tal cual es, y no como nos la han pintado. O quizás, como nos empeñamos en pintarla.

Y si hay algo que Esperanza Abades sabe hacer es ver más allá. Como seres humanos hemos olvidado nuestra esencia, aquello que nos mueve, que nos empuja a continuar. Gracias a personas como ella podemos encontrar nuestro camino entre tanta incertidumbre. En esta entrevista, hemos querido conocer un poco más sobre el suyo, su trayectoria hasta hoy y su confianza para continuar desempeñando una labor de la que todavía hoy muchos desconfían.

¿Quién es Esperanza Abades?

Me gusta que me hagas esa pregunta en primer lugar. Antes de confiar en una persona, tendemos a necesitar conocer algo sobre ella. El miedo y las malas experiencias terminan por ponernos a la defensiva y cegarnos, y al final ya no podemos escuchar a nuestra voz interior.

Esperanza Abades es una mujer diferente, desde siempre. Cuando era adolescente me sentía abrumada por la cantidad de información que percibía de mi entorno, y no lograba entender cómo mis amigas tomaban decisiones tan poco acertadas. Tardé un tiempo en ser consciente de mis capacidades; de aceptar que tenía un don, digamos. En nuestra sociedad se cree aquello que se ve, salvo en la religión, pero yo sabía que lo que sentía era correcto y el tiempo terminó por darme la razón.

Hoy en día me mantengo fiel a mí misma, pero he sabido canalizar mi don para poder ayudar a los demás. Creo que lo más importante de conocer nuestras habilidades es poder ponerlas en práctica de una manera que sea útil o beneficiosa para todos.

Aprovechando que mencionas tu adolescencia, ¿cómo fueron estos años para una persona con la habilidad de comprender mejor a su entorno?

La adolescencia es una etapa complicada. Experimentamos muchos cambios, estamos desarrollando nuestra personalidad e intentando conocernos mejor a nosotros mismos. Durante esos años, como te comentaba, no tenemos del todo claro lo que sentimos, y en mi caso, podía llegar a sentirme desbordada de sensaciones. Podría decirse que tenía muchos presentimientos con respecto a las personas de mi alrededor o los acontecimientos de sus vidas.

En un principio me parecía algo entretenido. Luego, cuando empecé a ver que las cosas que yo había sentido pasaban, me asusté un poco. Pero algo en mí también me decía que no tenía que darle más vueltas sino seguir confiando. Y eso he seguido haciendo desde entonces.


Sabemos que fue gracias a un mazo de cartas que te regalaron tus amigas que te iniciaste en el tarot. ¿Cómo recibiste ese regalo?

Pues fue algo un poco inesperado, pero al mismo tiempo fue también una gran dosis de confianza. Ellas tenían problemas con sus parejas o los chicos con los que empezaban a salir, y yo solía darles mi opinión o aconsejarlas. Como era de esperar no me hacían caso en la mayoría de las ocasiones (risas). Pero con el tiempo se dieron cuenta de que estaba en lo cierto y comenzaron a escucharme un poco más.

Y así fue como decidieron hacerme el regalo. Estuvieron indagando un poco en el mundo de la videncia y consideraron que un mazo de cartas era lo que necesitaba. Y esa vez fueron ellas las que acertaron (risas).


Está claro que tus amigas valoraron tu ayuda. ¿Cómo es la que le proporcionas ahora a quienes acuden a ti?

Las cosas han cambiado bastante desde aquel entonces, por lo menos en lo que a las herramientas se refiere. Mi método, en cambio, sigue siendo muy parecido. Tengo la capacidad de comprender mejor el entorno de las personas o la causa de lo que están sintiendo. Además de mi don, es necesario formarse en muchos otros aspectos que te van a ayudar a comprender todo dentro de un contexto. Nadie se siente de una determinada manera porque sí; hay unos motivos detrás… Un desencadenante, una contradicción dentro de nosotros mismos… Ahora cuento con muchas más herramientas para poder explicar y ayudar a quien lo necesita.

Y en lo que se refiere a cómo es esta ayuda en sí, pues creo que ahí la esencia sigue siendo la misma. Como te decía antes, de nada nos sirve tener una capacidad si no sabemos cómo utilizarla. Somos seres sociales, y en una sociedad tenemos que ayudarnos los unos a los otros. Mi labor consiste simplemente en dar otra visión más acertada a quienes no consiguen encontrar una solución a sus problemas. Diría que soy algo así como una guía. Yo puedo darte las respuestas que necesitas, pero eres tú quien finalmente tiene que tomar las decisiones.


¿Hemos perdido esa capacidad para ver o no todo el mundo la tiene?

Esta es una pregunta interesante porque entran en juego varios conceptos. Todos tenemos la capacidad para ver más allá de lo que nos muestran nuestros ojos, pero a veces es más sencillo o más cómodo no mirar. Hay personas que sienten mucho miedo por diversos motivos y se aferran a aquello que las hace infelices. No entienden por qué, pero viven dentro de un hábito muy arraigado y ya no saben salir de ahí. Mi ayuda o la de mi equipo de videntes consiste en mostrarle un camino diferente. Podemos dar respuestas que quizás no sean las que se quieren oír o las más fáciles de asimilar, pero la vida está llena de obstáculos que debemos superar si queremos seguir avanzando.

Por otra parte, también hay quienes no son conscientes de lo que sucede. O quizás sí lo saben pero no confían en ellas mismas. Parte de nuestro trabajo consiste en ver a través de las personas; su mundo interior, lo que lleva dentro. Todos tenemos nuestra propia esencia, pero cuando la perdemos de vista, lógicamente todo a nuestro alrededor de vuelve oscuridad. Una vidente o tarotista está ahí para ayudarte a ver esa luz.


¿Qué te parece que te consideren la mejor tarotista de España?

Creo que siempre es positivo que se reconozca el buen hacer. Por desgracia, en este mundo hay muchas personas que se aprovechan de la vulnerabilidad de los demás. Y eso, a quienes tenemos un don, nos duele. Cuando alguien te llama es porque se siente desesperada ya que ha perdido el control sobre su vida y la capacidad para ver, como me preguntabas antes.

Como tarotista o vidente hay que ser responsable, y saber que estas personas están confiando en ti y en tu ayuda. No puedes jugar con sus sentimientos porque el daño podría ser terrible. A veces somos su última oportunidad, y quienes nos dedicamos por vocación a la videncia estamos aquí para ayudarles en todo lo posible y acompañarles en su camino hacia el despertar.

Que te consideren la mejor tarotista de España es todo un reconocimiento a nuestra honestidad. Hay muchas personas ahí fuera que pueden confirmar que las hemos ayudado, y al fin y al cabo, es su opinión y su felicidad la que cuenta.

También nosotros nos sentimos felices de poder realizar esta entrevista contigo. Una última pregunta, Esperanza. ¿Te sientes realizada con lo que haces o a ti también te falta algo?

Jaja! Esa es una pregunta con trampa. Todos tenemos siempre algo que trabajarnos. La vida no tendría sentido si tuviéramos todo claro desde un principio y no hubiese nada más que pudiéramos aprender. El Universo nos manda señales continuamente indicándonos hacia dónde debemos avanzar; el secreto está en saber identificar dichas señales y continuar con nuestro camino.

De nosotros depende ver las piedras del camino como un obstáculo o como un puente para cruzar hacia el otro lado. La realidad es la que es; nosotros solo podemos aceptarla y sacar de ella las lecciones que necesitamos para poder avanzar. Cuando nos encontramos con el mismo problema una y otra vez es porque nos hemos quedado estancados en el mismo sitio; frente a la misma piedra.

Como tarotista y como persona con la vocación de ayudar a los demás resulta muy satisfactorio ver cómo finalmente se atreven a ver un poco más allá y logran salir del bucle en el que se encuentran. Es es la diferencia entre quienes nos dedicamos a la videncia porque lo sentimos en nuestro interior y quienes persiguen otra finalidad.

Y aquí llegamos también al final de esta entrevista con Esperanza Abades, la mejor tarotista de España. Sin lugar a dudas, una persona que irradia serenidad y que transmite mucha confianza. Para contactar con ella o con su equipo de videntes, podemos llamar al teléfono gratuito +34 96 128 55 29. Los pagos se realizan de forma segura a través de Paypal o de una tarjeta de crédito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(1)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios