www.elmundofinanciero.com

PREPARAR UN BUEN BOCADILLO

¿Cómo es el bocadillo casi perfecto?

¿Cómo es el bocadillo casi perfecto?
Ampliar

  • El complejo equilibrio de sabores, texturas y colores que hacen que un bocadillo sea perfecto tiene que ver mucho con los ingredientes, sí, pero también con el pan

jueves 11 de julio de 2019, 12:18h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Un plato tan sencillo como un bocadillo puede llegar a convertirse en un gran recurso gastronómico especialmente durante las calurosas noches de verano en las que tenemos pocas ganas de complicarnos la vida con recetas interminables. Pero como en cualquier elaboración, para conseguir un bocadillo resultón, que no resulte pesado y monótono, debemos poner cuidado en la calidad de la materia prima y en la combinación de ingredientes entre los que el pan desempeña un papel fundamental. Por ello, Moncho López de las panaderías artesanas Levadura Madre, nos explica cuáles son los tipos de pan que mejor combinan con cada ingrediente.

Los bocadillos son una engañosa mezcla de sencillez y sofisticación, un pequeño tesoro culinario capaz de concentrar sabores únicos que por otra parte, han sufrido una gran transformación en los últimos años, no sólo en cuanto a los rellenos sino sobre todo en lo que respecta a los panes. Del típico pan de barra o baguette, hemos pasado a panes de semillas, germinados, avena, espelta… Conocer cuál es el pan más adecuado para cada ingrediente nos ayudará a conseguir la combinación perfecta.

Cinco panes para cinco bocadillos

El complejo equilibrio de sabores, texturas y colores que hacen que un bocadillo sea perfecto tiene que ver mucho con los ingredientes, sí, pero también con el pan. Un ejemplo de error a la hora de conjugar pan e ingredientes es el sándwich de jamón serrano. ¿Quién no ha experimentado alguna vez la desagradable sensación de morderlo, romper el pan de molde y llevarse una loncha de jamón entera? En este caso podemos decir que, aunque el jamón sea un ibérico extraordinario, el pan arruina la experiencia.

Para comprender mejor en qué debemos fijarnos para preparar un buen bocadillo, Moncho López, de las panaderías y coffee bakeries Levadura Madre, nos propone cinco combinaciones:


  • Embutidos italianos: “Para este tipo de sabores como el del salami o la mortadela, podemos buscar un pan tipo focaccia, o un pan que incluya aceitunas en la receta. Una buena mezcla puede ser mortadela o salami, con un queso tipo mozzarella, aderezados con un poco de tomate seco, aceitunas negras y rúcula fresca”.
  • Jamón: “En este caso hay que dar con un pan de corteza crujiente, con miga alveolada y sabor a aceite de oliva, como el pan de cristal. Si a este pan le sumas un buen jamón ibérico y le añades además un poco de tomate asado, puede que tengas el mejor bocadillo del mundo”.
  • Salmón: “Con este ingrediente hay que buscar un pan con sabor. En el norte de Europa este bocadillo suele prepararse con pan de centeno, pero creo que una mezcla de cereales en los que además de centeno incluyan cebada y avena es mucho más adecuada a los paladares mediterráneos. Si además de salmón ahumado pones unas cuantas espinacas frescas, pimiento rojo asado y crema de queso disfrutarás de un gran plato”.
  • Vegetal: “En esta ocasión hay que tener muy en cuenta las texturas de los ingredientes del relleno. Hablamos por tanto de utilizar un pan un poco más ‘soft’, que se sujete bien y que sea fácil de comer porque no tiene grasa. Un ejemplo de este tipo de pan es el multicereal y seguro que marida a la perfección con un poco de tomate fresco, zanahoria rallada, espinacas, queso feta y hummus”.
  • Pollo: “Cuando se elabora un bocadillo –y cualquier plato- hay que pensar no sólo en el sabor y la textura, también en la apariencia, porque casi siempre comemos con la vista. El pollo apenas tiene color por lo que hay que encontrar un pan que contraste y le dé vistosidad como el pan con semillas. El pollo puede acompañarse de unas láminas de calabacín a la plancha, queso brie y salsa de miel y mostaza”.

Estos son sólo algunos ejemplos de las miles de combinaciones perfectas que podemos encontrar de uno de los platos más populares del mundo. Desde que el Conde de Sandwich, allá por 1748, pidiera que le pusieran la carne entre dos panes para poder seguir jugando a las cartas sin mancharse los dedos, el bocadillo ha recorrido un largo camino sin perder nunca la popularidad y la practicidad con la que nació.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.