www.elmundofinanciero.com

BREVES :::>>> ÚLTIMA HORA

Abren al público diversas colecciones privadas en Madrid y Miami

El Palacio de Liria, propiedad de la Casa de Alba, en pleno centro de Madrid.
Ampliar
El Palacio de Liria, propiedad de la Casa de Alba, en pleno centro de Madrid.

· La capital española ha sido testigo de dos aperturas destacadas en el campo del coleccionismo privado: la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, de origen asturiano, se instala en un nuevo espacio próximo al eje del Paseo del Arte, mientras que el Palacio de Liria abre por primera vez sus puertas para exhibir la colección de los Alba

lunes 07 de octubre de 2019, 13:13h
En Miami, el coleccionista argentino Jorge M. Pérez ha anunciado la creación de Espacio 23, nuevo hogar de su acervo artístico, en el barrio emergente de Allapattah. Para visitarlo hay que esperar a primeros de diciembre. Madrid acoge dos de las aperturas institucionales más destacadas de los últimos días. La Fundación María Cristina Masaveu Peterson, que gestiona la colección asturiana del mismo nombre, llega a la capital y se instala en el número 6 de Alcalá Galiano, muy próxima al Paseo del Arte. Otro coleccionista que ha empezado a mostrar su acervo en Madrid es Carlos Fitz-James Stuart, Duque de Alba. Ha abierto el Palacio de Liria, que alberga la imponente colección de la familia. Se podrán contemplar, por primera vez, sus fondos pictóricos, que incluyen obras de los grandes maestros españoles, así como su biblioteca y archivo documental.

La exposición con la que uno de estos proyectos abre sus puertas es ‘Colección Masaveu. Pintura española del siglo XIX. De Goya al modernismo’, que incluye más de un centenar de obras, muchas de ellas inéditas. Compartirá espacio con las piezas de Jaume Plensa (Barcelona, 1955) y Blanca Muñoz (Madrid, 1963) que la fundación ha incorporado al edificio y se podrá ver hasta enero de 2020.

Ambas aperturas ponen de relieve la apertura del coleccionismo privado al circuito expositivo tradicional y el cambio de paradigma en la labor del mecenas, que ya no se limita a la financiación de obra: entra de lleno en la dinamización artística y cultural de la ciudad, en este caso Madrid.

El Palacio de Liria se encuentra en la calle de la Princesa, número 20. En una de las arterias más importantes de Madrid, rodeado de hoteles, edificios neoclásicos y algún cine, se oculta uno de los palacios más inaccesibles de Madrid. Justo detrás de unos barrotes oscuros y una zona ajardinada se levanta el Palacio de Liria, la residencia oficial de la Casa de Alba.

“Fue construido en el siglo XVIII. A diferencia de otros palacios de Madrid de la época, que se construyen alrededor del Paseo del Prado, el Palacio de Liria se levanta a las afueras de la ciudad y a la manera francesa, es decir entre jardines. Fue construido por varios arquitectos y lo concluye el gran Ventura Rodríguez. Es uno de los edificios neoclásicos más importantes de la arquitectura civil madrileña y de hecho algunos expertos afirman que es el único que puede armonizar con el Palacio Real”, afirma Álvaro Romero, director cultural de la Fundación Casa de Alba.

Dos incendios intentaron acabar con sus muros. Uno en el siglo XIX y el peor, el 17 de noviembre de 1936, durante la Guerra Civil. El incendio fue tan voraz que solo quedaron en pie las cuatro fachadas. Jacobo Fitz-James y su única hija Cayetana, residían en Londres y la mayoría de los tapices, pinturas y demás obras artísticas habían sido retiradas y guardadas en otros edificios más seguros como la embajada británica o el Banco de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios