www.elmundofinanciero.com

QUE TODO SALGA BIEN

Los mandamientos del evento corporativo

Los mandamientos del evento corporativo
Ampliar

· Cada vez son más las compañías que apuestan por estas actividades, puesto que aumentan la visibilidad y mejoran la reputación de la empresa al exterior

viernes 18 de octubre de 2019, 10:52h
La empresa y todo el amplio mundo que la rodea está evolucionando a un ritmo tan frenético que ya no solo se caracteriza por el simple binomio directivo-trabajador. El concepto de jerarquía vertical se inclina cada vez a mayor velocidad, en muchos casos derivando ya a una estructura horizontal, y ese mismo proceso se extrapola también en la concepción que quiere ofrecer la compañía al exterior, una imagen más global, incluso más empática. Dicho de otro modo, cada vez es más relevante la imagen que ofrece un proyecto empresarial, no solo el producto o el servicio que brinda.

Este contexto, precisamente, ha incentivado la proliferación de los eventos corporativos, unas herramientas hoy en día fundamentales para dotar de visibilidad y mejorar la reputación de un negocio o una marca. Ahora bien, organizar una actividad de estas características no es, para nada, una tarea fácil.

Uno de los primeros aspectos a tener en cuenta es la ubicación. Es decir, saber dónde se va a celebrar dicho evento empresarial. Es primordial acertar el mejor local posible, dado que el éxito de la actividad depende, en gran medida, del espacio donde se realice. En este caso, existen plataformas muy recomendables como Privateaser, un buscador de locales que brinda un enorme abanico de posibilidades a los usuarios, especialmente en grandes ciudades como Barcelona o Madrid.

No obstante, con la reserva del espacio realizada los deberes continúan. Así pues, hará falta definir el objetivo del evento y sus características de formato. La duración, la restauración o el sonido son algunas de las cuestiones que se deben tener en cuenta desde un primer momento para controlar el desarrollo de la actividad, que siempre es útil que ceda protagonismo a la creatividad y originalidad.

El siguiente paso es la planificación, que debe tener en cuenta los aspectos logísticos y también el contenido y la misma promoción del evento. Por tópico que parezca, es de vital importancia establecer un documento global para todas las personas que confeccionan el equipo, un informe que sirva para que todos puedan observar la lista de tareas establecida y el panorama general, aspectos que deben aparecer bien definidos en el presupuesto. Por otro lado, de igual importancia es el contenido, dado que es de capital importancia que los temas que se vayan a tratar, y la forma de exponerlos, sea la más adecuada dada las respectivas circunstancias.

Además, desde la organización también se tendrá que tener en cuenta el uso de las crecientes nuevas tecnologías, cada vez más omnipresentes en actos de esa índole, así como la asignación de responsabilidades: no solo en la fase de preparación, también durante la celebración del mismo evento. Dichos aspectos deben preceder otro factor significativo, la comunicación del evento. En este caso, es muy importante que se establezca un buen flujo comunicativo antes, durante y una vez la actividad haya terminado. Para conseguirlo con éxito hará falta hallar el mensaje clave, el que se tendrá que transmitir por los distintos canales informativos para llegar a los receptores objetivos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios