www.elmundofinanciero.com

ANÁLISIS DE MONEX EUROPE

Factores favorables para el euro en la crisis del coronavirus

Factores favorables para el euro en la crisis del coronavirus

  • Por Olivia Álvarez, analista de Monex Europe

sábado 18 de abril de 2020, 08:50h
La curva ya rebasó su peor momento. Los países europeos más afectados por la propagación del coronavirus continúan mostrando señales de que el pico de la curva de la pandemia ha sido rebasado. Italia, España y Francia reportan cifras decrecientes del número diario de fallecidos y nuevos infectados. En cambio, existe mayor incertidumbre en la evolución de la trayectoria del virus en otros países como el Reino Unido, los EE.UU. y varios países emergentes.
Plan de recate de la Unión Europea en marcha. Después de varias rondas de discusiones fallidas, los Ministros de Finanzas de la Eurozona finalmente acordaron una respuesta de política coordinada para mitigar el impacto económico del coronavirus. Aunque el paquete descarta la emisión de títulos de deuda conjunta -los llamados “coronabonos”- que algunos países estaban reclamando, la conclusión de un acuerdo que elimina los requisitos de condicionalidad para la emisión de créditos es un factor positivo para las economías más afectadas y con una situación fiscal doméstica más delicada. Específicamente, el acuerdo incluye:

Líneas de créditos del Mecanismo Europeo de Estabilización de hasta el 2% del PIB sin condiciones, para gastos directos o indirectos relacionados con la crisis de la pandemia.

Incremento de la capacidad de préstamos del Banco de Europeo de Inversiones a través de la creación de un fondo de €25-€200 mil millones para financiar créditos a PYMEs.

Fondo SURE de la Comisión Europea de €100 mil millones, para financiar préstamos temporales a los esquemas de seguro al desempleo de los estados miembros.

En adición, se acordó la creación de un fondo de recuperación para la etapa post-virus, aunque no se delinearon todavía los detalles. Para este fondo se dejaron las puertas abiertas a la emisión de deuda conjunta por tiempo limitado, así como la posible integración del fondo a las discusiones del presupuesto fiscal del próximo septenio. En cualquier caso, el planteamiento de planes de recuperación adicionales pone en evidencia que las medidas implementadas hasta el momento son insuficientes para revertir la imperante crisis económica, por lo que se requieren mayores esfuerzos.

Alemania reacciona con mayor repidez. Los planes de estímulo económico en Alemania se han filtrado con mucha rapidez a los diferentes sectores de la economía, a diferencia de otros países donde el rescate se ha demorado más en llegar a los sectores afectados. Alemania se ha mantenido típicamente en una severa línea de austeridad fiscal, por lo que el decisivo apoyo fiscal ante la inmediatez de la crisis tiene un efecto favorable.

El gobierno ha puesto €1 billón a disposición de garantías estatales, préstamos y transferencias directas de capital a las empresas, al tiempo que ha flexibilizado el acceso a la protección salarial de los trabajadores. Berlín ha entregado €1.3 mil millones a autónomos y pequeños negocios, procesando 140 mil aplicaciones en solo pocos días. En cambio, el apoyo económico en otros países ha sido menos expedito. En el UK, una encuesta revela que solo el 1% de las empresas han realizado aplicaciones exitosas de créditos de emergencia. En EE.UU. el programa de apoyo de créditos a PYMEs ha generado confusiones y retrasos considerables.

Severa crisis anticipada. El impacto económico de la pandemia parece estar más descontado en la Eurozona que en otros países del mundo. Mientras los líderes europeos reconocen abiertamente la considerable recesión económica que se derivará del virus y del bloqueo parcial de la economía, las autoridades de otros países aún mantienen una estela de duda sobre la potencial severidad de la crisis. Según el consenso de Bloomberg, la Eurozona experimentará en 2020 la segunda peor contracción de la actividad económica del mundo, de -3.4%. Este pobre nivel de expectativas hace menos probable la revisión bajista de los pronósticos en comparación con otras economías.

Recuperación del precio del crudo limitará espiral deflacionaria doméstica. El reciente acuerdo de los grandes productores de petróleo a nivel global para reducir 9.7 millones de barriles al día evitará que los precios de la materia prima continúen colapsando. El precio del crudo se ha recuperado más de un 40% desde los mínimos de 18 años a finales de marzo, aunque aún cotiza casi un 50% por debajo de sus niveles medios del último semestre. No obstante queda gran incertidumbre acerca de la estabilidad del sector en los próximos meses, debido a que la oferta global del crudo todavía podría rebasar la demanda a pesar de estos recortes.

A pesar del delicado contexto que atraviesa la Eurozona, el euro toma una aparente tendencia al alza en los últimos días a raíz de estas noticias relativamente positivas. En cualquier caso, desde inicios de febrero la divisa interrumpió notablemente la trayectoria “plana” con que fluctuaba anteriormente, y ahora opera con un amplio margen de volatilidad, superior al 8% intra-semanal. Previendo un extenso y asimétrico impacto macroeconómico a nivel internacional derivado de la pandemia y una gran incertidumbre sobre la reacción de la economía global a las diferentes acciones de política económica, el mercado de divisas deberá continuar operando en amplios rangos de volatilidad en los próximo meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
1 comentarios