www.elmundofinanciero.com

GARANTIZAR CALIDAD DE VIDA

Una alternativa para garantizar el cuidado de nuestros mayores

Una alternativa para garantizar el cuidado de nuestros mayores

· Compañía y atención: todo lo que necesitan las personas de la tercera edad

viernes 24 de abril de 2020, 10:01h
Las residencias de ancianos se han convertido en una oportunidad para garantizar la calidad de vida que las personas mayores merecen, ofreciéndoles un servicio en el que puedan preservar su libertad, pero con la seguridad de que serán atendidos en el momento oportuno. Con instalaciones modernas y un equipo de profesionales multidisciplinario, estos centros se han convertido en una alternativa para cuidar el bienestar de nuestros seres queridos.

Compañía y atención: todo lo que necesitan las personas de la tercera edad

Llegar a la tercera edad ya no tiene que ser una preocupación. Entrar en esta fase de la vida representa que la persona ha recorrido todo un camino en el que ha trabajado, formado una familia y vivido una gran cantidad de experiencias que los han llevado hasta ahí. Por lo que retirarse, representa que ha llegado el momento de disfrutar de la calma y la atención necesaria que garantice la calidad de vida que todos merecemos cuando somos ancianos. En este sentido, la Residencia Olimpia, ubicada en pleno centro de Bilbao, se ha convertido en un punto de referencia como centro residencial urbano por su atención, comprensión, dedicación y respeto a cada uno de sus residentes.

Para muchas de las personas mayores, el momento en el que sienten que empiezan a perder sus capacidades para valerse por sí mismos representa uno de los mayores temores que se pueden presentar en la vida. Además, en algunas ocasionas llegar a la tercera edad también significa afrontar la soledad y el aislamiento en los casos en los que los familiares no pueden convivir con ellos. Ante estas circunstancias, la alternativa de ingresar a una residencia que ofrezca la compañía y la atención que cada persona merece es una solución a muchas de las preocupaciones, tanto para los ancianos como para sus familiares.

Ciertamente los tiempos han cambiado y las residencias para ancianos no han sido la excepción. Hoy en día, se pueden encontrar centros, como el que se encuentra en Bilbao, que cuenta con instalaciones modernas y funcionales que permiten a cada persona llevar una vejez activa y con autonomía, con el objetivo de estimular la salud emocional y brindarles a los familiares la tranquilidad de que sus ancianos se encuentran en un sitio seguro con un entorno agradable.

Las residencias para ancianos se han modernizado

Hablar de una residencia de ancianos no tiene que ser motivo de pensar en aislamiento, abandono o soledad, al contrario, la modernización de este tipo de infraestructuras ha permitido crear un ambiente agradable en el que incentivan a las personas mayores a compartir entre ellos y a llevar una vida activa, con el acompañamiento de un equipo de profesionales que está dispuesto a atender sus necesidades en todo momento.

El objetivo principal de estos centros es ofrecer bienestar y calidad de vida a las personas mayores en un ambiente en el que se propicie el respeto, se les escuche con atención y se les brinde un acompañamiento personalizado para cubrir sus necesidades sanitarias y emocionales. De esta manera, el concepto de vejez evoluciona y se transforma en una etapa destinada a la relajación, libre de las preocupaciones cotidianas y con el tiempo suficiente para que puedan dedicarse a las actividades recreativas que le generan placer.

Una de las razones que ha convertido a la Residencia Olimpia en Bilbao en un centro de referencia, es el hecho de que busca preservar la inmersión social de los ancianos. Por este motivo, han optado por una ubicación en pleno centro de la ciudad, ya que creen en que parte de la tranquilidad emocional está relacionada con mantener una conexión con las personas y los lugares que han formado parte de su entorno durante toda su vida. Es un concepto moderno de geriátrico que concibe la vejez como una etapa nueva de la vida en la que se debe adaptar el estilo a las necesidades de la persona y no como motivo de aislamiento por las incapacidades que aparecen con la edad.

Todos los servicios para garantizar la calidad de vida

La atención integral viene unida a la noción de calidad de vida que se le quiere ofrecer a los ancianos en estos centros, por lo que acudir a una institución que cuente con un equipo de profesionales multidisciplinarios es la mejor manera de obtener todos los servicios para garantizar la salud física y psicológica de las personas mayores. En este sentido, podemos decir que el centro ideal es aquel que tiene la capacidad de ofrecer una atención asistencial personalizada, un servicio sanitario apropiado, un acompañamiento psicológico cercano y, por supuesto, una atención directa que le permita a los profesionales cuidar y curar a nuestras personas mayores a partir de la comprensión y el conocimiento de la historia de cada uno.

Esta dinámica permite que cuando una persona mayor ingresa a una residencia para ancianos sienta una acogida cercana, en la que pueda encontrar un espacio que puede llegar a hacer suyo, porque debemos recordar que dejar el hogar no es fácil en ninguna etapa de la vida. Desde este punto de vista, la atención integral busca suministrar todo el apoyo a cada residente en cada uno de los aspectos que nos determinan como individuo, es decir, abarca la atención física, psíquica, social y funcional, para que cada anciano pueda preservar su autonomía y recibir la atención que necesitan.

Las residencias para ancianos con esta filosofía moderna como la ya citada anteriormente, en la que se preocupan de forma integral por el cuidado de sus residentes, nos ofrecen una alternativa para garantizar el cuidado de nuestros mayores con la tranquilidad de que se encontrarán en un centro en el que podrán recibir la atención que ya no es posible suministrarles en casa. Se trata de una perspectiva humana y cercana en la que se entiende a la vejez como una etapa importante de la vida y no como la pérdida de independencia que tanto asusta y deprime a muchos. En conclusión, podemos decir que es una lucha contra el aislamiento de los ancianos mediante una inserción social que se adapta a sus capacidades.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios