www.elmundofinanciero.com

EL GOBIERNO, EVADIENDO DAR LA CARA

Fernando Simón ha sido durante meses la única voz del gobierno de cara a los españoles.
Ampliar
Fernando Simón ha sido durante meses la única voz del gobierno de cara a los españoles.

La vacuna de la gripe y el dogmantismo del gobierno

· Por Juan Antonio Zuriarrain

sábado 17 de octubre de 2020, 09:15h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Si algo caracteriza a éste Gobierno es su dogmatismo político, aunque ello suponga descontroles económicos y organizativos, y provoque malestar en los ciudadanos. La sanidad como la educación, han venido funcionando, solapándose lo público con lo privado y funcionando armónicamente y de la mejor manera posible. Ya hemos vivido el dogmatismo en la educación a favor de lo público sin medir ninguna consecuencia. En la sanidad ocurre lo mismo y todo se traduce en un dogmatismo de lo público aunque perjudique al funcionamiento del sistema y encarezca el coste para el Estado innecesariamente.

Voy a centrarme en el desastre existente en la vacuna de la gripe. Empezando por la propaganda en verano de lo necesario que era adelantar el periodo de vacunación para salvaguardar la coexistencia de la gripe y el covid. Todo ha sido propaganda vivo en Málaga y la vacuna ha empezado a dispensarse el 14 de Octubre, pero solo en la Sanidad pública, el Estado ha retenido todas las vacunas y no se puede comprar en las farmacias, con lo que parte de la población que no hacía uso del sistema público de salud no puede vacunarse.

Los que se vacunan en los ambulatorios son solo los mayores de 65 años en primera instancia, a mí el día 8 me han dado fecha para el 29, después de no atender el teléfono, tener que ir al centro de salud, hacer una cola de 2 horas de pié siendo minusválido. Todo un placer como se imaginan.

Después vendrán el personal que por necesidad o por enfermedad lo necesiten, y el resto veremos cuando.

Aparte del mal funcionamiento mencionado por falta de medios y el exceso de pacientes, el Gobierno dilapida un dinero que podría ahorrarse, ya que hay personal que compraba la vacuna en el farmacia y se ponía por su cuenta la inyección, si había dos millones de personas que lo hacían, a un coste de 10 euros vacuna nos encontramos que los gestores del Gobierno gastan 20 millones de euros de nuestro dinero por su dogmatismo de lo público.

Además de colapsar aun más el sistema público de salud. Dos millones de personas más llamarán telefónicamente inútilmente, irán a los centros de salud para pedir cita y a vacunarse, cargando innecesariamente a los profesionales del sector. Y dando peor servicio a los usuarios, unos por el incremento de enfermos, otros por las incomodidades recibidas.

Además los farmacéuticos pierden una clientela importante, y acusan pérdidas económicas irreversibles. Las grandes empresas que antes vacunaban a sus empleados no podrán hacerlo y el coste del absentismo crecerá, cuando podía ser evitable.

Pero porque este desastre, cuando todo podía ser como años atrás, que funcionaba con eficacia y libertad. Quien quisiera iba a lo privado o a las empresas, y quien no pudiera tenía lo público más liviano y ágil. Además el Estado ahorraba dinero, las empresas también y los profesionales del sector ingresaban más. Todo es por anteponer Iglesias (con el consentimiento del PSOE) el dogma a la eficacia y a la economía, o sea el dogma de lo “publico” está por encima de cualquier otro valor.

Para rematar la faena y esto lo veremos, al final es Gobierno se quedará con unos cuantos millones de vacunas sin poner, dilapidando el dinero y en contra de la salud de los españoles, que verán cómo este año la incidencia de la gripe será superior al de años precedentes y se superpondrá al covid.

La cesión en lo dogmático de Sánchez a Podemos le puede parecer nimio, pero es mucho más peligroso de lo que alcanzamos a prever, es dramático.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios