www.elmundofinanciero.com

NUEVO SENTIDO A LA PENSIÓN DE VIUDEDAD

El Gobierno se plantea aprobar una pensión de viudedad según el nivel de renta
Ampliar

El Gobierno se plantea aprobar una pensión de viudedad según el nivel de renta

· El Gobierno sigue desvelando las líneas maestras del Pacto de Toledo, una serie de acuerdos que crearán un nuevo contexto de las pensiones en España

jueves 12 de noviembre de 2020, 11:15h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Entre los diversos puntos de esta gran reforma, cobra protagonismo la pensión de viudedad, una prestación cuyas condiciones han quedado obsoletas y que es necesario adaptarlas a los parámetros actuales. Los motivos que inspiraron esta medida en su origen han cambiado conforme la sociedad ha evolucionado, por lo que desde las instituciones gubernamentales se plantea la opción de crear una pensión de viudedad según el nivel de renta. En este sentido, es importante conocer los cambios que se han puesto sobre la mesa para crear un nuevo paradigma en cuanto a la pensión de viudedad. La más destacada de estas posibles modificaciones, como se ha comentado con anterioridad, será el cambio de la forma de calcular la prestación.

Este nuevo método provocará que la cantidad a recibir en la pensión de viudedad se establecerá según un baremo que tendrá como referencia el contexto económico de la unidad familiar donde se integre el solicitante. Dentro de esa situación financiera que se deberá evaluar de forma exhaustiva entrará, además del volumen de ingresos y gastos, otros aspectos como la edad del beneficiario, gastos derivados de la situación familiar o si recibe otro tipo de prestaciones públicas, entre otros condicionantes.

Un nuevo sentido a la pensión de viudedad

El objetivo primordial del Pacto de Toledo es actualizar las pensiones a la realidad social de nuestro presente. Por ello, la pensión de viudedad cobra especial importancia. Es importante tener en cuenta que, según datos oficiales, la edad media de los solicitantes ha aumentado en los últimos años, lo que obliga a repensar las necesidades que los beneficiarios puedan tener. Todo ello, también con la meta de proteger al mismo tiempo el sistema de pensiones y llegar a una estructura más justa y social.

Es más, dentro del Pacto se establece la necesidad de ofrecer una prestación que garantice a los beneficiarios una cobertura completa de sus necesidades. Se trata de un paso importante, sobre todo para unidades familiares con pocos recursos económicos o incluso para jubilados o jubiladas cuyo único ingreso depende de esta pensión de viudedad. Sin embargo, conviene remarcar que la reformulación del cálculo puede introducir modificaciones en la cantidad de futuros solicitantes.

Un informe para analizar cada situación financiera

El planteamiento del Gobierno es introducir en los Pactos de Toledo una pensión de viudedad en función de la renta de la unidad familiar, o lo que es lo mismo, de su contexto económico. Para ello, una de las propuestas es la realización de un análisis de la situación financiera cuyo resultado se reflejaría en un informe. De este documento se extraerán los parámetros para determinar la cuantía de la prestación.

Otra metodología que se encuentra entre las opciones encima de la mesa de los Pactos es la llevar a cabo un estudio de las rentas de todos los miembros de la unidad familiar, tanto en la situación actual como en la previa a la solicitud de la pensión de viudedad. De esta forma, será posible obtener con mayor fiabilidad las consecuencias económicas del fallecimiento de unos de los cónyuges para, después, fijar la cantidad necesaria para la paga.

Se trata de dos de los muchos planteamientos que valora el Gobierno para seguir adelante con la reforma de las pensiones, aunque el objetivo que se persigue es el mismo: ofrecer una prestación por viudedad que permita a la unidad familiar mantener su poder adquisitivo para que, al menos desde el punto de vista financiero, el nuevo contexto mantenga cierta normalidad para el día a día.

La inversión actual en pensiones de viudedad

Según los datos que ofrece la propia Seguridad Social, actualmente hay en España más de 2,3 millones de beneficiarios de una pensión de viudedad. De media, cada uno recibe alrededor de 730 euros de forma mensual, lo que hace que, en total, la inversión de Gobierno será 20.400 millones al año. En este punto, es importante señalar que las pensiones de viudedad seguirán siendo contributivas, por lo que el principal cambio que se prevé será la metodología de cálculo para fijar la prestación en cada situación.

Más claves del Pacto de Toledo

En este sentido, existen otras novedades en el Pacto de Toledo que siguen avanzando su curso. La comisión de los Pactos del Toledo plantea también cambios en el cálculo de la pensión de jubilación, como la posibilidad de escoger los años más positivos para reducir la influencia del tiempo en paro o de empleos bajo condiciones precarias. Otra iniciativa será alcanzar una equidad retributiva para eliminar la brecha salarial de género, o también la adopción de medidas que faciliten la entrada de los jóvenes al mercado laboral.

En definitiva, las negociaciones entre los grupos parlamentarios para impulsar los Pactos de Toledo siguen adelante. Un proceso que debe culminar con un nuevo panorama para las pensiones que ofrezca un contexto innovador y justo con los contribuyentes y beneficiarios. Una asignatura pendiente que debe adaptarse a la realidad social del momento y que todavía hoy es una fuerte demanda ciudadana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios