www.elmundofinanciero.com

EL MERCADO DE SUBASTAS DE ARTE, BAJO PRESIÓN

Caravaggio, Alonso Cano, ... ¿Cuál será el siguiente?. No hay un 2 sin 3

· Por Jorge Llopis Planas, Critico de Arte (Mercado) AECA, Presidente de CEPTAPA

sábado 08 de mayo de 2021, 09:59h
Caravaggio, Alonso Cano, ... ¿Cuál será el siguiente?. No hay un 2 sin 3
En las dos últimas semanas y en la misma sala de subastas se ha cometido el mismo error con dos obras procedentes de la misma colección: Un incomprensible fallo en la atribución a obras realizadas por grandes maestros descubiertas una, in extremis antes de venderse y la otra una vez vendida por 10% de su valor real. Algún mal pensado podría darle por sospechar sobre las habituales artimañas del pasado basadas en atribuir en falso una obra, venderla y una vez fuera del país “descubrir” la joya ya perdida para siempre, en el mercado exterior. Pero eso, no puede ser: ¡Nunca, nunca en una sala de Subastas y española menos, por Dios!...

Las actuaciones recientes de la famosa Sala de Subastas con las piezas de Caravaggio y de Alonso Cano, son cuanto menos preocupantes, sino una desfachatez, ya que procediendo ambas de una colección tan importante y con una documentación tan sólida en cuanto a su procedencia desde 1823, es más que probable que resto de las piezas de esta colección también sean de excelente calidad y no estampitas, Así que no se extrañen que tengamos una nuevas sorpresa. con el epígrafe “Yo no sabía”… Y Que San Lucas les ilumine!.

Los bienpensantes podrían creer que tal vez el hecho esté provocado por una renovación de plantilla Low Cost a medida que los expertos de verdad se ha ido jubilando en la sala centenaria. Porque si la excusa del “Yo no me enterado. Eso lo hacían otros empleados a los que dirijo”, no ha servido ni para políticos ni para ex presidentas de CCAA, menos para comerciantes de arte que a menudo (demasiadas veces, lamentablemente) olvidan sus obligaciones y responsabilidades definidas en la Ley de Comercio.

El corolario ”Que hablen de uno, aunque sea bien” de nuestra Faraona ha sido adoptado últimamente por nuestro Segundo Mercado (recomiendo la hemeroteca de los últimos meses, muy jugosa, por cierto) olvidando que tanto titular al final resquebraja la confianza de propietarios y compradores. Tanta fisura es lo último que necesita un sector tan delicado como es el mercado del arte y que en España está casi declarado en estado de ruina desde hace años según informes internacionales.

Intentar emplear España las mismas estrategias de Marketing de las salas inglesas y americanas es arriesgado. En primer lugar porque nuestros compradores no tienen el mismo nivel adquisitivo. Segundo estas campañas cuestan dinero (recuerden el “Salvator Mundi”), aunque lo más probable y como siempre lo más obvio, es que las subastas españolas mantengan viva la tradición de los Montes de Piedad para encontrar y comprar chollos y cachivaches lustrosos. “Lo más buscado en las subastas de otoño son los brazaletes de compromiso usados y las nuevas notarias y clínicas dentales se decoran con los lotes que han quedado desiertos. Aparentar. Sólo aparentar…” como me confesó un tasador de sala español muy pintón que hoy está en Bélgica, país muy aficionado a colocar piezas “turbias” desde 1949…

¡Pues tampoco está mal oiga!. Sí la cuestión es vender…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios