UN JUZGADO DE GRANADA DICTA ABSOLUCIÓN

Absuelto el 'número 2' de los mayordomos de Yecla por unos vídeos porno

Absuelto el 'número 2' de los mayordomos de Yecla por unos vídeos porno
Ampliar

· El auto absuelve a Enrique. O y estima que no concurren indicios y que no se puede acreditar la realidad del delito

martes 15 de junio de 2021, 20:40h
Un Juzgado de Granada sobresee (absuelve) las diligencias abiertas contra el empresario y hasta hace poco vicepresidente de la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción de Yecla, Enrique O. M., quien había sido denunciado por una granadina septuagenaria por haber colgado presuntamente en internet medio centenar de vídeos y fotografías de contenido pornográfico sobre su persona. La mujer, que aseguraba que durante un tiempo mantuvo relaciones sexuales a través de la red con este conocido vecino de Yecla, lo acusaba de haber dañado gravemente su imagen con la difusión de ese material erótico. La Defensa, ejercitada por el abogado penalista murciano, Raúl Pardo-Geijo, negó los hechos y finalmente el acusado ha resultado absuelto.

En concreto, tal y como recogía el diario ELESPAÑOL, El epicentro de las diligencias judiciales es la relación que Enrique, de 54 años, supuestamente entabló con una mujer, de 72 años, afincada en la ciudad nazarí, y a la que conoció a través de un chat de contactos. De ahí pasaron a mantener conversaciones vía Skype. "La impresión que daba a primera vista, era la de un hombre amable, educado, poco hablador y misterioso", tal y como relata la presunta víctima en su exposición de los hechos. "Desde hace cuatro años, aproximadamente, he mantenido una relación a distancia, mediante Skype". Durante esas quedadas digitales las tertulias amistosas supuestamente se fueron calentando. "Enrique y yo hemos mantenido conversaciones hasta el pasado 13 de enero, hemos realizado videollamadas de contenido sexual, consentido por ambas partes, llegando Enrique a mostrarse desnudo, masturbándose en las referidas videollamadas". El supuesto papel de la mujer en esas citas digitales -vía Skype- consistía en mostrarse semidesnuda, dejando a la vista sus senos. "En diversas ocasiones también le he mostrado mi ropa interior", según precisa la septuagenaria.

"Solo porno, ¡Nada de basura!". Los vídeos de algunos de esos encuentros entre el empresario murciano y la granadina acabaron en una página para adultos, cuyo lema es 'sólo porno, ¡nada de basura!', donde hay material de pornografía aficionada, de jóvenes, de abuelas, películas de bondage travieso... Así lo expone la presunta víctima en la denuncia que motivó la investigación de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada: "Enrique ha hecho uso de esas imágenes de las videollamadas de ambos, colgando mis grabaciones semidesnuda en una web porno. En la referida página, el denunciado utiliza el usuario enrik54. He tenido conocimiento de tales hechos, en el día de ayer (21 enero de 2021), a través de un amigo que es usuario de la citada web. Esa publicación ha sido realizada por ese individuo sin mi autorización ni mi conocimiento. Deseo que esas imágenes sean borradas a la mayor brevedad, ya que algunos de esos vídeos han sido vistos por más de 13.300 usuarios". Durante su comparecencia en la Comisaría Granada Norte, esta septuagenaria deja patente su malestar por algunos chats realizados supuestamente por el empresario en la web pornográfica: "Ha tenido la desfachatez de desvelar púbicamente, en los comentarios de su perfil de enrik54, el lugar donde resido".

Existió Mandamiento judicial a Irlanda. El relato de la mujer motivó que la Policía Judicial solicitase mandamientos judiciales para averiguar la identidad del perfil enrik54, que estaba detrás de la publicación de los vídeos en la página porno. Un mandamiento lo dirigieron a los administradores de la web para adultos y otro lo enviaron a la sede de Microsoft en Irlanda, como gestora de Skype. Los investigadores querían conocer los datos de conexión IP y cuentas de correo vinculadas al mecionado usuario. La IP condujo a la Policía Nacional hasta una empresa de materiales de la construcción radicada en Yecla y a una dirección de correo electrónico a nombre de una de las dos mercantiles de Enrique. El empresario y vicepresidente de la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción, según las diligencias judiciales, era usuario de la mencionada web porno desde hace 303 días. En su perfil se presenta como un hombre heterosexual, de 54 años, de Madrid, de físico "atlético"...

Tan solo faltaba el reconocimiento fotográfico del supuesto autor de este delito contra la intimidad y la víctima señaló a este prestigioso empresario, el 6 de abril, cuando los investigadores le mostraron seis fotografías: "Reconociendo la foto número 5, como la persona con la que contactó por internet y que posteriormente ha difundido imágenes suyas, de contenido sexual, sin su consentimiento".

La mujer ratificó el contenido de su denuncia en sede policial: "En el transcurso de nuestras conversaciones, hemos mantenido videollamadas de contenido sexual. Enrique hizo capturas de mis videollamadas y las ha publicado en una web de contenido pornográfico, usando el usuario enrik54". Esta septuagenaria aseguró en su exposición de los hechos que el usuario enrik54, el 21 de enero, presentaba 24 vídeos y 38 fotos. "En el seguimiento que se le ha hecho entre mi amigo y yo, comprobábamos que unas veces privatizaba los vídeos y otras los hacía públicos". También aseguró a los investigadores que desconocía muchos aspectos de la vida personal y profesional de Enrique: "En su página de Facebook aparecen varias fotos con su mujer y dos hijos, otra con la duquesa de Alba... Es el vicepresidente de una Asociación de Mayordomos de Yecla y licenciado en Económicas y Ciencias Empresariales. Esa se ve que es la única verdad que dijo, porque a mi me contó que estaba separado, sin hijos. La impresión que daba a primera vista, era la de un hombre amable, educado, poco hablador y misterioso. Decía que solo hablaba conmigo y luego se vio que hablaba con otra. Se hacía como un hombre que no tenía amistades y necesitaba hablar (...)".

Nada más lejos de la realidad puesto que Enrique es un reconocido empresario con dos mercantiles. Una de ellas cuenta con unas instalaciones de 50.000 metros de superficie, inicialmente estaban dedicadas a la promoción y construcción de viviendas, pero actualmente centran su actividad en los prefabricados de hormigón (semiviguetas pretensadas, bloques y bovedillas). Una web especializada sitúa el rango de ventas de esta mercantil, entre 300.000 y 600.000 euros. Además, Enrique tiene un buen número de amigos en la Comarca del Altiplano por su labor en la Asociación de Mayordomos de la Purísima Concepción. La denuncia revela la supuesta afición por los encuentros sexuales telemáticos de este empresario respetable, muy implicado en las Fiestas de la Virgen, marcadas por su marcado cáracter religioso, en honor a la patrona de Yecla, y por su espíritu festero debido al uso de la pólvora con los arcabuces y el baile de la bandera.

EL ESPAÑOL contactó por teléfono con el empresario quien, primero, negó todos los hechos relatados en la denuncia por la vecina de Granada, y luego, emplazó al periodista a recabar la versión del abogado que ejercerá su defensa en la causa: el prestigioso penalista Raúl Pardo-Geijo. "Todo responde a un móvil espurio por parte de la denunciante, por una serie de temas que ahora mismo no se pueden hacer públicos, pero que se harán valer en sede judicial cuando mi cliente declare", tal como indicó el letrado murciano.

El empresario carece de antecedentes, pero no ha dudado en contratar a uno de los penalistas más afamados del país, que se ha enfrentado con éxito a otras causas de índole sexual, ya que en caso de haberse seguido adelante las diligencias y enfrentarse a una vista oral, los ilícitos por los que se investigaba a Enrique conllevan penas de cárcel de tres años y medio en adelante.

Pardo-Geijo prefirió no desvelar su estrategia de defensa, pero se mostraban muy tranquilo de cara a la citación que ha recibido su cliente para acudir a los juzgados yeclanos: "Los hechos no son reales, la inocencia de mi cliente prevalecerá y se acreditará en el momento procesal oportuno, no siendo pertinente hacer ninguna declaración más, en este momento, por cuanto ni siquiera ha prestado declaración en sede judicial".

Ahora, el Juzgado de Granada da carpetazo al asunto y Enrique queda absuelto de los hechos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios