www.elmundofinanciero.com

INFORME DE A&G BANCA PRIVADA

BCE e inflación de EE.UU. con desenlace favorable

BCE e inflación de EE.UU. con desenlace favorable
Ampliar

  • BCE sube estimaciones macro más de lo previsto y mantiene mensaje expansivo en política monetaria

martes 15 de junio de 2021, 17:58h
Las dos citas de la semana se superaron evitando alimentar el miedo a la retirada de estímulos por parte de Bancos Centrales y gobiernos. Reunión del BCE y dato de inflación de EE.UU. Del mes de mayo justifican conclusiones similares: economía acelera sin evidencias de que la inflación sea un problema. Si bien el dato de inflación en EE.UU. del mes de mayo estuvo algo por encima de lo esperado, alcanzando el 5% a/a, su desglose encaja perfectamente con un fuerte repunte temporal y no una inflación estructural. El BCE por su parte, no movió ficha en su reunión del mes de junio, aunque sí revisó al alza sus estimaciones de crecimiento e inflación y espera que la UE crezca a un ritmo del 4,6% en 2021 (4% anterior). La cumbre del G7 se demostró un evento político poco ejecutivo y no destacamos grandes conclusiones, más allá de titulares.

Análisis de mercado en tres claves

Escenario idílico en Europa

BCE sube estimaciones macro más de lo previsto y mantiene mensaje expansivo en política monetaria. Se compromete a seguir con el ritmo actual de compras del PEPP muy encima que los primeros meses del año hasta las próximas proyecciones macro en su reunión del 9 de septiembre. Suben las estimaciones macro => 2021 del 4% al 4.6% y 2022 de 4.1 a 4.7%, 2023 lo mantiene en 4.1%. Suben las estimaciones de inflación 2021 de 1.5% a 1.9%. Próximo evento de riesgo, comenzar a hablar de tapering en Europa. Podía ser allá por septiembre, cuando la vacunación media este cerca del 70% y el fondo de recuperación esté totalmente operativo.

Dato de inflación en EE.UU.

Otra fuerte sorpresa alcista en precios (+0,7%M) en Mayo (0,9 en abril) por prácticamente los mismos motivos (transitorios) que el mes anterior como subidas de componentes por cuellos de botella en la oferta y por las fricciones de una reapertura macro. Lo más relevante es, no obstante, que mientras los factores transitorios fueron los responsables de la mayoría del repunte (vuelven a destacar coches de segunda mano, por ejemplo), comienza a haber algunos componentes (rentas, OER, etc.) de efecto más permanente, con repuntes notables muy por encima de lo esperado … dando una mayor estabilidad a la subida de precios a medida que vayan perdiendo fuerza los factores transitorios. Los bonos no reaccionaron ante el dato de inflación del 5% año contra año, cotizando aún su impacto transitorio y nosotros pensamos que así será, aunque iremos una vez pasa el efecto base de la pandemia a una lenta normalización de los precios, en la que posiblemente no veamos tasas de inflación tan anómalamente bajas como las de los últimos años pre pandemia. Las fuerzas deflacionistas estructurales siguen intactas, pero comienza a haber alguna en dirección opuesta, como la ya bautizada “greenflation”, que es a subida de precios de bienes y servicios por la transición a una economía sostenible.

¿Euro digital en julio?

El plan de un euro digital está cogiendo fuerza. La preocupación del BCE de proteger los modelos de negocio de los bancos supondrá que el eventual despliegue estará muy controlado con limites en el tamaño de los monederos digitales. La razón de esta iniciativa es el papel cada vez menos relevante del dinero en efectivo como forma de pago, lo que tiene importantes implicaciones para la estabilidad financiera y la efectividad de la política monetaria. La pandemia ha acelerado la caída en el uso del efectivo, al igual que la aparición simultanea de divisas digitales rivales tanto privadas (Libra/Diem) como públicas (RMB digital en China). La principal duda es que un EUR digital podría hacer más que sólo reemplazar el dinero en efectivo. El público podría llevar dinero depositado en los bancos a euros digitales emitidos por el BCE. En una primera fase, el BCE seguramente limite la cantidad de euros que pueden mantenerse en un monedero digital (se habla de 3000 euros por persona), y sería provisto y gestionado por los bancos. Se trata éste de un tema de profundas consecuencias potenciales que seguiremos de cerca, no sólo para la banca, sino para la política monetaria, fiscal y en suma, para el futuro de la UE.

Dato de la semana IPC EE.UU. del mes de mayo

La publicación macro más relevante de la semana fue la del dato de IPC del mes de mayo, el cual continuó al alza superando las estimaciones de mercado al situarse en el 5% interanual en la tasa general (vs 4,7% Est) y en el 3,8% en la subyacente (vs 3,5% Est). Ello supuso el mayor avance de la primera referencia desde el 2008 y desde 1992 en el caso de la segunda. Cabe tener presente que una parte de este movimiento se debe al efecto base positivo derivado de la caída de precios observada durante los primeros meses de la pandemia, por lo que deberíamos ver una moderación a medida que avance el año. No obstante, hay otros factores que podrían dar un sesgo más preocupante al entorno general. Nos mantenemos alerta ante las dificultades que están teniendo las empresas estadounidenses para encontrar trabajadores, lo cual podría ser consistente con un aumento de las presiones al alza sobre los salarios, o simplemente consecuencia temporal de la pandemia.

Reunión de trámite del BCE como se esperaba

El BCE comunicó la semana pasada su decisión de extender durante los próximos tres meses el nivel de compras actuales de bonos. En línea con las expectativas del mercado, posponía la decisión de reducción de estímulos o liquidez de una u otra manera, así como la revisión más estratégica de su política monetaria. Lagarden mencionó que la decisión fue unánime, aunque parece que las voces más hawkish presentaron cierta reticencia. La presidenta del BCE manifestó estar cómoda con los datos de inflación a pesar de que el 1,4% aún está lejos del objetivo. El organismo está centrado en calibrar sus herramientas y por ahora, consideraba innecesario hablar del momento post-PEPP.

Informe semanal de mercado | 14 de junio de 2021

Respecto a las estimaciones macro, el tono positivo tanto en términos de crecimiento como de inflación. El staff ha revisado las previsiones de crecimiento del PIB un 0,9% para el 4Q22, reflejando el rebote a corto plazo. A pesar de esta revisión al alza en el crecimiento, la revisión en la inflación estuvo en línea con lo esperado.

De acuerdo con el BCE, las estimaciones ahora incluyen los cuello de botella. A pesar del énfasis de Lagarde, esto supone un cambio muy modesto en términos cuantitativos. La revisión al alza en la estimación de inflación en 2022 y 2023 fue menor de lo que puede ser explicado por la revisión del PIB.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios