www.elmundofinanciero.com

Llega la obra que alerta del peligroso apogeo de los delitos de odio

Llega la obra que alerta del peligroso apogeo de los delitos de odio
Ampliar

  • Este 4 de noviembre en la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación se ha presentado el libro Redes de Odio, de la editorial Delta, coordinado por el Dr. David Docal y el Analista Joan Caballero, ambos directivos del Centro de Estudios e Iniciativas sobre Discriminación y Violencia.

Probablemente la sociedad española necesitaba una compilación de estas características. Un tomo que obedece a la apuesta decidida de la lucha por mitigar y abordar la radicalización violenta y el incremento de actitudes y conductas racistas, xenófobas, antisemitas y discriminatorias que aparecen en nuestro país, amplificadas además por el eco en los medios de comunicación.

La obra tiene la virtud de aglutinar la voz y el análisis de la policía y los operadores civiles, situando a la vanguardia en la lucha contra los delitos de odio a cada una de estos elementos, todos imprescindibles.

En la presentación intervinieron, entre otros, el Catedrático Emérito Rafael Navarro Valls y Ricardo García, catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid. Igualmente tomó la palabra Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia, que señaló que “estos delitos no tienen únicamente una víctima sino que éstas se multiplican hacia todas las personas que pertenecen al colectivo que es atacado, por lo tanto su protección debe ser máxima”.

Quedó igualmente patente que “hay un auge de la manipulación en el discurso sobre determinados grupos urbanos, y esta manipulación funciona como canal de adoctrinamiento de diversas filosofías con contenidos que incitan al odio, la violencia, la intolerancia y los prejuicios”.

Resulta interesante cómo la obra aborda los diversos escenarios en los que se propaga el odio, como las gradas de los estadios de fútbol, los conciertos musicales, diversas manifestaciones y concentraciones, los gimnasios… y, por descontado, las redes sociales y las tecnologías de la información.

El catedrático Ricardo García, por último, señaló que “la religión y la violencia no son sinónimos, pero diferentes personas vinculan estas dos palabras y las sitúan al mismo nivel”. El trabajo, en definitiva, se propone el loable objetivo de entender mejor este tipo de violencia para prevenirla y borrarla de las calles de España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios