www.elmundofinanciero.com

SEGÚN EL SWISS RE INSTITUTE

Décadas de crecimiento de la desigualdad en las economías avanzadas conduce a una caída en el nivel de protección por seguros

Décadas de crecimiento de la desigualdad en las economías avanzadas conduce a una caída en el nivel de protección por seguros

  • La desigualdad de ingresos no es un problema exclusivo de los países en desarrollo

jueves 12 de mayo de 2022, 17:21h

El último informe sigma del Swiss Re Institute "Reshaping the social contract: the role of insurance in reducing income inequality" (Reformar el contrato social: el papel de los seguros en la reducción de la desigualdad de ingresos), examina el aumento y las consecuencias de la desigualdad de ingresos en todo el mundo. Esta investigación llega en un momento en el que la desigualdad de ingresos es una amenaza para la estabilidad de nuestras economías y sociedades. La guerra en Ucrania ha intensificado la crisis mundial del coste de la vida al hacer subir los precios de los alimentos y la energía cuando la inflación ya era elevada. Esto significa que quienes gastan una mayor parte de sus ingresos en alimentos o combustible, especialmente los hogares con ingresos bajos de los países emergentes corren el riesgo de caer en la pobreza y la mala salud. La inseguridad alimentaria es un síntoma importante de desigualdad y puede socavar el contrato social.

La desigualdad de ingresos no es un problema exclusivo de los países en desarrollo. Mientras que muchas economías emergentes han reducido la brecha entre ricos y pobres en los últimos años, la desigualdad de ingresos ha aumentado en las economías avanzadas en las últimas cuatro décadas. El estudio de Swiss Re concluye que el aumento de la desigualdad de ingresos en las economías avanzadas ha provocado la pérdida de unos 252.000 millones de dólares en seguros de protección solo en el año 2019, lo que hace que los hogares sean más vulnerables a las pérdidas catastróficas derivadas de acontecimientos imprevistos.

Guido Fürer, director de Inversiones del Grupo Swiss Re: "Hay una oportunidad creciente para que el capital privado tenga un impacto positivo en la desigualdad. Hasta ahora, la "S" de ESG -en inglés ‘Environmental, Social and Governance’-, que se refiere a aspectos sociales como la diversidad, la inclusión y la igualdad, ha sido un tema de inversión poco representado. Observo que esto está cambiando rápidamente, ya que la comunidad inversora está poniendo más énfasis en la "S", con el apoyo de un grupo de inversión cada vez mayor. Como tomador de riesgos e inversor, el sector de los seguros está en una posición clave para impulsar los profundos cambios necesarios para mejorar la resiliencia.”

Jerome Haegeli, economista jefe del Grupo Swiss Re: "Los seguros son una herramienta poderosa para promover el crecimiento económico, mejorar la resiliencia y reducir la desigualdad al proporcionar protección financiera. La protección que ofrecen los seguros es especialmente importante para los más vulnerables porque, sin ella, las familias con ingresos bajos e incluso medios pueden caer en la pobreza en caso de sufrir una catástrofe grave. Al alejar los riesgos financieros de los individuos y aumentar su resiliencia, los sectores público y privado pueden trabajar para reducir la desigualdad. La digitalización también desempeña un papel fundamental a la hora de abordar el infraseguro, ya que la innovación puede hacer que los seguros sean más accesibles y asequibles a más personas."

Principales conclusiones del estudio sigma

La desigualdad de ingresos en las economías avanzadas ha crecido en general durante los últimos 40 años, asociada a la disminución de la esperanza de vida en algunos países: en EE.UU., la brecha en la esperanza de vida entre el 1% más rico y el más pobre ha crecido hasta 10-15 años. En EE.UU., como la economía avanzada más desigual del mundo, la clase media ha pasado de ser casi el 60% de la población en la década de 1980 a ser menos del 55% en 2018. En cambio, en economías emergentes como Brasil y China, la clase media ha crecido a una velocidad jamás vista.

Swiss Re Institute considera que la protección total del seguro en las economías avanzadas habría sido unos 252.000 millones de dólares más alta en 2019 si la desigualdad se hubiera mantenido en los niveles de 1990. Esto se traduce en una caída de unos 39.000 millones de dólares en pagos por siniestros relacionados con pérdidas de bienes y accidentes, y unos 213.000 millones de dólares en prestaciones de vida.

Las crisis económicas suelen afectar más a los hogares con ingresos bajos, amenazando con agravar la desigualdad de las personas más vulnerables del mundo. Los países con mayor desigualdad de ingresos y menores niveles de resiliencia económica corren un mayor riesgo de inseguridad alimentaria porque una parte mayor de los ingresos de los hogares se gasta en alimentos. La guerra de Ucrania podría agravar la desigualdad en países de todo el mundo al hacer que los hogares con ingresos bajos sean más vulnerables a la pobreza y a la mala salud debido a los altos costes de los alimentos y la energía.

Los seguros son eficaces para mitigar la desigualdad al proporcionar alivio financiero a los hogares afectados por las crisis. En el actual entorno de alta inflación, el diseño de productos y el apoyo a políticas que hagan más asequibles los seguros son especialmente importantes. Con las nuevas tecnologías, las aseguradoras pueden utilizar una amplia gama de canales de distribución para ampliar el acceso a la cobertura de los seguros. Por ejemplo, los microseguros pueden ayudar a reducir la desigualdad y promover el crecimiento inclusivo proporcionando productos de seguros asequibles y eficientes para los hogares con ingresos bajos desatendidos.

Los sectores público y privado deben trabajar juntos para abordar la desigualdad y reforzar el contrato social. A corto plazo, los gobiernos deben considerar acciones adaptadas para aliviar la crisis del coste de la vida a la que actualmente se enfrentan muchas personas. A largo plazo, los gobiernos pueden desarrollar una combinación de políticas que distribuyan las oportunidades y los resultados económicos de forma más equitativa y garanticen que los riesgos de los ingresos se compartan de forma equitativa. Pueden recurrir a mecanismos públicos y privados de transferencia de riesgos, como los regímenes de seguros sociales, o a asociaciones público-privadas para ampliar la asegurabilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios