www.elmundofinanciero.com

VIVIENDAS MÁS AUTOSUFICIENTES

Reformas para ahorrar energía: ¿por qué son importantes?

Reformas para ahorrar energía: ¿por qué son importantes?
Ampliar

· En nuestra época, los criterios ecológicos y de ahorro energético son de gran relevancia

sábado 14 de mayo de 2022, 08:13h

Por ejemplo, es necesario que los hogares ahora sean sostenibles. Este mismo criterio de sustentabilidad se difunde a otras construcciones, tales como oficinas y diversas zonas de trabajo. Esta sustentabilidad se extiende al gasto eléctrico, aprovechar mejor la iluminación y que el inmueble sea poco contaminante.

En las reformas de Nexdom el ahorro energético es una cuestión que se tiene en cuenta a la hora de realizar una reforma.Esta empresa se especializa en adecuar construcciones a los requerimientos actuales. No solo en lo referente a la ampliación de ambientes, así como en aspectos de estética contemporánea, sino que también comprende los cambios necesarios en instalaciones y servicios. Por ejemplo, cambiar sistemas de calefacción o aire acondicionado que gasten demasiada electricidad. Asimismo, incorporar novedosas tecnologías ecológicas.

¿Qué son las reformas para ahorrar energía?

Son cambios y adecuaciones en un inmueble para lograr que tenga mayor eficiencia energética. En una ciudad como Barcelona, capital de Cataluña, el reto es doble: se necesita cambiar las instalaciones a tecnologías actuales, pero siendo eficiente a nivel energético. Es un trabajo cada vez más solicitado por empresas y particulares.

Hay varios ejemplos de reformas cuya orientación es el ahorro energético. Se practican en diversas escalas, tanto en espacios domésticos como institucionales, e incluso en escenarios industriales. Veamos algunos casos a continuación:

  • Cambiar los electrodomésticos y sistemas eléctricos que gastan gran cantidad de electricidad, logrando así un mayor consumo energético.
  • Utilización de cerramientos que regulan mejor la luminosidad, aprovechando mejor la luz natural.
  • Cambios de costosos sistemas de calefacción que se valen de un enorme gasto de electricidad o combustibles fósiles, por sistemas térmicos mucho más eficientes.
  • Uso de revestimientos en fachadas que ayudan a mantener un control térmico al interior del edificio.
  • Uso de pérgolas, romanillas, muros calados y otros elementos que permiten generar sombras al interior de las construcciones, minimizando la costosa climatización interna.
  • Sustitución de ventanas por un sistema de “doble ventana”, el cual permite mantener la temperatura interna más controlada.

Un último aspecto que debemos indicar es que se puede usar la tecnología de conectividad actual. Por ejemplo, instalando unos gadgets llamados “reguladores térmicos”. Son dispositivos inteligentes, que monitorean la temperatura interna de las construcciones y controlan los sistemas térmicos para que no tengan un gasto y trabajo adicional.

Los criterios para llevar a cabo una reforma de este tipo

Las reformas para ahorro energético son un tanto diferentes a las convencionales. Además de las mediciones y trabajo de una reforma típica, implican unas tareas de diagnóstico del inmueble un tanto diferentes. Al respecto, indicamos algunas peculiaridades.

  • En una reforma para ahorro energético es necesario medir la cantidad de energía que el inmueble gasta, bien sea a diario o mensualmente.
  • Esta medición se realiza de varias maneras, ya que son diversos los consumos energéticos existentes. Por ejemplo, son indispensables las mediciones de consumo de corriente de los circuitos de aparatos eléctricos. También, medir las variaciones de temperatura en el interior del inmueble. A su vez, constatar el gasto en recursos como el gas o el agua.
  • Esta reforma se enfoca mucho en las instalaciones. Implican cambios importantes en cableados, tuberías, sistemas de calefacción y materiales.
  • En este tipo de reforma el factor tecnológico es esencial. Se necesita considerar que existen tecnologías que consumen mucho más energía que otras. Además, adaptar cuestiones como el uso de la llamada electricidad limpia.
  • Todos los parámetros medidos en este tipo de reformas deben disminuir una vez hecho los trabajos. La garantía incluye que, efectivamente, el inmueble tendrá un menor gasto energético al cabo de las obras realizadas.

Las reformas para ahorro de energía se vuelven cada vez más comunes. En algunos edificios, por ejemplo, se reforman terrazas y fachadas para incorporar paneles solares. También, es frecuente el tratamiento y reutilización de aguas residuales en construcciones, bien sea para riego o faenas donde el agua se puede emplear nuevamente. Todo esto debe ser llevado a cabo por una empresa profesional, que conozca este tema y que realice las adecuaciones más exitosas al respecto.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios