www.elmundofinanciero.com

ELECCIONES EN ANDALUCÍA

Andalucía: lo que VOX debe exigir al PP

Santiago Abascal y Macarena Olona, en un mitin. EFE
Santiago Abascal y Macarena Olona, en un mitin. EFE

· Por Enrique Miguel Sánchez Motos, Administrador Civil del Estado

By Enrique Sánchez Motos
viernes 17 de junio de 2022, 07:41h

Había dicho que iba a publicar solo cuatro artículos ante las elecciones andaluzas, pero me he sentido obligado a escribir este quinto que no molestará a Ayuso, pero talvez sí a Feijoo. VOX ha dado generosamente su apoyo al PP en diversas ocasiones, sin contrapartidas. Mientras tanto conviene resaltar que el PP no ha querido en ningún momento llegar a acuerdos con VOX. Así ocurrió el 16 de enero de 2019, cuando VOX apoyó con sus 12 diputados la investidura de Bonilla como presidente de la Junta, puesto que la suma de PP y Cs era tan solo de 47 diputados y necesitaba de VOX para alcanzar la mayoría absoluta.

Igual ocurrió en la Comunidad de Madrid en mayo de 2019, en los que Vox dio el apoyo de sus 12 diputados al gobierno de Ayuso que, junto con Ciudadanos, totalizaba 56 diputados, lejos de la mayoría absoluta de 67. También en este caso quedó VOX fuera del gobierno de Madrid y sin contrapartidas.

En mayo de 2021, ante el claro riesgo de traición por parte de Ciudadanos, como ya había pasado en Murcia, Ayuso convocó elecciones en la Comunidad de Madrid en las que obtuvo 65 diputados, faltándole 4 para la mayoría absoluta, que consiguió con apoyo de VOX sin que este tampoco entrara en el gobierno.

En todos estos casos VOX estimó que España era lo primero y que solo después vienen los intereses del partido. Por ello cedió para apartar a los socialistas, que hoy son apenas representantes de Zapatero y Sánchez, pero no de Felipe González. El carácter patriótico e integrador de VOX se puso de manifiesto en las elecciones autonómicas catalanas de 2021, en las que el PP obtuvo apenas tres diputados, Ciudadanos 6 y VOX 11. ¿Por tanto a quién votan los españolistas decididos de Cataluña? A VOX.

Todo ello llevó a que VOX considerara que se había cerrado un ciclo y que en lo sucesivo el PP tenía que elegir o con él o con el PSOE. Por ello, en las recientes elecciones de febrero de este año en Castilla y León, VOX (13 diputados) puso como condición, para apoyar la investidura de Mañueco (PP), entrar en el gobierno. Tras un periodo de suspiros el PP entró en razón, y sus 31 diputados junto con los 13 de VOX, superaron la mayoría absoluta y han mostrado el camino para una nueva época de cooperación.

Por ello, Vox estaría traicionando a sus votantes en Andalucía y a sus seguidores en toda España, si optara ahora por dar un cheque en blanco a Bonilla para ser investido como presidente de la Junta.

Debe, asimismo, hacer entrar en razón al PP para que renuncie, de una vez por todas, a su ridícula actitud de imponer un llamado “cordón sanitario” en torno a VOX. Basta ya de que los líderes del PP, menos Ayuso y ahora Mañueco, hagan el juego a la izquierda revolucionaria y tilden a VOX de partido de ultraderecha y anti demócrata, cuando insignes personalidades del PSOE, como Joaquín Leguina, reconocen que VOX es plenamente democrático y constitucional.

Además, debe VOX ayudar a que el PP reconozca que Rajoy tuvo una actitud pusilánime en su aplicación del 155 para frenar el independentismo golpista de la Generalitat, la cual aún hoy sigue negándose a cumplir las sentencias de los altos Tribunales respecto a la utilización del español como lengua vehicular en su territorio.

Pero, en concreto, ¿por qué VOX debe exigir en Andalucía entrar en un gobierno de coalición con el PP? Simplemente para que se cambie de rumbo y se tenga una actitud firme acompañada de decisiones que demuestren:

1º Que se está plenamente contra la corrupción de los ERE, y en contra del orgullo con que Zapatero alude a los ex Presidentes Chaves y Griñán y a sus equipos corruptos.

2º Que se tiene el coraje y la voluntad de entrar de lleno en otras grandes corrupciones pendientes de resolver en Andalucía tales como el caso de los cursos de Formación, ante los cuales, según sugirió la juez Ayala, el PP no quiso entrar no fuera que le afectara en otras comunidades en las que gobierna.

3º Que se derogue de forma inmediata la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía de 2017, cosa que no se atrevió a hacer Bonilla con su gobierno de coalición con Ciudadanos. Eso indicaría una clara voluntad de retornar al camino de Reconciliación que inspiró la Transición, que dio por enterrada la trágica Guerra Civil, lo cual es apoyado por la gran mayoría de andaluces.

4º Que se reconozca que los servicios públicos no son sólo aquellos producidos por instituciones propiedad del sector público sanitario, educativo u otro sino todos aquellos pagados con dinero público.

5º Que se asuma el compromiso de lograr que todas las instituciones públicas andaluzas funcionen con eficiencia, es decir con costes razonables y sin despilfarro.

6º Que se señale sin complejos que la empresa privada, en todos los sectores productivos, es una fuente de riqueza y empleo y que como tal su existencia tiene que ser plenamente reconocida e impulsada.

7º Que se promueva, desde Andalucía, una legislación laboral que además de reconocer los derechos de los trabajadores establezca, en cada empresa, la necesidad de colaboración entre empresarios y trabajadores para aumentar la productividad

8º Que se logre que la educación esté centrada en valores, conocimientos y habilidades, pero sin entrar en cuestiones ideológicas controversiales. Quedémonos en la Libertad, la Justicia y la Fraternidad y en el eje común de todas las religiones “Ama a prójimo como a ti mismo”

9º Que en se tomen medidas contra la “okupación” de viviendas y propiedades y en defensa de la limpieza y del cuidado de lo público, incluido el no a los grafitti.

10º Que quede claro que se está a favor de la inmigración legalizada y de promover una firme integración de la misma en el pleno respeto a la cultura española y a los principios que establece nuestra Constitución. Todo ello sin promover esquemas de ayudas que favorezcan el efecto llamada ni que sean discriminatorias para los ciudadanos españoles.

Cabe obviamente incluir muchos otros aspectos generales y de detalle para ese plan de gobierno conjunto PP-VOX. Pero lo indiscutible es que o bien el PP busca un acuerdo de gobierno con VOX o deberá hacerlo con otros partidos. Viva Andalucía y viva España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios