www.elmundofinanciero.com

Un trabajador se puede defender ante una injusta alta médica por incapacidad temporal

· Los médicos de un tribunal pueden decir dar de alta a un paciente que no se siente capacitado para incorporarse, ante este hecho, se puede reclamar, pero se necesitará a un abogado especializado

martes 19 de marzo de 2024, 12:21h
Un trabajador se puede defender ante una injusta alta médica por incapacidad temporal
Son muchas las circunstancias que pueden hacer que una persona se vea incapacitada para realizar la actividad laboral que desempeña de manera ordinaria. En esos casos, los médicos dan la baja por incapacidad temporal y, se van realizando revisiones periódicas hasta que el facultativo entiende que dicha persona ya está apta para volver al trabajo.

Sin embargo, se dan circunstancias en las que una persona estando de baja recibe el alta médica sin que, realmente, esta se encuentre al cien por cien de sus capacidades para volver al empleo. Ante estos casos, se podrá reclamar una impugnación de dicha alta, pero lo más sensato será acudir a un equipo de abogados especialistas en accidentes, ya que asesorarán sobre la situación, los riesgos y los plazos que hay que seguir.

Sin lugar a dudas, el derecho laboral asiste a los trabajadores que consideran se están vulnerando sus derechos. Tanto en las medidas de Prevención de Riesgos Laborales, como las de ergonomía en el trabajo establecen una serie de criterios que impiden que un trabajador que no tenga las herramientas suficientes o la capacidad adecuada de desarrollar una actividad, se incorpore. Para ello, habrá que demostrar documentalmente que existe esa imposibilidad, sin que ello produzca, ni la pérdida del puesto de trabajo, ni, por supuesto, la prestación mientras se esté de baja médica.

¿Qué es la incapacidad laboral y cuántos tipos existen?

Llegados a este punto, es preciso señalar en qué consiste una incapacidad laboral y cuántos tipos y grados de ellas existen. Concretamente, una incapacidad laboral describe la situación que se da cuando una persona pierde la capacidad y/o las destrezas físicas y mentales para ejercer su puesto de trabajo de manera solvente. Por ende, se solapa una limitación de funcionalidad, con una pérdida de salud provocada por una enfermedad o lesión. Es aquí cuando se recurre a la baja médica hasta que la persona está completamente recuperada. A continuación, se van a describir cada una de las categorías de esas incapacidades.

Incapacidad parcial: es cuando la lesión o el problema de salud impide el desarrollo del puesto en un porcentaje no inferior al 33% del rendimiento.

Incapacidad total: esta circunstancia se da en el caso de que el trabajador se vea incapacitado para hacer su labor en un porcentaje mayor al 33%.

Incapacidad absoluta: se trata de una situación en la que el trabajador está absolutamente impedido para realizar la labor que venía desempeñando en la compañía.

Gran invalidez: la peor de las circunstancias es tener una gran invalidez, porque, ya no es solo que la persona no pueda desarrollar en absoluto el trabajo, sino que, además, precisan de ayudas de cuidadores en su día a día.

Existe la posibilidad de impugnar un alta médica

Por supuesto, hay algunas situaciones en las que un empleado considera que el tribunal médico le ha dado el alta de manera injusta. Ante este hecho se puede impugnar alta médica. Generalmente, ante una incapacidad temporal provocada por un accidente laboral o enfermedad profesional es la mutua de la empresa la que se hace cargo de la baja, durante el primer año. Pero si se produce un alta sin que el paciente se sienta capacitado para volver, no será a la mutua a quién haya que reclamar, sino al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

El proceso se debe iniciar, como se ha especificado, en una oficina del INSS a través del Modelo de Solicitud de Revisión del alta médica. A ese modelo administrativo hay que adjuntar el historial médico. Se dispone de un plazo de 10 días para realizar esta reclamación, contando, obviamente, desde que el paciente recibe el alta médica.

Por último, hay que recordar a los trabajadores que se puedan ver en esta situación que, una vez que se presenta la impugnación de la baja y, hasta que se resuelva, se mantiene la baja por incapacidad temporal. Del mismo modo, también se tiene derecho a la prestación, sin embargo, al no ser definitiva, será después, una vez solventado el expediente cuando se sabrá si el empleado tendrá, o no, que proceder a la devolución de parte de esa prestación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios