www.elmundofinanciero.com

SEGÚN EL ESTUDIO DE HOUZZ

Las cocinas evolucionan y se convierten en el centro neurálgico del hogar

Las cocinas evolucionan y se convierten en el centro neurálgico del hogar
Ampliar

  • La tendencia es diseñar cocinas abiertas a otros espacios, interiores y exteriores, integrándolas en el resto de la vivienda

martes 19 de enero de 2016, 10:13h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Houzz.es presenta hoy los resultados del ‘Estudio Houzz España 2016 sobre tendencias en cocinas’ que ha recabado información sobre el comportamiento de los particulares españoles a la hora de reformar su cocina. Según los datos, se pueden extraer dos conclusiones principalmente. En primer lugar, los españoles renuevan sus cocinas con el objetivo de crear un espacio multifuncional que no sólo sirva para cocinar, sino también para desarrollar otras actividades más sociales. En segundo lugar, los particulares apuestan por un diseño que incorpore características, funcionalidades y aspectos decorativos más propios de otras habitaciones de la casa y que contribuyan a difuminar los límites entre la cocina y otros espacios del hogar.

El estudio revela que los particulares inscritos en Houzz.es que están inmersos en una renovación, planean llevar a cabo un proyecto de reforma de la cocina o recientemente han completado una, van un paso más allá del uso tradicional de la misma como espacio para cocinar. Un 65% de los encuestados afirma que la utilizan además para comer y cenar, y casi una cuarta parte para socializar (23%) y entretenerse/pasar el rato (16%). La cocina se está convirtiendo en el espacio central de la casa donde cerca de la mitad de los particulares encuestados pasa más de tres horas al día (47%).

En este sentido, el 44% de los particulares que está renovando su casa decidió hacer su cocina más abierta al resto del hogar. Es más, el 27% de las reformas realizadas optaron por diseñar una cocina de planta completamente abierta. Del mismo modo, casi un tercio de las cocinas están más abiertas a espacios exteriores (31%) tras la reforma.

"Este nuevo concepto de cocina moderna y multifuncional está pensado para fomentar los momentos en familia, con amigos, pero también para trabajar, y todo ello con mucho estilo", afirma Nino Sitchinava, experta economista en Houzz. "Los datos del estudio muestran que los particulares esperan que la reforma de la cocina vaya un paso más allá de mejorar la experiencia, el almacenamiento o la estética. Este nuevo concepto de cocina permite que el espacio haga las veces de comedor, de sala de estar o salón, y además conlleva un tipo de distribución, decoración y nuevos acabados que hacen cada vez más complicado saber dónde termina la cocina y dónde comienza el resto de la casa".

Según recoge el estudio, a la cabeza de las prioridades funcionales para los particulares, está la facilidad para limpiar y desinfectar la cocina con un 52%. Disponer de espacio de almacenamiento y encontrar fácilmente los utensilios (47%) también es importante para los españoles. En este sentido, los particulares apuestan por armarios (72%) y despensas (35%) integradas e islas y penínsulas (16% ambas). Por otro lado, un 56% de los particulares considera prioritario diseñar una cocina con mucha luz natural, aunque sin olvidar el ahorro de energía. El 45% priorizó la instalación de electrodomésticos con etiqueta de eficiencia energética (tipo A) en sus cocinas. Además, lograr un diseño en armonía con el resto de las habitaciones de la casa (36%) y que sea elegante y con estilo (36%) son otros aspectos que preocupan a los particulares.

El estudio también analiza las razones que mueven a los particulares a realizar una reforma en la cocina. El 33% decidió emprender la reforma de la cocina de su casa recién comprada para adaptarla a sus necesidades. Otro factor determinante para el 23% de los particulares fue acabar con el estado de deterioro, el mal funcionamiento y la inseguridad de su cocina actual. Este dato no resulta sorprendente teniendo en cuenta que 2 de cada 5 cocinas fueron reformadas hace más de 15 años (42%). El factor económico también es importante. El 20% de los encuestados afirma que llevaba tiempo queriendo reformar la cocina y que finalmente han tenido los medios para hacerlo.

Dada la considerable longevidad de las cocinas, los particulares apuestan por productos y diseños que resistan el paso del tiempo y les permitan disfrutar de sus cocinas durante muchos años. El estilo clásico y los colores claros, con el blanco (55%) a la cabeza, son los más demandados entre los particulares. Armarios con puertas lisas (70%), electrodomésticos de acero inoxidable (57%) y encimeras de cuarzo compacto (20%) o granito (16%) están entre los más instalados.

El estudio recoge además otros datos clave:

  • Proyectos de gran envergadura: el 66% de los particulares que renovaron sus cocinas aumentó la superficie de las mismas y el 74% cambió la distribución. El diseño en forma de L es el más común en las cocinas reformadas (34%), seguido de la distribución con armarios enfrentados (19%).
  • Ayuda profesional: la mayoría de los particulares (82%) acudieron a profesionales para llevar a cabo sus proyectos de reforma de la cocina. Especialistas de la construcción, incluyendo electricistas, fontaneros y distribuidores de materiales (44%) son los profesionales más contratados, seguidos por diseñadores de cocinas (35%) y expertos en reformas de cocina (24%).
  • El gasto excede el presupuesto previsto: Los particulares realizaron grandes inversiones en sus cocinas que, a menudo, superó el gasto presupuestado al inicio del proyecto. Dos tercios de los particulares tenían un presupuesto de unos 10.000 € o menos para sus reformas (65%), sin embargo, solo el 50% de los particulares logró ajustarse a esta cantidad en 2015. Del mismo modo, el 34% de particulares tenía previsto gastar entre 10.000 y 50.000 € en sus nuevas cocinas, pero solamente el 48% de los proyectos realizados el pasado año se mantuvo dentro de este rango.
  • Nueva cocina, nuevo estilo: Casi nueve de cada diez particulares incluyó un cambio de estilo de la cocina en el proyecto (88%). Aunque la mayoría de las cocinas tenían un estilo clásico o sin definir (17% y 20% respectivamente) antes de la reforma, muy pocos particulares cambiaron el estilo inicial de sus cocinas aprovechando la reforma. Sin embargo, los particulares que sí aprovecharon la reforma para cambiar el estilo, eligieron el moderno (33%), seguido del estilo contemporáneo (19%) y, por último, el clásico renovado (9%).

Colores neutros: Los particulares prefieren colores neutros en la cocina que resistan el paso del tiempo. Colores como el blanco, el beige y el gris han sido los más demandados (54%, 14% y 13%, respectivamente) según los resultados de la encuesta. Para las encimeras, los colores elegidos han sido el blanco, el gris y el negro (25%, 22% y 15%, respectivamente).

El ‘Estudio Houzz España 2016 sobre tendencias en cocinas’ se ha realizado a partir de una encuesta online completada durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2015 (n=601). El 58% de los encuestados había renovado o estaba inmerso en un proyecto de reforma de su cocina en los últimos 24 meses. El resto tenía planeado reformarla en 2016.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.