www.elmundofinanciero.com

CADA VEZ MÁS ELEMENTOS A CONSIDERAR

Rado Kotorov es Chief Innovation Officer y Vicepresidente de Estrategia de Mercado en Information Builders.
Rado Kotorov es Chief Innovation Officer y Vicepresidente de Estrategia de Mercado en Information Builders.

Operando en un mundo dirigido por la tecnología

• Por Rado Kotorov, Chief Innovation Officer y Vicepresidente de Estrategia de Mercado en Information Builders

lunes 10 de octubre de 2016, 15:32h
El futuro está a la vuelta de la esquina. Desde la inteligencia artificial a la robótica, en un plazo de diez años las organizaciones tendrán que tener todo preparado para automatizar tanto su sistema de toma de decisiones como las funciones que actualmente realizan de manera manual. Considero que en dos décadas estaremos en disposición de aplicar todo el poder de la automatización, la inteligencia artificial y la analítica para crear nuevos modelos de negocio. Pero, ¿qué cambios han de afrontar las organizaciones para poder salir airosas en un mundo cada vez más marcado por la tecnología? Estas son mis recomendaciones.




Reestructurarse para seguir siendo competitivas

La tecnología nos permite aglutinar y diseminar la información para tomar decisiones más rápido que nunca. En el pasado los datos se recolectaban, tabulaban y analizaban de manera manual. Pasaban por numerosos filtros hasta llegar a los responsables de tomar esas decisiones. Con tecnologías como la analítica en modo auto-servicio los datos no han de atravesar tantos eslabones para alcanzar su estadio final.

Pero más allá del factor tecnológico, en numerosas ocasiones el verdadero obstáculo radica en las jerarquías existentes en las empresas. Las compañías que reduzcan su estructura organizacional y eliminen barreras en lo que concierne a la toma de decisiones ganarán en agilidad y, por ende, en nivel de competitividad. No estoy afirmando que todas las organizaciones deban llevar estas pautas al extremo, pero sí que se han de desmantelar determinadas capas de las estructuras organizacionales.

Crear una cultura equilibrada de cooperación

Una de las claves en este proceso radica en incrementar de manera natural el nivel de cooperación en el seno de las empresas, así como la cultura de compartir y colaborar. Para alcanzar este objetivo se ha de determinar cómo balancear las contribuciones individuales con el trabajo en equipo.

Un informe reciente de Harvard Business Review confirma que si se fomenta demasiado el trabajo en equipo, pueden emanar problemas individuales cuando no todos los miembros contribuyan de manera equitativa. Personalmente considero que los profesionales necesitan tiempo y silencio para ellos si desean finalizar sus cometidos de manera eficaz.

Teniendo estas consideraciones en cuenta, en mi opinión el modelo organizacional ideal para el futuro sería aquel que fomente la toma de decisiones aliviando, por un lado, el peso de la jerarquización, y fomentando, por otro, los entornos laborales colaborativos que pongan de relieve las contribuciones individuales.

Consideración de la tecnología desde una perspectiva holística

Actualmente las organizaciones contemplan la tecnología desde una perspectiva simplista. Buscan soluciones milagrosas y resultados inmediatos. En su lugar deberían emplear con eficiencia el profundo conocimiento que les pueden proporcionar los datos que residen en sus sistemas. Los líderes empresariales han de realizar el ejercicio de determinar qué tecnología se adapta mejor a sus organizaciones. La mayoría de las compañías son únicas y se diferencian de cualquier otra tanto en sus procesos como en sus productos. Por lo que aquellas que quieran cosechar éxitos en el futuro han de pensar qué tecnología se adapta mejor a su idiosincrasia y cómo puede contribuir a alcanzar sus objetivos.

Los líderes empresariales que deseen alcanzar el modelo organizacional ideal y posicionarse correctamente de cara al futuro deberían fomentar los siguientes elementos:

• Cultura digital: consiga que la tecnología forme parte de la planificación y diseño del modelo y los procesos de negocio. Hágase la siguiente pregunta: “¿Cómo puede mejorar la tecnología su modelo de negocio o incluso crear uno nuevo?”. La tecnología no se puede seguir emplazando al futuro.
• Visión analítica: cualquier persona de su organización ha de poder tomar decisiones. Pregunte a los empleados que atienden a sus clientes qué datos emplean para tomar decisiones. Si no tienen acceso a ellos, corríjalo. ¿Necesitan acceso a la información? ¿Se sienten cómodos al consultarlos? Por supuesto que no tiene que convertir a cada uno de sus empleados en un analista de datos; simplemente permítales el acceso a la información necesaria para tomar decisiones.
• Equipos de formación multi-disciplinares: seleccione diversos responsables que cuenten con experiencia en diversas disciplinas y pídanles que colaboren con departamentos con los que no suelen estar en contacto. De esta manera fomentará la cooperación en su organización.
• Mentalidad de ejecución: todo lo expuesto arriba no tiene razón de ser al menos que se aplique a la vida real. En la actualidad fluctúan muchas ideas en torno a estos escenarios pero muy pocas se ejecutan y menos correctamente.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios