www.elmundofinanciero.com

NO SOLO HACE FALTA DINERO

Tres pasos para elegir el negocio ideal para tu emprendimiento
Ampliar

Tres pasos para elegir el negocio ideal para tu emprendimiento

· Por Edith Gómez, editora de www.gananci.com

sábado 05 de agosto de 2017, 09:45h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Puede ocurrir que haya personas que ya no estén contentas con sus trabajos formales y deseen dar un paso fuera de su zona de confort emprendiendo en algo nuevo. Esto de verdad es admirable, el asunto es que no siempre esas personas saben en qué tipo de negocio emprender. Es probable que a la hora de emprender muchas personas se sientan frenadas por la falta de disponibilidad económica, aunque ya es sabido que no se necesita una gran cantidad de dinero para empezar un negocio nuevo, sin embargo a veces lo que frena es la falta de una dirección clara hacia la cual encaminarse.

Nunca es sencillo dejar algo que es relativamente seguro en cuanto a estabilidad se trata para lanzarse a la aventura de crear un nuevo emprendimiento. Es muy probable que ya hayas leído mucho sobre diferentes ideas para comenzar tu negocio desde cero pero no te logres decidir. Cuando hay tanta información a veces llega un momento en el que nos sentimos confundidos y esto hace la elección sea aún más complicada.

Por eso, a continuación encontrarás una serie de pasos que te ayudarán a organizar tus ideas para que puedas llegar por fin a elegir el tipo de negocio ideal para que emprendas:

  1. Haz un inventario de tus habilidades y talentos: es más sencillo que emprendas en un área en la que ya tengas conocimiento/experiencia que apelar a otra. El mundo empresarial es muy amplio y en el camino de ser el dueño de tu propio negocio deberás aprender muchísimas cosas nuevas.

Si emprendes en un área en la que ya posees conocimientos, el crecimiento será más fácil y podrás concentrarte en los puntos donde tengas debilidades. Además de que podrás empezar a trabajar mucho más rápido. En cambio, si decides emprender en un área sobre la cual no sabes nada, deberás invertir más tiempo a estudiar y empaparte sobre el tema al principio, lo que retardará más los frutos económicos.

No significa que debes emprender obligatoriamente en el campo de la carrera universitaria de la que te graduaste. Atrévete a examinarte y acudir a tus talentos, habilidades empíricas, cursos que hayas realizado, actividades con las que sientas afinidad a la hora de buscar dentro de ti mismo la idea en la cual te apoyarás.

Aquí también vale tomar en cuenta desde dónde te gustaría llevar a cabo tu negocio propio: en tu casa, en un local o a domicilio (para tus clientes). Escribe la situación ideal de trabajo según tu personalidad y parte de qué puedes hacer para lograr estar ahí.

  1. Observa: empieza a pensar como emprendedor y a desarrollar más el arte de la observación, podrías sorprenderte de todas las cosas interesantes que encontrarás. Presta más atención a las personas a tu alrededor, escúchalas. Cuando estés en los centros comerciales, cuando estés rodeado de tus compañeros o amigos: ¿qué objetos usan? ¿Qué necesidades tienen? ¿Cómo se podrían mejorar sus vidas?

Tú también eres un buen objeto de estudio: ¿qué servicios y/o productos son tus favoritos y por qué? ¿Qué hace falta en mi localidad, en mi ciudad? Este método de observación consciente hará que las ideas buenas y útiles vengan a ti.

  1. Haz un inventario de tus recursos: ya que conoces tus habilidades y talentos, además de que tienes una idea somera en el campo de lo que te gustaría emprender, es necesario que también sepas con cuáles recursos cuentas para llevar a cabo tu emprendimiento.

¿Cuál es el capital que ya tienes? ¿Estoy dispuesto a pedir créditos bancarios o tengo con quién asociarme para que aporte dinero? ¿Necesito un local, carro para llevarlo a cabo o ya cuento con vehículo y sitio propio? ¿Con cuánto tiempo cuento?

Las respuestas de todas estas preguntas también te dirán cuál es el tipo de negocio en el que más te conviene iniciarte ya que tendrás más claro el rango económico en el que estás ubicado.

Dando los tres pasos anteriores seguramente ya tendrás clara la idea con la que decidirás arriesgarte a tener el estilo de vida que deseas. No te preocupes por el tiempo, todas las personas tienen su propio ritmo.

No existe un cronómetro que diga cuál es la cantidad de tiempo saludable que debes invertir en cada uno de los pasos. Lo que sí es recomendable es que tengas paciencia, esta es una decisión trascendental que debe ser tomada tanto con voluntad como con responsabilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.