www.elmundofinanciero.com

UNA VISIÓN DESDE EL PROTOCOLO

El juego de las sillas en el Palco de Honor

El juego de las sillas en el Palco de Honor

· Por Sara López Martos - Licenciada en Economía por la Universidad de Barcelona (UB) y Bridgewater College, Virginia (EEUU). Master en Protocolo, Organización de Eventos y Gestión de Congresos. Asesora Experta en Organización de Eventos Institucionales, Congresos y Presentaciones Corporativas

sábado 07 de julio de 2018, 08:30h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
En plena vorágine del Mundial de Fútbol las tertulias, los programas deportivos así como las conversaciones en la calle se centran en el papel de la selección española en el Mundial y en encontrar al responsable de la eliminación de España en octavos de final. Yo por mi parte, quisiera centrarme en un aspecto que me llamó la atención durante el partido de la selección española: La colocación de las autoridades en el palco de honor. Sé que no es la primera vez que trato sobre este tema durante el Mundial de Fútbol y de nuevo, quisiera insistir en el hecho de que en protocolo las cosas no son correctas o incorrectas. Siempre hay una opción intermedia que, a pesar de no seguir las reglas de protocolo fijadas, puede ser totalmente válida siempre y cuando dicha desviación se haya decidido en beneficio del objetivo buscado con el evento. En esta ocasión el rey Felipe VI decidió asistir al partido de octavos de final entre España y Rusia. Una decisión poco usual dado que los miembros de la Familia Real acostumbran a asistir cuando España llega a la final. En esta ocasión el rey Felipe VI quería mostrar su apoyo a la selección española y lo hizo acompañado de Luis Rubiales, Presidente de la Real Federación Española de Fútbol; José Guirao, Ministro de Cultura y Deportes y finalmente, María José Rienda, Presidenta del Consejo Superior de Deportes.

Como amante del protocolo siempre me fijo en detalles como la colocación de las autoridades en el palco de honor y de nuevo me llamó la atención el orden escogido para colocar a las altas personalidades. La colocación escogida en este caso fue el siguiente teniendo en cuenta que la presidencia estaba formada por un número impar de autoridades y tomando como referencia la vista de frente del palco de honor:

(4) (2) (1) (3) (5)

  1. Rey Felipe VI
  2. Luis Rubiales, Presidente de la Real Federación Española de Fútbol
  3. Gianni Infantino, Presidente de la FIFA
  4. José Guirao, Ministro de Cultura y Deporte
  5. Dmitri Medvédev, Presidente del Gobierno ruso

Teniendo en cuenta aspectos tales como el cargo ostentado por las personalidades presentes en el palco de honor, la colocación en alternancia de los asistentes y el hecho de que el presidente del Gobierno ruso Dmitri Medvédev asistía en representación del Presidente ruso, Vladimir Putin, que por razones de agenda no pudo asistir al partido, me gustaría plantear un nuevo orden de colocación:

  1. Rey Felipe VI
  2. Dmitri Medvédev, Presidente del Gobierno
  3. Gianni Infantino, Presidente de la FIFA
  4. José Guirao, Ministro de Cultura y Deporte
  5. Luis Rubiales, Presidente de la Federación Española de Fútbol

Dado que Dmitry Medvédev actuaba en representación de Rusia, era el anfitrión con lo que en teoría le correspondería el puesto (1); sin embargo, el protocolo recomienda que en determinadas ocasiones el anfitrión ceda su presidencia a otra autoridad o invitado de honor. Dado que en este caso el invitado de honor era el rey Felipe VI está más que justificada la cesión de la presidencia.

La siguiente cuestión es decidir si Dmitry Medvédev debería colocarse en el puesto (2) de conformidad con la teoría moderna o en el puesto (3) en aplicación de la doctrina clásica. Personalmente creo que tiene más peso el argumento de que el anfitrión debe de ceder el menor número de puestos con lo que me decanto por la teoría moderna frente a la clásica que defiende que el invitado de honor siempre debe de colocarse en el puesto de honor que es la derecha de quien organiza el evento. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, yo habría colocado al Presidente del Gobierno en el puesto (2)

A modo de conclusión me gustaría destacar la idea de que cuando hablamos de colocación de autoridades en un evento a veces no debemos ceñirnos a las reglas fijadas por el manual de protocolo. Existen una serie de criterios tales como las circunstancias del evento, el objetivo perseguido, la preeminencia de los invitados asistentes y por último, las propias normas de protocolo del Estado anfitrión que deben de tenerse en cuenta a la hora de decidir la colocación. De ahí, que no se pueda afirmar de forma rotunda que la distribución de asientos establecida en el partido sea correcta o incorrecta. ¿Qué opináis? ¿Vosotros habríais cambiado la colocación?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.