www.elmundofinanciero.com

¿PERDEMOS EL CONTROL FINANCIERO?

¿Agobiado por las deudas? Una idea para manejarlas

¿Agobiado por las deudas? Una idea para manejarlas

· Hoy en día, los trámites para solicitar créditos se han simplificado enormemente, además la aprobación es muy rápida. Esto ha hecho que sean muy populares y se hayan convertido en parte de la economía personal

lunes 15 de julio de 2019, 11:47h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Las instituciones que los otorgan no son los bancos tradicionales, son organizaciones mucho más dinámicas, que están mejor enfocadas en la atención a las necesidades del cliente, diseñando productos que se adaptan a la realidad de sus usuarios. Los préstamos personales son herramientas muy útiles para sortear imprevistos, pero si los ingresos no mejoran o si se toman varios créditos superpuestos, la situación se puede escapar del control.

¿Qué hacer en caso de perder el control financiero?

Una persona que tenga varias deudas con plazos de pago distintos, tasas diferentes, cuotas también distintas, y que además, debe hacer pagos en varias fechas al mes, puede aprovechar los beneficios de reunificar deudas. Se trata de solicitar un crédito que cubra el importe total de lo adeudado, cancelar todos los préstamos pendientes y quedarse con un solo préstamo. Hay que tener claro qué se quiere obtener, por ejemplo, reducir las cuotas, bajar las tasas de interés o cualquier otra condición que nos esté molestando, de esta forma se busca el préstamo para agrupar deudas que mejor vaya a tal efecto. Hay muchos beneficios en la reunificación de deudas, vamos a verlos:

  • Dependiendo de la situación, se puede reducir el importe de lo adeudado. Esto es un beneficio muy importante que se reflejará mucho mejor en el balance financiero personal.
  • Se pueden conseguir cuotas mensuales más reducidas, lo cual significa un desahogo económico y se podrán destinar más recursos para los gastos personales. Ésta suele ser la principal razón para hacer una reunificación de deuda.
  • Los pagos quedan más cómodos de realizar. Al tener una sola cuota que pagar no hay que estar pendiente de diferentes pagos. El presupuesto familiar queda mejor organizado al agrupar deudas.
  • Los intereses de los préstamos personales son más altos que los hipotecarios, por lo tanto, al convertirlos todos a un crédito hipotecario el interés baja, lo que reduce el coste de la deuda.

¿Cómo aprovechar los créditos personales?

Los créditos son instrumentos para el crecimiento personal, ya que permiten hacer inversiones y adquirir bienes para los que no tenemos recursos en el momento. Además, los creditos rapidos online son salvavidas que rescatan a sus usuarios en los momentos que más necesitan. Vamos a ver algunos consejos para usar estos créditos de manera inteligente:

  • Poner a producir el dinero que se solicite. La mejor manera de aprovechar un crédito es generar riqueza con él. Haz un estudio de mercado y busca de qué manera puedes establecer un negocio con un préstamo personal.
  • Aprovecha ofertas y descuentos. Imagina que te topas con un producto que debes adquirir en un futuro cercano y está a mitad de precio, pero resulta que no tienes el dinero todavía. Verifica que el coste del préstamo cubra el descuento que vas a recibir, y si te conviene solicítalo y aprovecha la oferta.
  • Anticipar el gasto. Estás ahorrando para un viaje y todos los meses guardas una cantidad de dinero. Si esa cantidad es suficiente para pagar un préstamo por el importe del coste del viaje, entonces puedes viajar de una vez. Ten en cuenta que debes pagar intereses, si los números son favorables, entonces solicita tu préstamo y disfrútalo.
  • Comprar equipos para trabajar de manera independiente. Por ejemplo, eres especialista en informática y no ganas suficiente con tu empleo, puedes solicitar un crédito personal para comprar un ordenador adecuado y trabajar por tu cuenta. Si logras hacerte con una buena clientela, pagarás tu préstamo con comodidad.
  • Comprar productos. Estos préstamos son tan dinámicos que les funcionan muy bien a las personas que trabajan en asuntos como catering, repostería, decoración, costura, manualidades y muchas otras. Se usa el préstamo para comprar los materiales cuando ya se tenga el pedido, y al cobrar el servicio se paga el crédito. Es una manera de trabajar sin usar capital propio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.