www.elmundofinanciero.com

INVERSIÓN RESIDENCIAL

Los precios del alquiler siguen subiendo en toda Europa

Los precios del alquiler siguen subiendo en toda Europa

  • Las ciudades europeas más baratas, entre ellas Barcelona y Madrid, están aumentando tanto sus precios que podrían llegar a alcanzar a las ciudades más caras

sábado 11 de enero de 2020, 09:41h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
El Índice Internacional de Alquileres de HousingAnywhere del cuarto trimestre de 2019 confirma que el precio de los alquileres continúa aumentando en Europa. Londres, Ámsterdam y Múnich, actualmente las ciudades más caras para alquilar, advirtieron una desaceleración de sus precios en 2019. En cambio, las ciudades con los precios de alquiler más asequibles, especialmente Berlín, Barcelona, ​​Madrid, Viena y Bruselas, siguieron experimentando fuertes crecimientos en sus alquileres.

España y la necesidad de medidas urgentes

De todas las ciudades analizadas en el Índice de Alquiler, Barcelona y Madrid forman parte de las 5 ciudades en las que más siguen aumentando los alquileres, junto con Viena, Berlín y Bruselas. Actualmente el precio de alquiler de un piso en Barcelona se sitúa en los 1.249€ de media, aumentando un 9,6% respecto al tercer trimestre del año pasado. En el caso de Madrid, alquilar un piso cuesta 1.127€ de media, también aumentando un 5%.Djordy Seelmann comenta: “Ciudades como Barcelona y Madrid han experimentado un fuerte crecimiento de los alquileres en el último año. Una encuesta reciente del Observatorio de Emancipación muestra que los menores de 30 años en España tienen que destinar hasta el 94% de su salario en el alquiler de un piso. Como resultado, compartir piso es más común que nunca.” Y sigue: “Creo que España debería considerar seriamente la aplicación de un conjunto de medidas para hacer frente a esta situación, ya que cada vez es más difícil encontrar un hogar. Ciudades como Barcelona y Madrid todavía tienen muchas propiedades vacías que deberían estar disponibles en el mercado. Los ayuntamientos y gobiernos deberían contribuir, por ejemplo, transformando fácilmente los inmuebles comerciales en inmuebles residenciales”.

Trabajando hacia soluciones efectivas

Actualmente el panorama político europeo es bastante inestable, cosa que afecta a la industria inmobiliaria. “Los controles de alquiler que se dan en Berlín y los Países Bajos son una forma de promover la asequibilidad de la vivienda a corto plazo. Sin embargo, son contraproducentes y agregan riesgos a la inversión residencial, al mismo tiempo que no generan más alojamientos”, comenta Seelmann.

Según Seelmann, existen estrategias a corto y largo plazo que podrían mejorar la situación: “A corto plazo, instamos a los gobiernos y municipios a que adopten una actitud más constructiva para permitir el desarrollo de nuevos alojamientos. Los precios del suelo han aumentado, en parte debido a las políticas fiscales de los gobiernos que tienen como objetivo impulsar la financiación de las autoridades locales, para el desánimo de los inversores inmobiliarios. A largo plazo, las ciudades deberían centrarse en mejorar las infraestructuras de transporte público, ya que por ejemplo muchos jóvenes buscan alojamiento en áreas donde hay suficientes opciones de movilidad. Las ciudades que mejoren estos aspectos conseguirán atraer la fuerza laboral en el futuro”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios