www.elmundofinanciero.com

CUIDADO CON LOS DIFERENTES TIPOS DE INTERÉS

Consejos para comprar una casa

Consejos para comprar una casa
Ampliar

· El importe total de hipoteca es un valor fundamental, porque va a condicionarte el tipo de casa que puedes comprar

martes 12 de mayo de 2020, 08:49h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
¿Crees que es mejor vivir de alquiler o, en cambio, eres de los que piensa que es más conveniente comprarse una casa? Si estás leyendo esté artículo, seguramente seas de los que opina lo segundo. La vivienda es un bien de primera necesidad en nuestras vidas, y a su vez una de las inversiones más grandes que solemos realizar.

Esta aventura de grandes dimensiones nos va a afectar en nuestro día a día, no solo en términos de nueva ubicación y vida social, sino también en la mayoría de los casos a nuestra economía. De este modo, a continuación, vamos a analizar una serie de factores que hay que tener en cuenta para comprar una casa, y darte unos consejos para que todo salga bien.

Asegúrate de cuánto dinero puedes conseguir

Aunque pueda parecer obvio, no siempre lo tenemos en cuenta y esto nos lleva a tomar decisiones erróneas en la forma de realizar la búsqueda. No es extraño comenzar a ver opciones y apartamentos en portales de internet, y nos llegamos a encaprichar de alguno, y es entonces, y solo en ese momento, cuando vemos que no están a nuestro alcance. Y la consecuencia es que las que en ya encajan en nuestro presupuesto, no nos gustan tanto. Por eso, para conocer este importe, debemos realizar una autoevaluación financiera, para la que es muy importante tener en cuenta dos factores:

  • La entrada: es la cantidad inicial que debes aportar al banco para que te concedan el total del dinero. El problema reside en que normalmente requieren, al menos, entre el 10-20% del total concedido. Y, por lo tanto, en el caso de que se pretenda comprar un inmueble por un valor de unos 150000€, se deberá adelantar entre 15 y 30 mil euros. Esto implica que se necesite una cantidad de ahorros relativamente elevada para comenzar el proceso.

  • El importe total de hipoteca: este valor es fundamental, porque va a condicionarte el tipo de casa que puedes comprar. Esta cantidad va a ser el máximo que el banco está dispuesto a concederte en función a tus ingresos, por tanto, va a ser el límite máximo de presupuesto que dispones.

Sé realista

A todos nos gustaría tener una casa de diseño muy bonita en el centro, o un gran chalé con piscina en la urbanización de moda. Pero, muy a nuestro pesar, no siempre podemos permitírnoslo. Lo aconsejable es no exceder el 30-40% de los ingresos mensuales para este cometido, por lo tanto, si los ingresos son de 1500€ al mes, el precio de la mensualidad debería rondar de 450 a 600€. De este modo el grado de deuda será saludable y será posible mantenerlo.

También hay que analizar la estabilidad de ingresos. Si ahora estás haciendo las cosas muy bien y estás ganando mucho, pero sabes que puede ser temporal, no te excedas comprometiéndote con cantidades que quizás en un futuro no vas a poder abordar. No es necesario pedir una cantidad enorme, ya que en cualquier momento se puede acceder a préstamos personales, para otros propósitos de menor calibre.

Ten claro lo que se quiere y se necesita

Tener muy presente las necesidades y lo que se desea comprar, ayuda mucho a la hora de encontrar lo que se busca. Un ejemplo sería, 3 dormitorios y 2 cuartos de baño, con calefacción central y dos plazas de garaje. De este modo, podrás centrarte solo en eso, filtrando el resto. Hay mucha demanda y fácilmente podrás distraerte y eso, como norma habitual, lleva a gastar más dinero. Situaciones como “por 15000€ más podemos tener otro dormitorio”, y “por 20000 2 plazas de garaje”, son ejemplos de situaciones en las que se termina mirando cosas por encima del valor que deberías. Es aconsejable centrarse en lo indispensable y si surgen otras pequeñas necesidades, puedes apoyarte en préstamos rápidos para gastos menores, que vayan aconteciendo durante tu estancia en el nuevo hogar.

Investiga y asegúrate de que todo está bien

Este aspecto es fundamental, ya que la nueva casa es donde vamos a pasar una gran parte de nuestro tiempo. Si es un edificio nuevo, es aconsejable tratar de averiguar las calidades de los materiales, certificados energéticos, dónde se ha construido, y que todo está hecho como es debido. Si, en cambio, el nuevo inmueble es usado, además de todo eso debes informarte sobre los vecinos. Te sorprendería la cantidad de veces que unos vecinos problemáticos arruinan la casa de tus sueños, y una vez que estás allí ya es demasiado tarde. Date unas vueltas por allí, habla de buenas formas con la gente que vive por allí, pregunta, observa si hay algún bar o local potencialmente ruidoso y de este modo te evitarás muchas sorpresas.

Estudia los tipos de hipoteca

Conviene investigar qué forma de hipoteca es la más conveniente. Desarrollando un poco tu conocimiento sobre hipotecas y tasas, podrás establecer la mejor para tu caso. Hipotecas de tipo fijo, variable y mixto pueden ser tus opciones a elegir. Si te interesa este tema, puedes leer más detalladamente aquí. Y por supuesto, como sugerencia final, siempre es aconsejable consultar la información con más de un banco para ver las opciones de mercado y elegir la más favorable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.