www.elmundofinanciero.com

INTERESES ABUSIVOS

¿Se pueden recuperar los intereses cobrados de forma indebida en las tarjetas revolving?

¿Se pueden recuperar los intereses cobrados de forma indebida en las tarjetas revolving?

· En muchas de las sentencias que anulan los intereses también se obliga a los bancos a devolver a sus clientes las cantidades cobradas de forma indebida

sábado 19 de septiembre de 2020, 10:07h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Las tarjetas revolving representan una comodidad incuestionable para sus usuarios, ya que pueden adquirir productos y aplazar el pago o efectuarlo en cómodos plazos. Sin embargo, los altísimos intereses que estas tarjetas llevan aparejados, de entre un 20 y un 29% TAE, hace que en muchos casos se desencadene una auténtica “bola de nieve” y que las cuotas solo sirvan para pagar los intereses, viendo los usuarios envueltos en el pago de una deuda interminable. ¿Es posible terminar con esta situación? Aquí te lo contamos.

Tarjetas revolving e intereses abusivos

No cabe duda de que las tarjetas revolving son una de las mejores formas de adquirir bienes y servicios cuando no se dispone de la liquidez necesaria, dado que gracias a ellas, los pagos quedan automáticamente aplazados y pueden efectuarse en base a plazos.

Sin embargo, los intereses abusivos que estos productos financieros llevan aparejados, ha hecho que muchos jueces hayan dado la razón a sus usuarios y que sea posible realizar una reclamación intereses tarjetas revolving con ciertas garantías de éxito, dado que muchas de las sentencias que dan la razón a los clientes de los bancos han sentado jurisprudencia y ello implica que, ante la ausencia de una ley concreta que regule el mercado de este tipo de créditos, las víctimas de las prácticas usurarias de las entidades bancarias tengan “algo a lo que acogerse” para ver defendidos sus derechos.

Es decir, que a estas alturas ya es posible vernos liberados de los mencionados intereses abusivos y devolver únicamente el dinero que nos haya sido prestado, lo que necesariamente implicara una reducción considerable, tanto de la cuantía de nuestra deuda como del tiempo que se pueda tardar en saldarla.

¿Cómo reclamar?

En cuanto a la mejor forma de reclamar los intereses usurarios de Wizink (que no es más que una marca comercial empleada por varios bancos en sus tarjetas revolving) pasa por comenzar haciendo una reclamación a la entidad que haya emitido nuestra tarjeta, que seguramente desestimará nuestra solicitud y nos obligará a que, posteriormente, tengamos que emprender medidas judiciales.

En este sentido conviene saber que hay bufetes de abogados que prestan asistencia especializada a las víctimas de los intereses abusivos de las tarjetas revolving y que sólo cobran sus comisiones en el caso de ganar la demanda judicial, lo que de por sí es una muestra del éxito que suelen tener estas demandas.

No en vano, los equipos jurídicos que prestan tal servicio se basan tanto en las ya mencionadas sentencias favorables para los usuarios de las tarjetas revolving, como en la Ley de Represión de la Usura (que, aunque sea de 1908, sigue estando vigente en nuestros días), cuyo literal anula cualquier contrato de préstamo con un interés notablemente superior al normal del dinero y resulte desproporcionado.

En consecuencia, la existencia de préstamos con intereses de hasta el 29% no sólo es algo moralmente reprobable, sino que también está sancionado por una legislación vigente que considera que los usuarios de las tarjetas de crédito revolving tienen derecho a verse liberados de esos intereses abusivos de los que venimos hablando.

No en vano, en muchas de las sentencias que anulan los intereses también se obliga a los bancos a devolver a sus clientes las cantidades cobradas de forma indebida y que pueden llegar a representar cantidades importantes de dinero en muchos casos, motivo por el que reclamar nuestros derechos es poco menos que imprescindible en el caso de que seamos víctimas de las tarjetas revolving.

En conclusión, de lo que venimos hablando es de una forma de obtener justicia ante una práctica claramente abusiva por parte de las entidades financieras, pero también de ver restituido ese dinero que hemos pagado indebidamente a consecuencia de que los bancos han optado por prestar dinero a un precio clarísimamente superior al que marca la ley, motivo por el que las posibilidades de éxito de nuestras reclamaciones se acercarán mucho al 100%. Así que, ¿por qué no intentarlo?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

1 comentarios