www.elmundofinanciero.com

UZBEKISTAN, A LA VISTA DEL MUNDO

Asia Central en el cruce de las civilizaciones mundiales
Ampliar

Asia Central en el cruce de las civilizaciones mundiales

· Por Jesús Gil Fuensanta, Profesor de la Universidad Autónoma de Madrid

jueves 24 de septiembre de 2020, 09:12h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Hoy toda la comunidad mundial observa con interés el Debate General de la 75ª Asamblea General de la ONU en Nueva York. Los líderes de diferentes países del mundo ya han pronunciado sus discursos, se han presentado diversas iniciativas y se han discutido las ideas propuestas. Uno de los discursos más destacados puede considerarse legítimamente el discurso del presidente de un país joven, pero que ya tiene una buena y firme base, el presidente de la República de Uzbekistán Shavkat Mirziyoyev. En su discurso, el presidente de Uzbekistán presentó una serie de iniciativas muy interesantes, relevantes y orientadas al futuro: solución innovadora del problema ambiental global y socioeconómico del Mar de Aral, lograr la paz y la estabilidad en Afganistán, garantizar los derechos de los jóvenes, la distribución equitativa de la vacuna entre la población de todo el planeta y otras.

Todas estas iniciativas merecen no sólo un estudio profundo y el apoyo de la comunidad mundial, sino también deberían hacer reflexionar a los líderes mundiales sobre las prioridades y las perspectivas de las políticas internas y externas de diferentes estados.

A mí, como arqueólogo con muchos años de experiencia, con un vivo interés a la historia de la humanidad y apasionado con la cultura de diferentes pueblos, la iniciativa del presidente uzbeko sobre la celebración del Foro Internacional "Asia Central en la encrucijada de las civilizaciones mundiales" me pareció particularmente atractiva.

Desde la antigüedad remota Uzbekistán ha sido no sólo un centro de civilización sino un cruce de caminos e intercambios entre gente de diferentes credos y razas. Se apoyaba, entonces, como en el presente Uzbekistán, la armonía entre diferencias etnias provenientes de los más diversos territorios.

Los monumentos de la antigüedad en la zona atestiguan fuertes raíces de tolerancia religiosa y humana. Tomemos como ejemplo, el caso de Ërkurgan (Qarshi), la antigua ciudad de Najshab (Nakhshab) en la zona del río Kashkadarya. Allí hay descubiertos templos y santuarios que no sólo evidencian influencias culturales llegadas desde miles de kilómetros en todos los puntos cardinales, sino la convivencia de ideas religiosas propias del Zoroastrismo (religión del antiguo Irán) y el Budismo. Una tolerancia religiosa que sigue defendida en el actual Uzbekistán.

En su mensaje telemático, el presidente de Uzbekistán, continuando su política de consolidación de los orígenes espirituales, historia común de los pueblos de Asia Central, subrayó la importante contribución civilizadora de los pueblos y grupos étnicos de la región a la cultura y la ciencia mundiales. Y, Uzbekistán no es sólo el corazón de Asia Central o el centro geográfico, sino también es un centro que ha generado principios espirituales e ideas científicas durante miles de años, que ahora son ampliamente conocidos en todo el mundo. Creo que se trata de una propuesta muy oportuna, que refleja la especial atención de los dirigentes del país a la preservación del patrimonio cultural e histórico mundial.

Hasta hoy en día el país sigue siendo una encrucijada del Este y Occidente, Europa y Asia, un país donde se valora la paz y la estabilidad, y el bienestar de todo el pueblo es el objetivo más alto del Estado.

Es bien conocida la voluntad que ha tenido Uzbekistán de acercamiento a sus vecinos en todos estos años recientes, Un deseo férreo que está implícito en la nueva política de la agenda internacional de Uzbekistán, en la que se resume un deseo por la harmonía con todos sus vecinos que se materializa cada vez más en la psique del ciudadano global.

Uzbekistán es sinónimo hoy día de estabilidad, tranquilidad y coexistencia pacífica con el planeta.

En su glorioso pasado, Uzbekistán supo ser una mayor dispersora de riqueza o convivencia de diferentes grupos humanos, que un signo de territorio convulso, aspecto que nunca mantuvo en el legado humano. Ya anterior a la florida cultura regional de la Edad Media, la Sogdiana y otros territorios de Uzbekistán, como Fergana, mantuvieron un estrecho lazo con zonas de las actuales repúblicas centroasiáticas, como la misma Bactria, en el actual Afganistán.

Como hace tres años, el presidente Shavkat Mirziyoyev, en su intervención en el período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, volvió a centrar la atención en el problema afgano y en el establecimiento de la paz en Afganistán.

La política holística, bien pensada y estratégicamente fundamentada de Uzbekistán hacia Afganistán que no implica, como vemos, ninguna intervención en los asuntos internos de Afganistán soberano, define las perspectivas a largo plazo en materia de cooperación con este país. La evolución positiva de esta cuestión es el resultado de la Conferencia de Tashkent de 2018, iniciada por el presidente de Uzbekistán, que señala una vez más una característica tan pragmática del líder uzbeko como la previsión.

Para mí, como arqueólogo, esta cuestión es importante: todos recordamos como en 2001, en Afganistán, fueron destruidas las estatuas de Buda de Bamiyan que se consideran los monumentos históricos de importancia mundial. Apoyo plenamente la aspiración del Sr. Shavkat Mirziyoyev de lograr la paz y la estabilidad en el país vecino no sólo como garantía de bienestar social y económico, pero también para preservar el patrimonio cultural de importancia mundial.

Además, esa buena sintonía creciente entre las diferentes repúblicas de Asia Central, converge en la iniciativa del Presidente de Uzbekistán, la cual fue presentada hace unos tres años, durante el 72º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y que se centraba en la realización periódica de reuniones consultivas entre los jefes de los Estados de Asia Central. Un hecho en la actualidad.

Como en toda época, vivimos en momentos de grandes retos internacionales. Por eso un continuo flujo de reformas como las que se realizan en la república de Uzbekistán hace posible nuevos avances politicos, económicos y sociales en la superación de los problemas mundiales, lo que también ha sido observado por el Sr. Presidente en el ejemplo de abordar el problema de Aral. La propuesta de adoptar una resolución especial de las Naciones Unidas que declare la zona del Mar de Aral como una zona de innovaciones y tecnologías ambientales ayudará no sólo a restablecer el bienestar de la población local, sino también a cumplir plenamente los objetivos del desarrollo sostenible.

Si miramos hacia atrás, al pasado remoto de las “Rutas de la Seda” que atravesaron y desarrollaron Asia Central es difícil no ver una época de gran esplendor y desarrollo en el territorio de Chach o la Sogdiana, y que cubrían el actual Uzbekistán.

Siendo cruce de rutas de transporte antiguas y modernas, Uzbekistán juega un papel importante en las relaciones económicas modernas en calidad de corredor de transporte. Por ello, la administración del país presta gran atención al desarrollo de la interconexión de los transportes y las comunicaciones tanto a nivel regional como mundial. Como señala el Sr. Mirziyoyev, el establecimiento del Centro Regional para el Desarrollo de la Conectividad del Transporte y las Comunicaciones bajo los auspicios de las Naciones Unidas será un paso importante para seguir fortaleciendo la cooperación regional y ampliar la cooperación comercial y económica con otras regiones. Sin duda, esta iniciativa contará con el apoyo de la comunidad internacional y se pondrá en práctica en un futuro muy próximo.

Como todos los políticos progresistas, el Sr. Presidente, hace énfasis no sólo a cuestiones de actualidad sino que también está apostando a las iniciativas prometedoras como la propuesta que presentó hace tres años para elaborar una Convención sobre los Derechos de los Jóvenes. Shavkat Mirziyoyev una vez más subrayó la importancia de las generaciones jóvenes para el futuro del planeta, en lo que tiene toda la razón.

La juventud desempeña sin duda un papel esencial en la consecución futura de estas y más reformas, y para que la democracia sea una sólida e irreversible institución, lo que también pronunció Shavkat Mirziyoyev.

El mundo multipolar actual debe fundamentarse en la armonía y cooperación entre los diferentes pueblos, pero en este, y debido a su naturaleza mutable cada determinados períodos aparecen problemas y fuertes desafíos, algunos con grave peligro para la salud y estabilidad mundial como el que amenaza al mundo y al desarrollo sostenible, durante esta época actual, en el marco de la cual tiene lugar el 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas: la amenaza del Covid-19.

Desde el principio de la pandemia, Uzbekistán a través de sus sanitarios, médicos y especialistas está haciendo lo posible para atajar este mal universal, que tantos nubarrones cierne sobre el futuro del entendimiento mundial.

A nivel global, en la actualidad el virus está afectando a estratos de población, cada vez más joven y por ello, Uzbekistán en la lucha contra el virus infeccioso está manteniendo el equilibrio de la situación, tanto poniendo a disposición de la población civil, y en especial de aquellos sectores jóvenes y ancianos, toda la ayuda médica posible, así como buscando un entendimiento con las vecinas republicas, siguiendo las máximas de su agenda política internacional. Es por ello que Uzbekistán ha dado otros pasos durante este año actual, como la concesión de ciudadanía a 50.000 personas sin nacionalidad que residían en la República.

A este respecto, la iniciativa del Presidente sobre los compromisos voluntarios hechos por los Estados durante las pandemias y la garantía de un amplio acceso a los resultados del desarrollo, los medicamentos esenciales y las vacunas contra el nuevo coronavirus confirma nuevamente el compromiso del líder del país con los valores universales, el humanismo y la igualdad, que según mi opinión, también deberían reflexionar otros líderes de la comunidad mundial.

Asia Central en el cruce de las civilizaciones mundiales
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios