www.elmundofinanciero.com

EL APOYO A LAS EMPRESAS EN CRISIS

La continuidad de las empresas depende de su capacidad de reestructuración

La continuidad de las empresas depende de su capacidad de reestructuración
Ampliar

  • Lo más importante en una reestructuración empresarial es saber liderar un buen equipo de directivos con predisposición ante el más mínimo síntoma de declive

martes 27 de octubre de 2020, 11:47h

La empresa valenciana Resultae, especializada en reflotamiento y reestructuración de empresas, desarrolla planes específicos con el objetivo de reestablecer y garantizar la viabilidad de compañías que atraviesan por situaciones difíciles. La actual coyuntura económica ha dejado a la inmensa mayoría del entramado empresarial sujeto a tensiones por el parón de actividad, la caída de la demanda o la incertidumbre general que invade al global de la economía. Por ello, desde Resultae se han volcado en el reflotamiento y apoyo de empresas en crisis. Su Gerente, José Alamar, resalta que: ‘estos planes de reestructuración de empresas se abordan de forma realista, ágil y eficaz con el objetivo de mejorar los resultados e implantar medidas que den solidez al negocio’.

La complejidad y diversidad de las empresas sí que obliga a desarrollar planes ad hoc tendentes en ocasiones a: generar caja, renegociar deuda, realizar una reducción de costes, control de la gestión, planes de desinversión para soltar lastre y reorientar el negocio para obtener liquidez, planes de evaluación de la rentabilidad, optimización de compras, gestión de stocks, mejora de la productividad, desarrollo de alianzas con proveedores, profesionalización del equipo directivo, planes de comunicación interna y externa, análisis de puestos de trabajo o simplificación de la estructura, llegado el caso, son algunos de los planes en los que suele apoyar Resultae a las empresas en estos tiempos.

‘En Resultae sabemos’, señala Alamar, ‘que lo más importante en una reestructuración empresarial es saber liderar un buen equipo de directivos con predisposición ante el más mínimo síntoma de declive y que la respuesta que generemos sea tan ágil como eficaz para la empresa’.

Desgraciadamente, se apunta desde Resultae, que decidir poner en marcha un proceso de reflotación es difícil, muchos directivos no son capaces de hacerlo o verlo y cuando se deciden hacerlo el problema ya se ha agravado. ‘Las empresas de hoy y de mañana o son flexibles o no serán’, destaca José Alamar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios