www.elmundofinanciero.com

¿QUÉ SON LOS PRÉSTAMOS RÁPIDOS?

Préstamos rápidos, qué son y cómo pueden ayudarte

Préstamos rápidos, qué son y cómo pueden ayudarte

· Los préstamos rápidos pueden ser de gran ayuda para urgencias económicas o situaciones imprevistas. Conocer sus ventajas y particularidades es de suma importancia para poder acceder a ellos sin inconvenientes

sábado 14 de noviembre de 2020, 09:22h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Durante el transcurso de los últimos años, los préstamos online se han convertido en una de las alternativas elegidas por cientos de personas para evitar las complicaciones burocráticas que supone solicitar préstamos del modo tradicional. Mientras que acudir a los bancos tradiciones puede estar lleno de obstáculos, los préstamos online presentan algunas ventajas indudables, ya que son rápidos y accesibles.

¿Qué son los préstamos rápidos?

Se llama préstamos rapidos a aquellos que, de forma online, pueden ser otorgados al solicitante de manera prácticamente inmediata. Su rapidez es una de sus principales ventajas, porque para quienes necesitan salir de un apuro económico se convierten en un verdadero alivio. Pero, ¿por qué son rápidos? Porque las solicitudes se hacen de manera muy sencilla, los requisitos no son tan excluyentes como en otros casos, y no es necesario emprender un largo proceso de tediosos papeleos. Una vez que se realiza la solicitud, solo hay que esperar la respuesta de la entidad en cuestión. Ésta se ocupará de responder si la solicitud ha sido aprobada o no, y una vez aprobada, se le enviará el dinero al solicitante, de manera inmediata o en un plazo que puede ir de las 24 a las 48 horas.

¿Cuáles son las principales ventajas?

Además de su inmediatez, los préstamos rápidos tienen muchas otras ventajas que los convierten en la opción ideal para todo aquel que necesite dinero urgente sin papeles. Con los métodos tradicionales, muchas personas suelen tener inconvenientes a la hora de solicitar un préstamo, ya que los requisitos suelen ser bastante estrictos; y para quienes hayan estado en algún momento registrados en ASNEF, o no cuenten con aval o nómina, puede ser un verdadero problema. Las entidades tradicionales, muy a menudo, se niegan a otorgar préstamos a estas personas, ya que no consideran que podrán devolver la suma en el tiempo otorgado. Sin embargo, con los préstamos online, esto no es ningún tipo de problema, ya que muchas entidades excluyen a sus clientes de tener que presentar nómina e incluso otorgan préstamos o créditos aunque estén registrados en ASNEF.

Por otra parte, y uno de los beneficios que vale la pena tener en cuenta, está la posibilidad de acceder a distintos tipos de préstamos. Lo cierto es que en el mercado financiero existen diversos productos, según las necesidades que estén destinados a cubrir, los requisitos que requiera cada uno, el plazo de devolución, o el importe, de manera que con las entidades online es posible recurrir, tanto a préstamos como a créditos o minicréditos, por ejemplo. Las razones para solicitar minicréditos normalmente están ligadas a gastos de emergencia, reparaciones, imprevistos, o alguna compra necesaria; aunque los importes que ofrecen no son tan amplios, se ajustan perfectamente a este tipo de situaciones. También son muy fáciles de conseguir y sólo basta rellenar un formulario con algunos datos para enviar la solicitud a la entidad que los ofrece. Por lo general, los datos que se exigen son nombre y apellidos, documento de identidad, residencia, y cuenta bancaria en la que poder depositar el dinero del préstamo.

Resulta de suma importancia reparar siempre en las condiciones que expone cada entidad, ya que éstas se encuentran visibles en las ofertas de préstamos y créditos. Al momento de solicitar un préstamo, hay que estar muy seguro de poder cumplir con la devolución a tiempo, para evitar caer en una situación de deuda. Además, se recomienda siempre pensar con cuidado de qué forma se va a administrar el dinero del préstamo, y cuál de todos según su importe y características, puede ser el más adecuado para la situación que se presente. Lo más aconsejable es no destinar el dinero de un préstamo al pago de una deuda previa, y tener un plan preparado para organizarse de la forma más apropiada, una vez se tenga el dinero en la cuenta bancaria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios