www.elmundofinanciero.com

VUELTA A LA CASILLA DE INICIO

Un futuro político en Cataluña con un empate técnico

Un futuro político en Cataluña con un empate técnico

· Por César Alcalá

lunes 15 de febrero de 2021, 17:10h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Las encuestas publicadas en los últimos días pronosticaban un triple empate técnico entre PSC, ERC y Junts. La verdad es que esta vez han acertado. Pronosticaban que ganaría PSC y lo ha hecho. El efecto Illa se ha hecho patente al aumentar en 16 escaños la representación parlamentaria. Estos resultados no se daban desde la época de Joaquim Nadal. En la etapa de Pasqual Maragall y José Montilla el PSC aumentó en escaños y entró en una caída libre después de los dos tripartitos. Illa ha conseguido colocar la PSC en el lugar privilegiado que tenía en la política catalana.

A pesar de la baja participación -en 2017 fueron a votar un 80% de los ciudadanos y en 2010 no ha sobrepasado el 55%- se hace patente que los dos partidos independentistas se están deshinchando. Tengamos en cuenta que la gran movilización de las últimas elecciones ha sido del bloque independentista. La alta participación de 2017 fue gracias a los constitucionalistas, que ayer se quedaron en casa.

Y decimos que se están deshinchando, teniendo en cuenta los votos recibidos. Si, en 2017 ERC obtuvo 935.861 votos, ayer obtuvieron 602.658. Han caído en 333.203 votos. Junts, que en 2017 se presentó con Junts per Catalunya, ha recibido 567.421. A estos tendríamos que unir los 76.967 de PDeCat. Esto supone 644.388 votos. En 2017 alcanzaron los 948.233 votos. También caen en 303.845 votos. Es decir, ambas formaciones han perdido más de 600.000 votos.

La gran sorpresa de la noche ha sido la entrada de VOX en el Parlamento, con 217.371 votos y 11 escaños. Este partido ha sabido acariciar los votos de la derecha y, quizás de una izquierda moderada que estaban muy de acuerdo con las consignas lanzadas por este partido. También por el hartazgo que hay en Cataluña del independentismo.

No ha sido una sorpresa los resultados de Ciudadanos. En las elecciones de 2017 se organizó una campana, en redes sociales, para convencer a los votantes que ese partido era la mejor opción para ganar al independentismo. Esa campaña tuvo su efecto positivo y consiguieron 1.109.732 votos, consiguiendo 36 escaños. El problema es que han defraudado a sus electores y estas cosas se pagan. Que Inés Arrimadas no se presentara a la elección de presidente y luego se marchara a Madrid, para muchos fue una traición. Quedarse con sólo 6 diputados es el precio que han pagado en estas elecciones. Ciudadanos tiene un difícil futuro y se deberán replantear lo que quieren hacer, pues pueden convertirse en el nuevo UPyD.

Lo ocurrido con el Partido Popular era de esperar. Y no es culpa de Alejandro Fernández, que es uno de los mejores políticos que hay en Cataluña. Deberían reflexionar los que decidieron colocar de número 2 y 3 a Lorena Roldán y Eva Parera. Esto las bases no los han entendido. Tampoco entienden el desapego de la dirección con ellos. No han cuidado a las bases y, muchos de ellos, han visto en VOX la mejor opción. A esto hay que añadir que una parte representativa de los representantes de este partido antes habían estado en VOX.

El Partido Popular se ha de replantear lo que quiere hacer en Cataluña. No se puede dar bandazos. Hay que tener un proyecto y cuidar a las bases. Han pasado de 185.670 a 108.841 votos. Para ir bien debería haber alguna dimisión -aunque en este país no dimite nadie- y refundar un partido que había conseguido siempre un promedio de 11 escaños. Si los resultados de 2017 fueron un largo camino en el desierto, a partir de hoy se hará mucho más largo. Sobre todo con una rebotada del Ciudadanos que se pasó al PP para no desaparecer de la vida política, y otra que viene de Convergència y solicitó el referéndum. Alejandro Fernández tiene un futuro complicado.

Ahora bien los pactos. Todo muy abierto. Se puede volver a lo que ya hemos vivido en los últimos años o cambiar. Evidentemente Salvador Illa se presentará para ser elegido presidente de la Generalitat. Él no hará como Arrimadas. Ahora falta saber si el pacto de los independentistas para no pactar con el PSC es papel mojado o una realidad. Se abren tres posibles pactos. Evidentemente se debe descartar un pacto constitucionalista, porque no dan los números. Sólo suman 20 escaños. Un número insignificante.

Queda, como se ha dicho, volver a lo que tenemos con ERC, Junts y CUP, que suman 74 escaños. Otro pacto es repetir un tercer tripartito con PSC, ERC y En Comú-Podem, que suman 74 escaños. Queda un tercer pacto que es el que se llegó en la Diputación de Barcelona y en varios Consells Comarcals. Esta pasa por PSC, Junts y En Comú-Podem que suman 73 escaños. Los tres dan la mayoría absoluta. Ahora sólo falta saber qué quiere hacer Oriol Junqueras y si, como se dice, hay un pacto oculto entre PSOE y ERC. En los próximos días conoceremos el futuro político de Cataluña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | Economía | Empresas | Exterior | Laboral | Bolsas y valores | Sociedad | Directivos | Vehículos y Motor | Quiénes somos | Viajes y hoteles | Mundo del Vino - Gastro | Lifestyle y moda | Análisis y Opinión | EMF in English | LIbros recomendados | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal

© El Mundo Financiero :: 2020
Diario Económico y Financiero • Fundado en 1946 • Miembro de la Agrupación de Medios Digitales de la AEEPP Contacto