www.elmundofinanciero.com

NUEVOS OBJETIVOS EMPRESARIALES

La carrera por la sostenibilidad: retos y oportunidades para Consejos de Administración
Ampliar

La carrera por la sostenibilidad: retos y oportunidades para Consejos de Administración

· Por Paloma Baena Olabe, Iria Calviño y Mariluz Castilla

jueves 27 de mayo de 2021, 08:14h

El Consejo de Administración existe para cumplir una función indispensable: proteger los intereses de sus accionistas y de aquellos grupos afectados por su operación (stakeholders). En el desarrollo de esta función garante, el Consejo debe (entre otras funciones) definir y aprobar el plan estratégico de negocio de la empresa, incluidos sus objetivos de gestión, presupuesto y financiación; definir la política de gobierno corporativo; definir y supervisar la política de responsabilidad social corporativa y sostenibilidad y evaluar los resultados financieros y no financieros de la empresa. Estas atribuciones son indelegables. Hoy en día, el correcto desarrollo de la función garante del Consejo, particularmente frente a sus “stakeholders”, requiere incluir en su ámbito de responsabilidad la sostenibilidad de la empresa y la huella medioambiental, social y de gobernanza que ésta deja en su entorno.

Surgen varios retos asociados a esta responsabilidad indispensable, a medida que los conceptos de sostenibilidad, impacto, y propósito adquieren mayor alcance y se ven reflejados de manera creciente en indicadores de desempeño no financiero. Entre otros: la necesidad de generar y reportar más y mejor información no financiera, la incorporación de nuevas capacidades y procesos, un nuevo modelo de relación con inversores y otros grupos de interés, más dinámico y activista.

Pero también surgen grandes oportunidades: desde el reposicionamiento estratégico de la empresa, a la mejor comprensión de los stakeholders, a la diferenciación competitiva en base a criterios de responsabilidad e impacto social y/o medioambiental.

En la actualidad, esta reflexión sobre el papel del Consejo de Administración en materia de sostenibilidad está de máxima actualidad en Europa. El propio Pacto Verde Europeo señala la necesidad de integrar la sostenibilidad en el marco de la gobernanza empresarial. Este fue el primer paso para una nueva ola de regulación en materia de Gobernanza Empresarial Sostenible a nivel europeo. A estos efectos, el pasado 8 de febrero se cerró la consulta pública sobre la futura Directiva de Gobernanza Empresarial sostenible, cuyo texto y adopción se espera en la segunda mitad de 2021.

En paralelo, el pasado 21 de abril de 2021 la comisión europea adoptó un ambicioso paquete de medidas para ayudar a mejorar el flujo de dinero hacia actividades sostenibles en toda la Unión Europea, incluyendo medidas para mejorar la fiabilidad y comparabilidad de la información sobre sostenibilidad.

Ese mismo día, desde el Foro de Sostenibilidad de Eje&CON, que aglutina más de 80 profesionales de la sostenibilidad, presentamos el documento “Reflexiones actuales sobre sostenibilidad e información no financiera: principios orientadores para el Consejo de Administración de Recomendaciones y Principios Orientadores”. Nuestro objetivo: motivar y facilitar una reflexión por parte de consejeros, directivos, accionistas y empleados sobre el contexto actual de la sostenibilidad y los aspectos ESG y sus implicaciones para el Consejo de Administración.

Las Recomendaciones y Principios Orientadores tienen dos fuentes principales. En primer lugar, la serie de diálogos que organizados y conducidos por el Foro de Sostenibilidad mantuvimos con más de 20 consejeras y consejeros entre septiembre de 2020 y enero de 2021. En segundo lugar, el conocimiento comparado y la experiencia acumulada de [email protected] más de 80 profesionales que componemos este Foro..

Estas Recomendaciones y Principios están enmarcadas dentro del concepto de “sostenibilidad” aplicado al entorno empresarial, que entendemos como “la orientación estratégica que busca crear valor económico, social y medioambiental, en la empresa y el entorno en el que ésta opera, en el corto y largo plazo”.

Las ideas principales están recogidas en cinco grandes principios de reflexión para el Consejo:

Principio 1 - La sostenibilidad debe formar parte de la estrategia de negocio y ser función indelegable del Consejo

El Consejo debe velar por la creación de valor a largo plazo de la empresa, y por ello, la sostenibilidad debe situarse en el centro de las decisiones, dada su valor no sólo estratégico, sino en muchos casos de supervivencia corporativa.

Principio 2. La sostenibilidad debe integrarse en el Propósito y la cultura de la empresa

La sostenibilidad bien entendida, contribuye a redefinir el posicionamiento competitivo de la empresa y su propia razón de ser y consolida su legitimidad y confianza. La sostenibilidad debe ligarse al propósito corporativo y permear a toda la organización, transmitiendo los valores y la cultura de la empresa y sirviendo de marco de referencia a su estrategia. Esta cultura debe ayudar a impulsar una posición más activa de la empresa para crear impacto positivo en la sociedad.

Principio 3. La transparencia es una palanca que debe impulsar la sostenibilidad en la empresa

La regulación sobre información no financiera impulsa el avance de la sostenibilidad y el debate en los Consejos, además de ayudar a visualizar los esfuerzos de la organización y facilitar la relación con los diferentes stakeholders.

En un contexto donde faltan estándares uniformes y guías armonizadas de reporting no financiero, el Consejo debe aumentar su transparencia y reforzar la gobernanza del dato. El objetivo último de la información no financiera no es un mero ejercicio de “compliance” sino el origen de decisiones de política, de proceso y de negocio transformadoras.

Principio 4. El Consejo debe dotarse de capacidades en sostenibilidad

En un entorno de Consejos más activos como órganos de gobierno, se abre paso un perfil de consejero independiente híbrido, que aglutina conocimiento y sensibilidad en temas de sostenibilidad. Debe poder entender bien el contexto social, medioambiental y regulatorio para anticiparse y aplicar la lente de la sostenibilidad a cualquier decisión estratégica de la empresa.

La creación de una Comisión específica de Sostenibilidad en el Consejo o la incorporación de este tema en los estatutos de alguna de las existentes, ayudan a impulsar la sostenibilidad de arriba abajo y la incorporan en la agenda y el debate del Consejo.

Principio 5. El Consejo debe velar para que se diseñe una hoja de ruta de sostenibilidad, centrar esfuerzos e impulsar la implantación de la estrategia de sostenibilidad en acciones concretas

El reto principal de la sostenibilidad en la actuación es pasar de la conversación a la acción, aterrizando las decisiones y declinando la sostenibilidad en actuaciones concretas.

El Consejo debe supervisar la definición de los temas relevantes de sostenibilidad (que dependerán de cada sector y de cada empresa) e incorporar aquellos en los que puede jugar un rol catalizador. Deberá también priorizar a los stakeholders principales, entre los que se suelen incluirse los inversores y los clientes.

Es el momento de construir empresas más resilientes ante futuras crisis, de compaginar la mirada a largo plazo con el éxito a corto plazo, de hacer realidad las empresas con propósito y el capitalismo de los “stakeholders”.

Las líderes del Foro de Sostenibilidad creemos que la apuesta por la sostenibilidad, bien comprendida y dirigida desde el Consejo, llevará a un nuevo posicionamiento competitivo a las empresas, una mejor identificación de riesgos y oportunidades y a una comprensión del retorno financiero y no financiero más amplio y consciente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios