www.elmundofinanciero.com

CARTA DEL PRESIDENTE

Alfonso Merlos es Presidente de El Mundo Financiero.
Alfonso Merlos es Presidente de El Mundo Financiero.

¿10 años sin ETA? La sal y la herida

· Por Alfonso Merlos, Presidente de El Mundo Financiero

domingo 24 de octubre de 2021, 11:24h
Una de las más formidables, inquietantes y lamentables falacias del momento, hace una década, en que se forzó a la banda asesina ETA a deponer las armas es la que sostenía que “el relato lo habían de escribir y, de hecho, lo iban a escribir los vencedores”, esto es, los demócratas. Y eso, evidentemente, “quedaría para la Historia”. Nada más lejos de la realidad. En la ambivalente efeméride de esta semana que concluye hemos constatado, con amargura pero escasa sorpresa, cómo el indiscutible protagonista (independientemente de las críticas o ataques que ha recibido pero sobre todo por algunos infundados y tan evitables elogios) ha sido el otrora líder terrorista, hoy ¿reconvertido? a político, Arnaldo Otegi.

La voz de las víctimas apenas se ha reivindicado, ni atendido como merecía, ni se ha elevado por encima del ruido y la reverberación con causa en el politiqueo y el regate corto de algunos de nuestros menguados dirigentes. Ha permanecido solapada, en un segundo plano, cerca de la afonía. Apenas su testimonio se ha recabado para calibrar si, en efecto, les valían o no las palabras impostadas de los bildutarras.

No sólo eso. La emisora de radio más escuchada de nuestro país nos informaba que “aún” hay 184 presos de ETA en las cárceles españolas. ¿Por qué “aún”? ¿Deberían estar ya todos liberados de sus penas? ¿Deberían todos estar disfrutando de permisos en atención a sus carcelarias conductas y saboreando las mieles de la libertad? Y si no todos, ¿cuántos de ellos?

Muchos más deberían ser los que estuviesen ente barrotes. Muchos más si sumamos a los fugitivos pendientes de ser detenidos, de ser juzgados, de ser condenados en su caso y encarcelados por un largo tiempo por sus execrables crímenes. Pero esto difícilmente ocurrirá.

No, porque los ahora arrepentidos reniegan de auxiliar, para que se les haga Justicia, a las familias de quienes han sido acribillados o mutilados. Y no, porque una parte vergonzosa y excesivamente vasta del espectro político propala (hiriendo la memoria de las víctimas y agrediendo su dignidad) que, en la expresión del Evangelio de San Mateo, hay muchos sepulcros blanqueados… pero no pocos por blanquear. Aún.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios