www.elmundofinanciero.com

ANULACIÓN DE UN DESAHUCIO

La penúltima victoria del Turno de Oficio en el Tribunal Constitucional

La penúltima victoria del Turno de Oficio en el Tribunal Constitucional
Ampliar

· Se llama Raquel Segovia y es abogada del Turno d Oficio del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. Ha conseguido que el Tribunal Constitucional anule un desahucio en la capital porque no se ha tenido en cuenta que el inquilino tiene una discapacidad cognitiva y carece de ingreso alguno, lo que le sitúa en una situación de vulnerabilidad

domingo 24 de octubre de 2021, 11:27h
El desahucio de J.C.C.M. se había acordado en julio de 2018 por el Juzgado de Primera Instancia número 19 de Madrid y fue ratificado posteriormente por la Audiencia madrileña. La sentencia del Constitucional establece ahora que ha sido vulnerado el derecho del demandante a la tutela judicial efectiva, por lo que ordena que se dicte una “nueva resolución respetuosa” con la situación del afectado. En la sentencia se explica que el recurrente, a través de su letrada Raquel Segovia, ligada a la Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno (ALTODO), alegó en su momento que no podía pagar el alquiler debido a su “situación de vulnerabilidad”, que se basaba en que tenía una “enfermedad que afecta a su capacidad cognitiva” y en que carecía de “ingreso alguno”, lo que fue acreditado con partes hospitalarios.

Esta situación del inquilino no fue tenida en cuenta por los jueces de Madrid, ya que “el demandante no compareció ni formuló alegaciones en el juicio verbal de desahucio”. Además, no facilitó certificado de su situación de discapacidad.

Sin embargo, el Constitucional afirma que “ante la existencia de indicios de discapacidad que puedan limitar la capacidad de comprensión de quien se ve inmerso en un procedimiento judicial”, los jueces deben desarrollar una “actividad necesaria para despejar cualquier duda al respecto”. Se añade que en la Carta Magna se establece el “mandato” de integración de las personas con discapacidad, que es una obligación que “no puede quedar condicionada por requisitos formales”.

Esta victoria, y ante un caso de tanto calado social, no pone frente al espejo a los abogados del Turno de Oficio, porque nadie mejor que ellos conoce el desempeño profesional que llevan a cabo, en protección muchas veces de derechos radicalmente fundamentales, desde la vocación y el perfeccionamiento técnico de sus actuaciones, y sin la suficiente respuesta material y económica.

Sin embargo, a quien sí pone frente a ese espejo es a la propia opinión pública española en su tarea pendiente: la de ponderar, por fin, la infatigable labor que llevan a cabo cada día los abogados del Turno, desde la cualificación y la excelencia, despejando clichés o estereotipos infundados o demodés que poco o nada se corresponden con la realidad. Hay, todavía, mucho trabajo que hacer.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios