www.elmundofinanciero.com

MERCADOS FINANCIEROS

Asia rechaza el cebo de los beneficios de EE.UU.

Asia rechaza el cebo de los beneficios de EE.UU.

  • Por Jeffrey Halley, analista de mercado sénior, Asia-Pacífico, OANDA

miércoles 27 de octubre de 2021, 10:31h

Una vez más, los mercados de renta variable asiáticos se niegan a perseguir las zanahorias colgadas por una impresionante temporada de resultados en EE.UU., y todos los mercados regionales vuelven a estar bajo presión hoy. China, una vez más, parece ser la culpable, aunque no toda la negatividad es de su propia cosecha. Los beneficios industriales de China aumentaron un saludable 16,30% interanual esta mañana, aunque la cifra interanual retrocedió hasta un impresionante 44,70%. Por otra parte, las noticias son algo más sombrías. Los casos de Covid-19 subieron a 59, con el temor de que se produzcan más cierres que pesen sobre el sentimiento. EE.UU. retiró la licencia de China Telecom en EE.UU., alegando temores de seguridad nacional. El Global Times, el diario chino en lengua inglesa, informó de que es probable que se produzcan más impagos de bonos inmobiliarios, y China ha detenido los trenes de mercancías entre China y Europa debido a la enorme congestión de las fronteras. Los futuros del carbón de Hong Kong también han subido un 5,30% en las primeras operaciones y, con los precios del petróleo estancados en los últimos máximos y la llegada del invierno, la crisis energética de China no ha desaparecido. En conjunto, parece ser suficiente para lastrar los mercados de renta variable de China y, por defecto, del resto de la región, ya que los impresionantes resultados de Microsoft y Alphabet tampoco pudieron levantar el malestar de los mercados estadounidenses.

La inflación australiana ha alcanzado hoy su nivel más alto en 6 años, lo que ha incrementado los temores de que el Banco de la Reserva de Australia abandone su postura ultradisciplinaria. El IPC medio ponderado del RBA aumentó del 1,70% al 2,10% esta mañana. Sin embargo, sospecho que esos nervios son exagerados, ya que incluso con un 2,10%, el IPC apenas ha conseguido colarse en el rango preferido por el RBA del 2,0% al 3,0%. No obstante, el dólar australiano ha ganado algo de apoyo y las acciones de los países bajos están en rojo.

El resto de la agenda del día está vacía en Asia, con sólo los precios de las importaciones alemanas para reflexionar antes de la reunión del BCE de mañana, en la que el mayor trabajo de Lagarde será apagar el fuego de las expectativas inflacionistas y asegurar al mercado que el BCE sigue en su camino de japonización. La subida del euro se ha detenido en seco, y si el BCE reafirma que tiene la intención de continuar con el apoyo a la vida para siempre, con bajas proyecciones de inflación a largo plazo, el retroceso de la moneda única debería comenzar de nuevo.

El calendario de EE.UU. es más interesante con los pedidos de bienes duraderos de septiembre y el informe oficial de inventarios de crudo de EE.UU.. El primero se verá ahogado por las ganancias de Apple y otros pesos pesados como General Motors y Boeing. La música de una fuerte temporada de beneficios en EE.UU. debería continuar, aunque parece que se está produciendo un descenso de la utilidad marginal. Los beneficios son suficientes para mantener los tres grandes índices en máximos históricos, pero no para revigorizar el rally hacia nuevos máximos. No apostaría a que no se produzca, pero los inversores pueden estar ahora centrando su atención en la reunión del FOMC de la próxima semana, que, hasta ahora, podría ser un día de juicio sin precio para los mercados.

Los problemas del norte de Asia hacen que la ASEAN se desvíe como de costumbre

La renta variable estadounidense ha conseguido pequeñas ganancias durante la noche, a pesar de los excelentes resultados de pesos pesados como Microsoft y Alphabet después de la jornada. Los tres principales índices cerraron en máximos históricos o casi históricos, pero cada vez parece más que los mercados han descontado tantas expectativas de buenas noticias sobre los beneficios que las acciones están luchando por un mayor impulso alcista. Dicho esto, la ausencia de impactos de beneficios a la baja significa que la renta variable tampoco se inclina a correr hacia la puerta de salida.

En este contexto, la convocatoria de resultados de Apple de hoy será vital. Con los mercados en ebullición, un resultado previsiblemente excelente debería mantener el statu quo de los mercados estadounidenses. Sin embargo, si Apple mostrara tensiones en la cadena de suministro y desafíos en las ventas futuras por ese motivo, podría ser el catalizador de una corrección a la baja. Es posible que los inversores empiecen a ponderar a regañadientes todas las implicaciones de la reunión del FOMC de la semana que viene y el inicio del tapering.

Durante la noche, el S&P 500 ganó un 0,18%, mientras que el Nasdaq subió un 0,06% y el Dow Jones registró una minúscula subida del 0,04%. En Asia, los titulares negativos que se filtran desde China también están pesando sobre los futuros de EE.UU. en Asia por primera vez esta semana, lo que también indica la disminución del impulso alcista. Los tres están ligeramente en rojo a pesar de la impresionante publicación de Alphabet después de las horas.

En Asia, el mercado FOMO de dinero rápido de Japón ha corregido a la baja esta mañana después de una sesión de bandera ayer. El Nikkei 225 ha caído un 0,60% y el Kospi de Corea del Sur un 0,75%. La China continental se ha dirigido directamente al sur hoy, ya que la corriente de titulares negativos ha llegado a los cables. El Shanghai Composite ha bajado un 0,95% y el CSI 300 un 0,80%. Hong Kong ha caído, liderado por los pesos pesados de China continental, y el Hang Seng se ha desplomado un 1,70%. Taipei se mantiene sin cambios en el día.

Como suele ocurrir en estos días, cuando los pesos pesados del norte de Asia tienen un mal día en la oficina, los mercados de la ASEAN ven un giro de las entradas de los inversores de dinero rápido. Singapur ha subido hoy un 0,60%, Kuala Lumpur un 0,05% y Yakarta un 0,50%. Bangkok ha subido un 0,15% y Manila un 0,30%. Los máximos de varios años de la inflación en Australia han aumentado los nervios del RBA, lo que ha hecho que el All Ordinaries baje un 0,30% y el ASX 300 un 0,10%. La mayor beta de la ASEAN y de Australia con respecto a los recursos primarios parece estar apoyando a la renta variable regional, y el sentimiento del mercado se inclina hoy hacia la observación de la inflación.

Los mercados bursátiles europeos deberían abrir modestamente al alza esta tarde, pero tanto ellos como los mercados estadounidenses volverán a estar en deuda con la temporada de resultados de EE.UU. esta noche, especialmente con Apple.

El dólar estadounidense mantiene sus ganancias

Aunque los rendimientos estadounidenses a largo plazo han disminuido ligeramente esta semana, los de corto plazo siguen subiendo. Este aplanamiento de la curva de rendimientos, junto con los altos precios de la energía, parece seguir apoyando al dólar estadounidense frente a las monedas del G-7. El índice del dólar mantuvo sus ganancias durante la noche, terminando un 0,15% más alto en 93,96.

El EUR/USD se mantuvo estable en 1,1600, al igual que el GBP/USD en 1,3770, mientras que el USD/JPY subió un 0,40% hasta 114,15 antes de que las ventas de los exportadores lo hicieran retroceder hasta 114,00 en Asia esta mañana. Si mañana el BCE se muestra dócil, es probable que la venta del EUR/USD se reanude y se dirija a 1,1500 inicialmente. El GBP/USD estará a merced del presupuesto del Reino Unido esta tarde, mientras que el USD/JPY se beneficia del aplanamiento de la curva de rendimiento de EE.UU., y un FOMC de línea dura la próxima semana podría hacer que subiera hasta 116,00.

Por otra parte, las divisas de las materias primas siguen manteniendo las ganancias gracias al sentimiento de riesgo positivo de la temporada de beneficios en EE.UU. y a la firmeza de los precios de los recursos. El impulso parece estar estancado en el USD/CAD y el NZD.USD, aunque una subida a través de 1,2410 en el USD/CAD podría desencadenar una compresión de cortos. Del mismo modo, una caída del NZD/USD a través de 0,7130 señalará el fin temporal del repunte del Kiwi. El AUD/USD sigue siendo constructivo gracias al aumento de la inflación y a las expectativas del Banco de la Reserva de Australia, y una subida a través de 0,7550 indicaría más ganancias que podrían llegar a 0,7700.

Las divisas asiáticas se mantienen cerca del extremo superior de sus rangos recientes, gracias a la neutralidad del PBOC y al aumento del sentimiento de los inversores durante la semana pasada. Sin embargo, una vez más, el impulso parece estar estancado. Parece que el espacio de las divisas asiáticas está pasando al modo de esperar y ver antes del FOMC de la semana que viene.

Continúa la consolidación del petróleo

Los precios del petróleo siguen moviéndose de forma lateral, a pesar de una decente volatilidad intradía. Sin embargo, tanto el Brent como el WTI siguen consolidándose cerca de la parte superior de sus rangos recientes gracias a las características favorables de la oferta y la demanda tanto en el mercado de petróleo físico como en los precios firmes del gas natural y el carbón.

El crudo Brent terminó la sesión nocturna un 0,10% más alto, a 86,10 dólares, mientras que el WTI subió un 0,73%, a 84,35 dólares el barril, después de que los inventarios de crudo del API de EE.UU. aumentaran menos que la semana pasada. En Asia, ambos contratos bajaron un 0,35%, hasta 85,90 y 84,05 dólares el barril.

Los datos oficiales de los inventarios de crudo de Estados Unidos de esta noche se perfilan como el próximo punto de volatilidad, ya que se espera que las existencias aumenten en 1,9 millones de barriles. La atención se centrará también en los inventarios de gasolina y destilados, y una caída brusca similar a la de la semana pasada podría impulsar de nuevo los precios del petróleo. Del mismo modo, si las existencias en el centro de Cushing siguen cayendo, los nervios por los problemas de suministro aumentarán a medida que nos adentremos en los meses más fríos del hemisferio norte.

El panorama técnico todavía tiene los respectivos índices de fuerza relativa en territorio modesto durante la noche, lo que significa que no se puede descartar una fuerte corrección a la baja para expulsar los largos especulativos. Sin embargo, como ya he señalado, espero que cualquier caída brusca sea respondida con un repunte igualmente rápido. El crudo Brent tiene una resistencia en 86,70 dólares y el WTI en 65,40 dólares el barril. El soporte de la línea de tendencia está en 83,90 y 80,65 dólares el barril, respectivamente, y debería ser el límite para cualquier corrección a la baja. Sólo un cierre diario por debajo de esos niveles sugiere que es posible una corrección más profunda.

Retroceso del oro

El oro cayó por encima de los 1800 $ la onza durante la noche, terminando la sesión un 0,83% por debajo de los 1792 $ la onza. En Asia, su retroceso continuó, ya que cayó un 0,20%, hasta 1789,15 $ la onza, con lo que volvió a situarse por debajo de las medias móviles de 100 y 200 días, en 1789,20 $ y 1793,40 $ la onza.

La acción del precio es algo decepcionante, y parece que el oro está luchando por mantener las ganancias por encima de $1800.00. Parece que, a pesar de que los rendimientos a largo plazo se están reduciendo en EE.UU., el aumento de los rendimientos a corto plazo y el aplanamiento de la curva de rendimiento de EE.UU. están pesando sobre el oro, al igual que la fuerza tranquila pero firme del dólar esta semana. En particular, el Bitcoin, la supuesta cobertura contra la inflación del oro, parece estar sufriendo un destino similar.

Es posible que los inversores centren su atención en la reunión del FOMC de la semana que viene y miren más allá de las ganancias. Es casi seguro que se anunciará el inicio de la reducción de la Fed, y no creo que los mercados lo hayan valorado ni remotamente. Los rendimientos estadounidenses deberían empezar a subir de nuevo, al igual que el dólar. En este entorno, el oro luchará por mantenerse cerca de los 1800 dólares. Un movimiento por encima de los 1835 $ sería una potente señal técnica alcista, pero mi caso base es que el oro reanude su retirada la próxima semana.

El oro tiene ahora una resistencia por delante de 1795,00 dólares y de nuevo en 1813,50 dólares la onza, sus máximos recientes. El soporte de la línea de tendencia, una línea muy bonita que se remonta al mínimo de 1720,00 dólares de finales de septiembre, está ahora cerca, en 1882,50 dólares la onza. Por lo tanto, si no se alcanzan los 1780,00 dólares, es probable que se produzcan pérdidas más profundas, con el objetivo de alcanzar los 1750,00 dólares en primer lugar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios