www.elmundofinanciero.com

ANÁLISIS DE REFOR

Los economistas alertan del preocupante incremento de los concursos de autónomos y de personas físicas entre 2019 y 2021

Los economistas alertan del preocupante incremento de los concursos de autónomos y de personas físicas entre 2019 y 2021

  • Confían en que la reforma concursal en trámite sea sensible a este hecho

viernes 25 de febrero de 2022, 11:31h

Atendiendo a los datos analizados por el REFOR, el número de concursos de autónomos en España se ha multiplicado por 5 en el intervalo 2019-2021, pasando de 409 en 2019 a 2.036 en 2021. Por su parte, los concursos de personas físicas aumentan de 2020 a 2021 un 38% (de 2.621 en 2020 a 3.614 en 2021) y un 69% de 2019 a 2021 (2.135 en 2019). Si se contabiliza la totalidad de deudores empresariales sociedades y autónomos (personas físicas empresarios), se ha producido un incremento de los concursos de casi el 50% de 2020 a 2021 (4.097 en 2020 y 6.134 en 2021) y del 37% de 2019 (con 4.464) a 2021. Para el REFOR este hecho muestra la especial vulnerabilidad de estos colectivos a las consecuencias económicas de la pandemia y, en base a la tendencia creciente de concursos, alertan de posibles incrementos ante la imposibilidad de acceder a mecanismos de segunda oportunidad por los excesivos privilegios del crédito público en nuestro país, que los economistas esperan que se vean reducidos en la reforma concursal que se está tramitando en estos momentos en el Parlamento.

En cuanto a la comparativa concursal europea, según los datos obtenidos por el REFOR, en 2021 las principales economías de Europa muestran un descenso generalizado del número de insolvencias respecto a 2019 con cifras diversas, a diferencia de España en que se incrementan los concursos de acreedores. En este sentido, respecto a 2019, en 2021 se observan los siguientes decrecimientos en el número de concursos de empresas: Alemania (-24%), Francia (-45%), Reino Unido (-20%), Italia (-19%) y Portugal (-51%) que contrasta con el incremento concursal de España del 37%, posiblemente debido al importante peso de los autónomos (personas físicas empresarios) en nuestro panorama empresarial y a la especial incidencia que la crisis económica derivada de la Covid ha tenido en dos sectores preponderantes de nuestra economía, el turismo y la hostelería.

El Registro de Economistas Forenses (REFOR) órgano especializado del Consejo General de Economistas de España en materia de insolvencias ha analizado las estadísticas de procedimiento concursal publicadas por el Colegio de Registradores de España el pasado 15 de febrero, correspondientes al cuarto trimestre de 2021, y ha calculado, en base a estos datos, el total anual para 2021, a la vez que ha realizado una comparativa respecto a 2019 y 2020 (con datos obtenidos del INE) con el propósito de observar el impacto de la pandemia en la evolución concursal. Así, considerando los datos contabilizados, desde el REFOR destacan el importante incremento de los concursos de autónomos y de personas físicas en el periodo 2019-2021 frente a un incremento moderado y prácticamente inapreciable en el número de concursos de sociedades.

Concursos de autónomos

Atendiendo a los datos analizados por el REFOR, el número de concursos de autónomos en España se multiplica por 5 en el intervalo 2019-2021, pasando de 409 en 2019 a 2.036 en 2021. Para el REFOR este hecho muestra la especial vulnerabilidad de este colectivo a las consecuencias económicas de la pandemia y, en base a la tendencia creciente de concursos, alertan de posibles incrementos ante la imposibilidad de acceder a mecanismos de segunda oportunidad por los excesivos privilegios del crédito público en nuestro país, que los economistas esperan que se vean reducidos en la reforma concursal que se está tramitando en estos momentos en el Parlamento.

Concursos de personas físicas

Los concursos de personas físicas experimentan también un importante incremento en estos últimos dos años al ser otro de los colectivos más vulnerables a las consecuencias económicas de la Covid y, al igual que en el caso de los autónomos, tener más dificultades para obtener una salida satisfactoria a su situación a través de la segunda oportunidad. Así, de 2020 a 2021 aumentan un 38% (de 2621 en 2020 a 3614 en 2021) y un 69% de 2019 a 2021 (2135 en 2019).

Concursos de empresas (sociedades)

En cuanto a los concursos de empresas (sociedades) –sin incluir a los autónomos– su incremento en el intervalo objeto de análisis es bastante más moderado, un 14% de 2020 a 2021 (3.597 en 2020 y 4.098 en 2021) y solo de un 1% de 2019, con 4.055, a 2021. Para los economistas forenses del Consejo General de Economistas este hecho demuestra que las sociedades han podido tener más capacidad para soportar la coyuntura económica de crisis respecto de autónomos y personas físicas, entre otros motivos, quizás por haber podido mantener la actividad y acogerse a las sucesivas moratorias concursales aprobadas. Esta tendencia estable en el caso de las sociedades se rompe al contabilizar la totalidad de deudores empresariales –sociedades y autónomos (personas físicas empresarios)– produciéndose en este caso un crecimiento de casi el 50% de 2020 a 2021 (4.097 en 2020 y 6.134 en 2021) y del 37% de 2019 (con 4.464) a 2021.

Acuerdos de refinanciación homologados

Por lo que se refiere a los acuerdos de refinanciación homologados (publicados en el BOE), desde el REFOR informan que este tipo de mecanismo sigue teniendo en España una utilización residual con tendencia decreciente desde 2019 (en 2021 ha habido solo 29 acuerdos de refinanciación homologados judicialmente –un 57% menos que en 2020 y un 60% menos que en 2019–). Entre las razones que han podido influir en este hecho se encuentra la moratoria concursal, que en principio era hasta el 31 de diciembre 2021 y que se ha ampliado ahora hasta el 30 de junio 2022.

A este respecto, se ha manifestado el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, para quien “los acuerdos de refinanciación y reestructuración van a ser fundamentales en 2022 para sanear y reflotar empresas. El gran reto en este ámbito es que estos constituyan un procedimiento eficiente y atrayente para empresas de todos los tamaños, no solo medianas y grandes empresas, facilitando en todos los casos que las empresas que acudan a estos mecanismos tengan posibilidades y puedan continuar con la actividad”. El presidente de los economistas ha insistido en que “el apoyo a los acuerdos de refinanciación tanto por parte del legislador, en la tramitación del Proyecto de Ley de reforma concursal, como por parte de todos los operadores que intervienen en el proceso, es fundamental para evitar los altos índices de liquidación de empresas existente en nuestro país; por lo que aprobar estos planes de reestructuración e introducir las reformas necesarias a este respecto es ahora prioritario”.

Comparativa con Europa

En cuanto a la comparativa concursal europea, según los datos obtenidos por el REFOR, en 2021 las principales economías de Europa muestran un descenso generalizado del número de insolvencias respecto de 2019 con cifras diversas, a diferencia de España en que se incrementan los concursos de acreedores. En este sentido, respecto de 2019, en 2021 se observan los siguientes decrecimientos en el número de concursos de empresas: Alemania (-24%), Francia (-45%), Reino Unido (-20%), Italia (-19%) y Portugal (-51%), que contrasta con el incremento concursal de España del 37%, posiblemente debido al importante peso de los autónomos (personas físicas empresarios) en nuestro panorama empresarial y a la especial incidencia que la crisis económica derivada de la Covid ha tenido en dos sectores preponderantes de nuestra economía, el turismo y la hostelería.

Atendiendo a este panorama de la evolución concursal en España, el presidente del REFOR, Juan Carlos Robles, se ha manifestado en relación a la reforma concursal en tramitación. Para Robles, “si bien el texto presenta evidentes mejoras respecto de la normativa anterior, persisten en el mismo ámbitos con margen de mejora como la conveniencia de fomentar los mecanismos de alertas tempranas para prevenir insolvencias; mejorar el acceso de las personas naturales, autónomos y empresarios a una eficiente segunda oportunidad; hacer extensivos los acuerdos de refinanciación y reestructuración a las pymes; repensar el mecanismo especial para microempresas, dado que la total ausencia de profesionales de la Administración Concursal supondrá, en la práctica, una total falta de control sobre el procedimiento; resolver la falta de claridad de la regulación de los profesionales de la insolvencia y de las nuevas figuras que desarrolla como el experto en reestructuración; y testar, antes de su aplicación en 2023, los procedimientos de microempresas.

Los economistas alertan del preocupante incremento de los concursos de autónomos y de personas físicas entre 2019 y 2021
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios