www.elmundofinanciero.com

MERCADOS HOY

¿Es inevitable la recesión?

¿Es inevitable la recesión?

  • La recuperación del oro puede que no tenga patas

jueves 16 de junio de 2022, 18:10h

Los mercados de renta variable están experimentando otro día de dolor el jueves, ya que los bancos centrales siguen dando señales de estar dispuestos a sacrificar la economía para conseguir controlar la inflación. Los bancos centrales están llenos de sorpresas esta semana, ya sea la Fed aceptando una recesión como coste de la estabilidad de precios, el BNS subiendo los tipos en 50 puntos básicos de la nada, el BCE celebrando una reunión de emergencia o el BoE aparentemente cruzando los dedos y esperando que la inflación del 11% desaparezca por sí sola. ¿Qué nos deparará el Banco de Japón después de una semana intensa en los mercados de bonos? La subida del BNS fue posiblemente la más sorprendente de todas, ya que el consenso previo era que se mantendrían al margen y se resistirían a fortalecer aún más la moneda, que se ha visto impulsada por los flujos de refugio. No sólo no lo ha hecho, sino que además ha subido más allá de lo esperado y parece que se ha acomodado a la idea de un franco fuerte. Me sorprendería más el cambio si el BNS de Thomas Jordan no tuviera un historial de cambios bruscos sin previo aviso.

Tal vez lo más sorprendente del Banco de Inglaterra hoy fue la respuesta política tan decepcionante. En un momento en el que el banco central anunció que se espera que la inflación supere el 11% en octubre, también subió los tipos de interés en unos míseros 25 puntos básicos y no mostró una voluntad especial de acelerar el endurecimiento para combatir esas presiones sobre los precios.

Por supuesto, cada economía es diferente y el Comité de Política Monetaria opina claramente que la inflación bajará de forma natural con el tiempo, haciendo referencia al hecho de que la energía y los bienes básicos representan alrededor del 80% del exceso de inflación.

Sin embargo, parece una apuesta bastante arriesgada que podría resultar desastrosa si no da sus frutos, pero una vez más, los mercados y el banco central tienen puntos de vista drásticamente diferentes sobre las perspectivas de los tipos. El Banco de Inglaterra parece dispuesto a ralentizar las cosas, mientras que los mercados esperan múltiples subidas a gran escala en los próximos meses. A los bancos centrales no les ha ido muy bien contra los mercados este año y es difícil defender al Banco de Inglaterra esta vez.

Otro banco central que lo está pasando mal es el Banco de Japón, que esta semana se ha visto obligado a defender a ultranza su herramienta de política de control de la curva de rendimiento. Está nadando a contracorriente y las condiciones son cada vez más traicioneras. El gobernador Kuroda se ha mantenido firme frente a cualquier sugerencia de que la política deba modificarse, pero ¿podría el Banco de Japón reservarnos una sorpresa más?

La AIE ofrece un panorama sombrío para el crudo

Los precios del petróleo se mantienen relativamente estables el jueves, después de haber vuelto a bajar a principios de la sesión. El crudo ha ido reduciendo sus ganancias en los últimos días, después de una gran subida durante el mes anterior, pero los precios siguen siendo muy altos. Los riesgos siguen siendo alcistas, aunque los riesgos de recesión hacen que el mercado pierda fuelle.

Las buenas noticias siguen llegando al mercado del petróleo, ya que la AIE ha informado hoy de que espera una demanda mundial de petróleo récord para el año que viene, y que la oferta tendrá dificultades para seguir el ritmo, ya que Rusia se verá obligada a cerrar más pozos y otros productores se verán limitados por su capacidad. En otras palabras, el mercado seguirá siendo extremadamente ajustado y los precios altos. Una recesión puede ser, ridículamente, la única esperanza de equilibrio en el mercado y de precios más bajos. Aunque la capacidad de refinado ni siquiera alcanzará los niveles anteriores a la crisis del petróleo el año que viene, lo que seguirá impulsando los precios en los surtidores. ​

La recuperación del oro puede que no tenga patas

Una semana volátil en el oro ha visto cómo rompía el fondo del rango reciente para recuperarse un poco en torno a los 1.800 dólares. La fortaleza del dólar sigue siendo un obstáculo importante para el metal amarillo y, en estas condiciones, es difícil imaginar que pierda el favor. Los rendimientos siguen aumentando y los bancos centrales están subiendo los precios de forma agresiva en un intento desesperado por frenar la inflación. Esto no augura nada bueno para el oro, ni siquiera en estos mercados con aversión al riesgo.

¿Otro golpe en camino para el bitcoin?

Los HODL de Bitcoin deben estar un poco nerviosos en este punto a pesar de su inquebrantable creencia en el futuro de la criptodivisa. El panorama a corto plazo es bastante sombrío para el bitcoin e incluso los últimos titulares no le han favorecido. Con los bancos centrales subiendo los tipos de interés en todas partes y el apetito por el riesgo siendo golpeado regularmente, los argumentos alcistas son cada vez más débiles. Y una ruptura de los 20.000 dólares podría ser el próximo gran golpe.

Craig Erlam, analista de mercado sénior, Reino Unido y EMEA, OANDA

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios