www.elmundofinanciero.com

EUROZONA Y REINO UNIDO

Los índices de gestores de compras (PMI) de junio señalan una marcada desaceleración en el segundo semestre para las economías de la eurozona y el Reino Unido

Los índices de gestores de compras (PMI) de junio señalan una marcada desaceleración en el segundo semestre para las economías de la eurozona y el Reino Unido

  • Los datos del PMI de hoy sugieren que es muy probable que se produzca una recesión en la eurozona en el segundo semestre de este año

jueves 23 de junio de 2022, 17:03h

Los índices de gestores de compras (PMI) de la zona euro y del Reino Unido correspondientes al mes de junio han puesto de manifiesto un tema constante: el impulso de la actividad económica derivado de la eliminación de las restricciones sanitarias a principios de año se está desvaneciendo y las presiones inflacionistas están pesando sobre el crecimiento de los pedidos y el sentimiento. Aunque las cifras del PMI de la zona euro mostraron un descenso más pronunciado, esto se debe en gran medida a que sus economías se reabrieron más tarde este año que el Reino Unido. Así, la estabilización de los PMI británicos en junio puede ser una guía útil para los economistas de la zona euro. Sin embargo, a pesar de que los PMI del Reino Unido se han estabilizado tras la dramática caída de mayo, los datos del informe ponen de manifiesto que siguen existiendo abundantes señales preocupantes para las perspectivas económicas del Reino Unido.

Reino Unido

El PMI compuesto se mantiene en 53,1

El PMI de servicios se mantiene sin cambios en 53,4

El PMI manufacturero se sitúa en el nivel más bajo en 23 meses, 53,4 (antes 54,6)

Alemania:

El PMI compuesto se sitúa en su nivel más bajo en 6 meses, 51,3 (antes 53,7)

El PMI de servicios se sitúa en su nivel más bajo en 5 meses, 52,4 (antes 55,0)

El PMI manufacturero se sitúa en su nivel más bajo en 23 meses, en 52,0 (antes 54,8)

Francia:

El PMI compuesto se sitúa en el nivel más bajo de los últimos 5 meses: 52,8 (antes 57,0)

El PMI de servicios se situó en su nivel más bajo en 5 meses, en 54,4 (antes 58,3).

El PMI manufacturero se sitúa en el nivel más bajo en 19 meses, 51,0 (antes 54,6).

Empezando por los PMI de la eurozona, los datos franceses marcaron la pauta desde el principio. Publicados apenas 15 minutos antes de los datos alemanes, los PMI franceses pusieron de manifiesto que el niño de oro de las perspectivas de crecimiento de la eurozona estaba sufriendo una mayor presión por el desvanecimiento de los efectos de la reapertura y el aumento de las condiciones de inflación. Excluyendo el comienzo del año, cuando la economía estaba sujeta a restricciones sanitarias, la economía francesa registró su menor tasa de crecimiento de la producción del sector privado desde abril de 2021. Las empresas lo atribuyeron a unas perspectivas de demanda más débiles, especialmente en el sector manufacturero, que no han hecho sino agravarse por el entorno de alta inflación. Estos temores sobre las presiones de los precios hicieron que el optimismo empresarial disminuyera en Francia en junio, y la medida de confianza se sitúa ahora en el nivel más bajo de los últimos 19 meses. En Alemania entraron en juego factores similares. El índice compuesto, que se situó en 51,3, puso de manifiesto una pérdida sostenida de impulso económico y el nivel más bajo de producción del sector privado desde diciembre de 2021. En su nivel más bajo en 23 meses, el índice manufacturero se vio apoyado por una acumulación de trabajo que enmascaró la tendencia más débil de los nuevos negocios. Los nuevos pedidos de bienes y servicios cayeron por primera vez este año y en la mayor cantidad desde junio de 2020, pero la mayor parte de esto fue impulsado por el mayor descenso de los pedidos de fabricación en los últimos dos años.

Los datos del PMI de hoy sugieren que es muy probable que se produzca una recesión en la eurozona en el segundo semestre de este año, ya que el impulso económico se está perdiendo en las dos mayores economías de la zona del euro y la contracción de los nuevos pedidos sugiere que el crecimiento se va a ralentizar aún más en los próximos meses. En respuesta a los datos de esta mañana, los rendimientos del bund alemán cayeron en picado, mientras que la valoración de la trayectoria de la política del BCE se volvió sustancialmente más pesimista: los mercados valoraron en unos 15 puntos básicos las subidas del BCE a finales de año, tanto en los swaps de índices a un día como en los futuros del EURIBOR a 3 meses. Dado que los vientos en contra del crecimiento aumentan y se extienden a todos los sectores, creemos que el BCE tendrá que actuar de forma más agresiva en un plazo más corto, ya que será difícil transmitir las subidas de tipos durante una desaceleración económica más madura. Esperamos que las comunicaciones del BCE se centren en una subida de 50 puntos básicos ya en la reunión de julio, y que la decisión se comunique con una orientación más moderada.

Tras la fuerte caída de los PMIs de la eurozona, la atención se centró en los PMIs de servicios del Reino Unido publicados a las 09:30 BST, que cayeron drásticamente en mayo y generaron la preocupación de que el Banco de Inglaterra pueda tener dificultades para seguir subiendo los tipos en el segundo semestre. Con la reapertura de la economía británica antes que la de la mayoría de los países de la eurozona tras la oleada de Omicron, los PMI de este mes se consideraron un reflejo más fiel de las condiciones de crecimiento económico subyacentes. Si bien la estabilización de las cifras principales de los PMI contribuyó a calmar los temores de una desaceleración económica más acusada, los datos subyacentes sugieren que la economía británica está a punto de alcanzar un punto de inflexión. Al igual que en la eurozona, el volumen de nuevos pedidos en el Reino Unido cayó de 53,8 en mayo a 50,8 en junio, la tasa más débil de crecimiento de nuevos pedidos desde marzo de 2021. Además, la preocupación por la inflación persistentemente elevada y los inminentes recortes del gasto discrecional contribuyeron a otra caída de las previsiones de crecimiento de la producción. El índice de expectativas empresariales cayó 4,6 puntos en junio, el mayor descenso en un mes desde el inicio de la pandemia. Lo único positivo que se puede extraer de los datos subyacentes es que el crecimiento del empleo siguió siendo fuerte, especialmente en el sector de los servicios. Sin embargo, incluso en ese caso, esto puede considerarse en el contexto de que las empresas no lograron sustituir las bajas voluntarias de los meses anteriores. Así pues, el aumento de la contratación fue simplemente una sustitución de trabajadores, en lugar de una expansión de la capacidad de producción.

En respuesta a los datos del PMI, los activos del Reino Unido superaron a sus homólogos de la eurozona. Los rendimientos de los bonos subieron desde sus mínimos diarios, mientras que las expectativas sobre la senda de subidas del Banco de Inglaterra se mantuvieron estables, aunque en niveles que seguimos considerando como primordiales para una revalorización optimista. La libra esterlina continuó recuperando las pérdidas anteriores frente al dólar, mientras que la divergencia en los datos del PMI hizo que el GBPEUR subiera alrededor de medio punto porcentual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios