www.elmundofinanciero.com

CARTA DEL PRESIDENTE

‘Conchi’ y la rampante ineptocracia en el sector público

Concepción Cascajosa, la nueva presidenta de RTVE.
Ampliar
Concepción Cascajosa, la nueva presidenta de RTVE.

· Por Alfonso Merlos, Presidente del Grupo "El Mundo Financiero"

domingo 31 de marzo de 2024, 10:27h
Se postuló para gestionar RTVE y quedó la 86 de 95 aspirantes. No está nada mal (podría haber sido peor). No se la puede considerar, en solitario, “el farolillo rojo” pero sí una mujer claramente integrante, por deméritos propios y bien documentados, “en el pelotón de los torpes”. Es Concepción Cascajosa, ‘Conchi’ una catalana que se ha esforzado, en primera persona, en difundir la comunicación “con óptica socialista”. ¿Qué mejores credenciales, por tanto, que la ineptitud y el sectarismo ideológico para encaramarse a un ente que, por estatutos, ha de aspirar a la independencia y a la excelencia profesional? ¿Qué podría salir mal con Conchi? ¿Qué no podría encajar?

Pero Conchi no es una anomalía, ni un caso aislado, ni una anécdota, ni un borrón en una esquina, esencialmente porque pagar las fiestas de quienes viven colocados de doctrina de baratillo y arrastrados por sus carencias intelectuales le sale carísimo a las achatarradas familias y a las maltratadas clases medias españolas.

No por estar padeciendo constantemente a indoctos del más diverso pelaje en lo alto de las empresas públicas (¡el portero de bares de lucecitas, Koldo, en el consejo de administración de Renfe!), hemos de bajar los brazos para denunciarlo. Al contrario: porque la percepción del ciudadano es que se siente atracado, y la sensación es que por desgracia -de momento- hay formas de corrupción, groseramente descaradas, que no las recoge el Código Penal… español.

En efecto, es una cuestión de suerte, y de desempeñarse y parasitar empresas públicas en España, el que determinados gestores o asesores no terminen siendo imputados penalmente por malversación de caudales públicos. Porque hay excesos que sobrepasan, con mucho, lo que puede ser la mera prodigalidad y el despilfarro y que sólo quedan en eso, en mero derroche, por la inicua cobertura que a ciertos individuos -las Conchis y los Koldos de turno, según el caso- dan los partidos.

Se atribuye originalmente al gran industrial americano Andrew Carnegie la frase según la cual “el mayor secreto del éxito es rodearse de personas mejores que tú”. Hoy, el camino de la democracia española hacia el desguace, impulsado por el sistema partitocrático, deriva precisamente de la elección y promoción por parte de los políticos de quienes ocuparon el farolillo rojo o se desenvolvieron, en todo caso con soltura, en el pelotón de los torpes, acreditando, con tanta importancia como su ineptitud, su fanatismo. Los más inútiles para la población son los más útiles para nuestros políticos. ¿Estamos dispuestos a cambiarlo?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios