www.elmundofinanciero.com

Innovación en acción, el reciclaje de chatarra impulsa la economía circular

Innovación en acción, el reciclaje de chatarra impulsa la economía circular
Ampliar

· La gestión de chatarra en España es un proceso regido por una serie de normativas y protocolos que buscan regular el manejo adecuado de estos materiales para garantizar su tratamiento responsable y sostenible, dentro del marco de la gestión integral de residuos

martes 25 de junio de 2024, 08:21h
La normativa aplicable abarca aspectos legales, medioambientales y de seguridad laboral, asegurando que el manejo se realice de manera eficiente y respetuosa con el entorno. En primer lugar, la normativa española establece que la gestión de desechos, incluida la basura de metal, se rige por la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados. Esta ley tiene como objetivo principal prevenir su generación, fomentar su reutilización y reciclaje, y promover una gestión adecuada que minimice su impacto ambiental. Además, existen normativas específicas relacionadas con la gestión de residuos metálicos, como la Orden MAM/304/2002 sobre la gestión de chatarra y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

En cuanto al proceso de gestión, este comienza con la recogida de los materiales metálicos en desuso, que pueden provenir de diversos sectores como la construcción, la industria, los automóviles o los electrodomésticos. Es fundamental que esta recogida se realice de manera selectiva y controlada, separando los diferentes tipos de metales para facilitar su posterior tratamiento y reciclado.

Una vez recogido el material, se procede a su transporte a las plantas de reciclaje o centros de tratamiento autorizados. Estos centros deben cumplir con estrictas medidas de seguridad y contar con la correspondiente autorización administrativa para operar. Durante el proceso de gestión, se lleva a cabo la clasificación y separación de los metales según sus características y composición, lo que permite optimizar la recuperación y reutilización de estos materiales.

Uno de los aspectos clave es el tratamiento de los desperdicios generados durante el proceso. La normativa establece que estos deben ser gestionados de manera adecuada, evitando su vertido incontrolado y garantizando su correcta eliminación o valorización según corresponda. Esto incluye la gestión de basura peligrosa que pueda estar presente en la chatarra, como aceites, líquidos refrigerantes o componentes electrónicos.

Además de las regulaciones medioambientales, también está sujeta a normativas de seguridad laboral. Los trabajadores que manipulan estos materiales deben contar con la formación y equipos necesarios para realizar su trabajo de manera segura y minimizar los riesgos asociados a la exposición a sustancias peligrosas o a condiciones de trabajo adversas.

“Cada servicio que ofrecemos está diseñado para reducir el impacto ambiental y fomentar prácticas sostenibles en la gestión de residuos”, comentan en Subreciclaje.

La gestión de chatarra en España se enmarca en una normativa estricta que fomenta un manejo responsable de estos materiales. Esta regulación impulsa el reciclaje, la reutilización y la valorización, mientras garantiza la protección del medio ambiente y la salud de los trabajadores que participan en su gestión. Este enfoque normativo contribuye no solo a la sostenibilidad ambiental, sino también al desarrollo de prácticas más seguras y eficientes en el sector de la gestión de residuos, promoviendo así un impacto positivo en la sociedad y el entorno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios