www.elmundofinanciero.com

AÑO CRUCIAL

A.T. Kearney prevé una reestructuración de la deuda en el sector del Petróleo y Gas

A.T. Kearney prevé una reestructuración de la deuda en el sector del Petróleo y Gas

· REPSOL, que ya ha perdido este año casi un 50% de sus beneficios, podría ser una de las grandes afectadas del sector

domingo 08 de mayo de 2016, 09:59h
La caída de los precios del crudo llevará a las empresas petrogasísticas a buscar los compradores que haya en el mercado para reestructurar la deuda, según el informe Oil and Gas M&A Outlook de A.T. Kearney. El informe, publicado hoy, revela que 2016 será un año crucial para todas las empresas del sector, que tratarán de complementar unas duras reducciones de costes y capital con desinversiones, e inclusive en algunos casos, fusiones. Las empresas del Petróleo y Gas, con balances sufriendo por el desplome del petróleo, tendrán que desprenderse de activos y buscar socios que les den liquidez antes de quedarse sin opciones de financiación. Las que gocen de mejor posición financiera podrán aprovechar oportunidades en reservas y fusiones.




“Habrá muchas oportunidades para los compradores potenciales y esperamos ver un aumento de activos y empresas en venta”, predice Richard Forrest, socio responsable de la Práctica de Energía de A.T. Kearney a nivel global. “Además de reducir costes e inversiones, el imperativo actual para la supervivencia es reforzar el balance general, mediante inyecciones de capital de los accionistas, refinanciación de la deuda y venta de activos”, añade Víctor M. Pérez, socio responsable de Energía en la Península Ibérica.

La actividad de M&A en el sector del Petróleo y Gas fue limitada en 2015. Unas pocas operaciones importantes acapararon titulares, como la adquisición por 81.500 millones de dólares del Grupo BG por parte de Royal Dutch Shell. El valor de las fusiones en empresas “midstream” aumentó en un 68 por cien, con la de Energy Transfer Equity-Williams a la cabeza. Las sociedades limitadas (MLP, en inglés) contribuyeron en gran medida a este aumento, ya que fueron responsables de más de la mitad del valor de todas las operaciones.

Sin embargo, el valor “aguas arriba” bajó un 13 por cien y, si excluimos el impacto de la descomunal operación de Shell-BG por 81.500 millones en 2015, la caída hubiera llegado al 54 por cien. El volumen total en Servicios Petrolíferos bajó en un 61 por cien, y con la excepción de la fusión Cameron International-Schlumberger, las diez mayores operaciones implicaron inversores financieros, no empresas del sector de petróleo y gas.

La reciente volatilidad de precios ha creado diferencias notables en las expectativas de valoración entre compradores y vendedores, lo que retrasa la toma de decisiones. Las empresas se centran ahora en conservar liquidez y reducir costes, pero ante un entorno más prolongado de lo esperado de precios bajos, están agotando rápidamente sus opciones, y van a tener que ir más lejos y cambiar estructuralmente su estrategia, y modelo.

Se trata de un año crucial, en que la liquidez y el efectivo motivarán la reestructuración de las empresas con elevado nivel de costes y deuda, señala el informe. Las que tengan posiciones de deuda elevadas, especialmente si dependen de sus reservas (Reserve Based Lending, en inglés), podrían quedarse sin financiación y con poco crédito, lo que les llevaría a desprenderse de activos que tuviesen mercado y liquidez.

De ahí saldrán oportunidades para quienes quieran y puedan adoptar estrategias a la contra y aprovechar estructuras creativas. Las operaciones —de adquisición, asociación o desinversión— serán un modo vital de aumentar el valor, recortar costes, y moverse en un panorama nuevo y más turbulento.

“Los compradores escasean, pero la situación actual ofrece una gran oportunidad a quienes tengan la solidez financiera necesaria”, explica Consuelo Prieto, socia de Energía en Iberia.

“Las empresas, incluyendo algunas de las estatales (las NOC, en inglés), pueden aprovechar el clima actual para garantizarse reservas o ampliar operaciones, y los inversores financieros trabajan a toda velocidad para estar preparados. Es probable que cualquier aumento del precio del petróleo que dure un par de trimestres produzca un aluvión de operaciones”.

Las independientes (IOCs en inglés) más fuertes tendrán la oportunidad de adquirir activos con grandes descuentos, en lo que jugarán un gran papel los acuerdos de deuda y las redeterminaciones. Los inversores financieros también buscarán oportunidades de poner a trabajar su capital para obtener diferentes niveles de rentabilidad mediante diferentes enfoques de M&A.

Estos independientes se centrarán en reducir costes estructurales y mejorar su cartera, para lo que efectuarán adquisiciones selectivas y continuarán con sus programas de desinversión, más que con megafusiones. BP, Chevron y Shell, por ejemplo, han anunciado más de 45.000 millones de dólares en ventas de activos en los próximos años.

El informe prevé que la geopolítica juegue un gran impacto en la actividad de fusiones y adquisiciones, dado que la austeridad fiscal limitará las operaciones en Oriente Medio, mientras que en China habrá operaciones oportunistas de acuerdo con la visión de Xi Jinping; “un cinturón y un camino”. 2016 será también el año de la consolidación para las empresas más pequeñas que se convertirán en objetivos o empezarán a considerar opciones creativas de financiación.

“El año requerirá decisiones difíciles y una mentalidad de supervivencia para muchos operadores no competitivos”, concluye Víctor M. Pérez. “Para quienes estén dispuestos a pensar y actuar creativamente, 2016 será un año de transformaciones en las empresas y en el sector a largo plazo”.

El informe se basa en un estudio y análisis mundial de A.T. Kearney del sector del Petróleo y Gas en toda la cadena de valor —desde las grandes petroleras, las estatales y las independientes líderes a las empresas de servicios y los inversores financieros— así como en entrevistas con altos directivos del sector. El estudio incluye las fusiones y adquisiciones en el sector desde enero de 2003 a diciembre de 2015, siguiendo los códigos de la Clasificación Industrial Estándar (SIC).

Las siguientes transacciones no están incluidas en nuestro análisis:
  • Entre socios o empresas matrices alguno de los cuales no operan en el sector
  • Las clasificadas por Dealogic como recompra
  • Las que se anunciaron fuera del periodo de análisis

La mayoría de las operaciones se muestran sobre una base anual a menos que se indique lo contrario y se registran por fecha de su anuncio, no por la fecha en que se cerraron, por estar la primera más próxima a su negociación.

Dealogic es la fuente principal de todos los datos de M&A. Rystad Energy ha proporcionado todos los datos de reservas, economía de campo y producción, así como información para clasificar las independientes. Las categorías SIC se basan en la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional del Departamento de Trabajo estadounidense.

A.T. Kearney es pionera y referente en la consultoría de alta dirección a nivel mundial desde 1926 con oficinas en más de 40 países. Desde 1926 somos asesores de confianza en temas cruciales para organizaciones punteras en el mundo. A.T. Kearney es un partnership comprometido con sus clientes en la consecución de resultados inmediatos y ventajas competitivas diferenciales.

· Más información en:::>>>
  • www.atkearney.es
  • www.atkearney.com
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios