www.elmundofinanciero.com

LA VERDAD POR DELANTE

Enrique Calvet ha sido europarlamentario y es Presidente de ULIS.
Enrique Calvet ha sido europarlamentario y es Presidente de ULIS.

Ya que nos insulta… (y II)

· Por Enrique Calvet, ex europarlamentario y Presidente de ULIS

lunes 07 de junio de 2021, 08:07h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Ya vimos hace una semana una primera razón por lo que era injusto tildarnos de revanchistas y vengativos. Sencillamente porque creemos que no hay democracia estable ni Nación de ciudadanos con futuro si se destroza el Estado de Derecho y se apoya a los destructores del bien común. También apuntamos la plausible desfachatez de quien nos acusara de bajos instintos revanchistas desde el apoyo furibundo a cainita y sectaria Ley de Memoria Democrática o Histórica.

Existen otros varios motivos por los que la acusación de Pedro Sánchez es injusta, pero sólo destacaremos el que más nos duele.

Muchos de los que Sánchez considera ávidos de revancha creemos que lo peor de esta etapa histórica, de los últimos 25 años al menos, probablemente más, ha sido el abandono total de millones de ciudadanos que habitan o habitaban la Cataluña española frente a la ofensiva opresora separatista, cainita y atentatoria a sus derechos democráticos más elementales. Pensamos también en esos millones de jóvenes entregados a la propaganda secesionista sin freno y a una educación basada en la mentira, en la transformación revanchista de los hechos y la Historia y en la magnificación del odio a España y a lo español. A sí mismos, en tres palabras. Son estos jóvenes cuasi analfabetos fanatizados que insultan su bandera, que cortan impunemente la Meridiana, que hacen de Barcelona una ciudad sin Ley por etapas o que idolatran a los asesinos terroristas que mataron a sus padres. Pero pensamos muy mucho, y con angustia humanista y democrática, en los que llevan años soportando la pérdida de sus derechos civiles sometidos al amendrentamiento, el clientelismo, la intimidación de rebaño, el omnímodo discurso racisto-separatista, la pérdida de libertades…Pensamos en los 14000 profesores que tuvieron que salir de la región catalana, en los ciudadanos a los que obligan a sentirse “extranjeros en su tierra” como muy bien definiera Antonio Robles, en los que temen a la multa por sólo rotular en catalán, en los agredidos por asistir a una charla universitaria, en los que no pueden educar a sus hijos en español, la única lengua común de su patria, en los que no pueden abrir un negocio sin enseñar patita blanca ante los separatistas, ( y pagar lo suyo), en los apedreados por asistir a mítines electorales de unas elecciones que hace mucho que dejaron de gozar de condiciones democráticas, en los inmigrantes que echan de su trabajo por no hablar catalán, en los que temen, guardias civiles o no, que sus hijos sean avergonzados y humillados en el patio del colegio por ser “españoles”…estamos pensando en la raza oprimida, con sus vejaciones, que llevan una estrella amarilla invisible. Todas esas lamentables fechorías, por supuesto, se realizan de manera impune y con la complicidad activa o pasiva de los Gobiernos de España. Esa vergüenza recogerá la Historia. Estos ciudadanos que tendrían motivos para solicitar venganza, en general, sólo desean poder ser españoles en su tierra sin ser oprimidos, recuperar sus derechos civiles y su democracia. Esto empezó mucho antes del Presidente Sánchez, ya lo dijimos, pero el abandono del Gobierno de su máxima responsabilidad, proteger a los ciudadanos del enemigo externo e interno, ha ido “in crescendo” hasta límites intolerables (recordemos la Ley Celaá). Y los ciudadanos, y nosotros, no pedimos revancha ni tenemos sed de venganza, pedimos que no se destruya la pequeña esperanza que le queda a los oprimidos de que el Gobierno les vuelva a proteger y reinstaure sus libertades. Por ejemplo no indultando contra toda ética a quienes ejecutan día tras día las fechorías enumeradas. Su dilema, Señor Sánchez, no es ser vengativo o no, es, en términos éticos, humanistas y políticos, decidir si se une del lado de los oprimidos o ser cómplice de los opresores. A nuestro juicio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios