www.elmundofinanciero.com

PÉRDIDA DE LA MISIÓN VV17

Fallo del vuelo VV17 de Vega: Arianespace y la ESA nombran una comisión de investigación independiente

Fallo del vuelo VV17 de Vega: Arianespace y la ESA nombran una comisión de investigación independiente

  • Las tres primeras etapas funcionaron normalmente, hasta el encendido de la etapa superior AVUM, ocho minutos después de abandonar la plataforma de lanzamiento

miércoles 18 de noviembre de 2020, 10:28h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

El martes, 17 de noviembre, Arianespace anunció la perdida de la misión VV17 de Vega, que llevaba a bordo dos cargas útiles: el satélite SEOSAT-Ingenio de la ESA y el satélite TARANIS del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES). Dos meses y medio tras la exitosa reanudación de los vuelos de Vega, el vehículo de lanzamiento despegó según lo programado, a las 02:52 CET del 17 de noviembre (22:52 hora local del 16 de noviembre), desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa). Las tres primeras etapas funcionaron normalmente, hasta el encendido de la etapa superior AVUM, ocho minutos después de abandonar la plataforma de lanzamiento. En ese momento se detectó una degradación en la trayectoria, seguida de la pérdida de control del vehículo y la subsiguiente pérdida de la misión.

El lanzador cayó en un área totalmente deshabitada, cerca de la zona de descenso prevista para la etapa Zefiro-9.

Las investigaciones iniciales llevadas a cabo durante la madrugada con los datos disponibles indican que la causa más probable de la pérdida de control del vehículo sería un problema relacionado con la integración del sistema de activación de la tobera de la cuarta etapa AVUM.

Siguiendo los protocolos estándar, Arianespace y la ESA establecerán el 18 de noviembre una comisión de investigación independiente presidida por Daniel Neuenschwander, director de Transporte Espacial de la ESA, y Stéphane Israël, director ejecutivo de Arianespace. Esta comisión proporcionará pruebas detalladas para explicar por qué no se dieron los pasos necesarios para identificar y corregir el error de integración. La comisión elaborará una hoja de ruta para que Vega retome los vuelos en condiciones de completa fiabilidad. Arianespace y la ESA presentarán conjuntamente los resultados de esta comisión.

“Tengo presente en mis pensamientos a todo el personal, especialmente del CDTI y del CNES, que ha trabajado con ahínco en los dos satélites perdidos”, ha señalado Jan Wörner, director general de la ESA. “Me aseguraré en persona de que lleguemos a comprender plenamente la causa originaria, pero también de que Vega regrese con la solidez y la fiabilidad de servicio que ha demostrado desde su primer lanzamiento en 2012”.

La ESA desarrolló SEOSAT-Ingenio como misión nacional española, aunque era el resultado de un esfuerzo de colaboración internacional. Estaba financiada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia e Innovación de España. Entre los socios estaban Airbus Defence and Space, principal contratista industrial del satélite.

La misión española de imágenes terrestres en alta resolución SEOSAT-Ingenio se había diseñado para ofrecer imágenes en alta resolución de la cubierta terrestre. Al tomar imágenes con un alto grado de detalle, la misión habría beneficiado a la sociedad de diversas formas, como en la vigilancia del uso del suelo, la ordenación urbana y la gestión del agua. Con su capacidad de mirar hacia los lados, habría sido capaz de acceder a cualquier lugar del planeta en un plazo de tres días, por lo que podría haber ayudado a elaborar mapas de desastres naturales, como inundaciones, incendios y terremotos.

El director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA, Josef Aschbacher, ha señalado: “Estamos todos muy tristes por la pérdida de la misión de imágenes terrestres SEOSAT-Ingenio. Pero, a pesar de esta pérdida, quiero recordar que hemos alcanzado al cien por cien el otro objetivo, que era desarrollar un conocimiento experto sólido sobre sistemas espaciales en España. Esto ha quedado demostrado recientemente con la firma del contrato con la industria española para liderar la misión de ampliación de Copernicus LSTM”.

Vega es un vehículo de lanzamiento de 30 m de altura y cuatro etapas que opera desde el Puerto Espacial Europeo de la Guayana Francesa. Está diseñado para transportar entre 300 kg y 1,5 toneladas de carga útil, dependiendo de la órbita y la altitud.

El próximo cohete Vega-C de la ESA, una versión aún más potente de Vega, ofrecerá 700 kg más de capacidad y un mayor volumen dentro de una cofia más ancha con un coste similar al de Vega, admitiendo aún más pasajeros por lanzamiento compartido, lo que rebajará significativamente el coste por kilogramo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios