www.elmundofinanciero.com

CONSEJOS PARA REEFINANCIAR TU DEUDA

¿Debo reunificar mi deuda?

¿Debo reunificar mi deuda?
Ampliar

· ¿Cuándo pedir un préstamo de reunificación de deudas?

viernes 03 de abril de 2020, 13:10h
Por muchas razones, puede que acabemos, por desgracia, acumulando más deuda de la que podemos asumir mensualmente. Esto, lejos de avergonzarnos, es algo que puede pasarnos a cualquiera, especialmente en estos momentos de incertidumbre que estamos viviendo, Por ello, puede que necesites pedur un préstamo de reunificación de deudas.

Este tipo de créditos están especialmente pensados para situaciones en las que nuestra deuda se nos hace difícil de asumir. Este tipo de préstamos suelen disponer de cuotas más bajas que lo habitual, importes más amplios y además plazos más largos, ya que se piden precisamente por no poder pagar la mensualidad.

Por supuesto, esto tiene una contrapartida, y es que acabarás pagando más a largo plazo.

¿Cuándo pedir un préstamo de reunificación de deudas?

Refinanciar tu préstamo puede ser una idea estupenda. No es una medida que agrade tomar ya que se debería hacer solo en situaciones límite, pero puede aligerar nuestra carga mensual y significar la diferencia entre llegar o no a fin de mes.

No obstante, adquirir más deuda significa, como mínimo, alargarla en el tiempo. Y esto siempre significará pagar más intereses, ya que el TAE, cuando más tardemos en pagarlo, más caro nos saldrña. Por ello, siempre tendremos que pedir este tipo de préstamos cuando realmente sea necesario.

Eso sí, cuidado con ajustar mucho el presupuesto. A veces es precisamente asumir una cuota demasiado ajustada lo que nos puede llevar a ésta situación, ya que una pequeña variación en nuestros ingresos puede destrozar nuestra economía.

Consejos al refinanciar tu deuda

Si has sopesado bien los riesgos y beneficios de pedir un préstamo de reunificación de deudas, existen varios aspectos clave que tendrás que tener en cuenta para evitar empeorar tu situación.

En primer lugar, tienes que evitar tomar la primera oferta que te llegue. Ya sea por publicidad o por tu banco tradicional, cuando hablamos de créditos y dinero tenemos que ser muy selectivos. Por ello, deberías usar un comparador para elegir un préstamo personal cuyas condiciones realmente sean las mejores.

A la hora de elegir un préstamo, ten en cuenta que el indicador más fidedigno de cuánto vas a acabar pagando es la TAE, o Tasa Anual Equivalente, que significa el porcentaje del dinero prestamo que pagarás en un año. Esto también explica que los préstamos, cuanto más tardemos en pagarlos, más caros salen.

También es muy importante que intentes aprovechar financieras que quieran nuevos clientes. Puede que algunas incluso disminuyan la TAE que estás pagando actualmente. En caso de duda, siempre puedes hablar con la entidad y negociar.

Qué evitar si decides reunificar tu deuda

Ya te hemos dicho qué deberías hacer a la hora de reunificar tu deuda. Ahora tienes que saber qué no hacer.

Es muy importante evitar caer en una espiral de deuda. Por ello, no deberías pedir un préstamo de reunificación de deudas por simple comodidad. Aunque aunar el préstamo de tu coche, portátil y viaje en una sola mensualidad suena muy tentador, acabar pagando un interés extra por ello es peligroso.

Piensa que pagar a lo mejor un 1% extra de TAE suena a poco, pero ese 1% en un préstamo que se alargue durante varios años se traducirá en mucho dinero.

Ten mucho cuidado también cuando simplemente compares los TAE y decidas reunificar tu deuda porque otra entidad te ofrece un TAE menor. Piensa que el TAE de la deuda que refinanciarás tendrá que pagarse igualmente. Por ello, si tu préstamo tiene un TAE del 6% y lo pasas a otro del 5%, no ahorras un 1%, si no que acabas pagando un 5% más.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios